Las terapias celulares y la inmunoterapia son efectivas en cánceres de sangre

0
1073
terapias celulares
terapias celulares

La Fundación CRIS Contra el Cáncer celebra el Día Mundial del Linfoma con un encuentro entre investigadores y pacientes en la Unidad HUNET- CRIS del Hospital Universitario 12 de Octubre, en cuyo financiación participa desde su nacimiento hace 6 años, conjuntamente con otras instituciones y entidades, y el propio hospital. Se trata de una unidad pionera en ensayos tempranos (FASE I/II), integrada en el Servicio de Hematología del 12 de Octubre, que ha conseguido acortar el tiempo entre los resultados de las investigaciones y su aplicación en tratamientos.

Desde su apertura se han realizado un total de 41 ensayos clínicos en fase temprana (fases I/II), lo que ha permitido ofrecer tratamiento a un total de185 personas con distintas enfermedades onco-hematológicas (47% mieloma múltiple, 26% linfoma, 10% leucemias agudas, 7% leucemia mieloide crónica, 6% mielofibrosis, etc), tanto en fases iniciales como en recaídas avanzadas.

El doctor Joaquín Martínez López, Jefe de Servicio de Hematología del Hospital 12 de Octubre, y director de la Unidad HUNET-CRIS, explica que “estos ensayos han permitido ofrecer nuevas alternativas de tratamiento a pacientes en fases avanzadas de la enfermedad o con múltiples recaídas, que ya habían seguido líneas de tratamiento previas y en algunos casos habían agotado las opciones convencionales”. “Comprobamos que el 38% de los pacientes incluidos en ensayos fase I/II mantenían la respuesta sin datos de progresión después de 1 año gracias al tratamiento administrado, y el 67% seguían vivos después de 1 año de tratamiento. Estos notables resultados de eficacia, (sobre todo teniendo en cuenta de que estamos hablando de casos complejos y resistentes a otros tratamientos), se acompañan además de un perfil de seguridad aceptable, ya que solamente el 6% interrumpió el tratamiento de ensayo por toxicidad”, subraya este responsable.

Marta Cardona, directora de la Fundación CRIS Contra el Cáncer, explica por qué la Unidad HUNET-CRIS es el buque insignia de la fundación: “esta Unidad fue nuestro primer proyecto y desde que nació, en 2011, hemos invertido más de dos millones de euros en ponerla en marcha en el Hospital 12 de Octubre. Creemos firmemente que la investigación es el único camino para vencer el cáncer, y un ejemplo claro es nuestra fundadora, Lola Manterola, que gracias a los avances conseguidos en este tipo de cáncer, le ha plantado cara al mieloma múltiple”, y añade: “sobre todo, damos la enhorabuena a Joaquín y a todo el equipo del 12 de Octubre por los grandes logros que están consiguiendo, no sólo en el linfoma sino en todos los cánceres de sangre. Y dar las gracias a los socios y a las empresas que hacen posible este proyecto”.

Avances en linfoma

Uno de los logros más importantes conseguidos por la Unidad HUNET-CRIS en el tratamiento de linfoma es la utilización de inmunoterapia con tecnología CAR, que consiste en añadir a las células inmunitarias del paciente ciertas moléculas que actúan como detectores de las células que están causando el tumor. El ensayo utiliza linfocitos T del paciente, células normalmente especializadas en destruir células tumorales pero que en los pacientes se muestran incapaces de rechazarlas.

Estas células serán extraídas, purificadas y modificadas por ingeniería genética para presentar en su superficie estas moléculas de reconocimiento de las células patológicas. La molécula que actúa como detector de células tumorales en este ensayo es un anticuerpo contra anti-CD19, que identificará y se unirá específicamente el marcador CD19 en la célula tumoral diana. De esta manera, el linfocito T puede identificar y unirse a la célula tumoral y actuar de manera normal, destruyéndola. Este ensayo es parte de un macro-ensayo clínico a nivel mundial y brinda una excepcional oportunidad a los pacientes en los que los tratamientos convencionales se muestren ineficaces.

La Unidad HUNET-CRIS  también centra sus esfuerzos en la búsqueda de fórmulas no invasivas para diagnosticar el linfoma, ya que las actuales técnicas implican riesgos. Están trabajando en una alternativa diagnóstica que se basa en el análisis de sangre periférica y/o suero. Se espera identificar determinadas proteínas o secuencias de ADN en el suero que sirvan como marcadores de células de linfoma. Esto proporcionará una herramienta molecular no invasiva para el diagnóstico y monitorización del linfoma tanto en su primera detección como durante su seguimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here