Los avances en el cribado de cáncer de pulmón reducen la mortalidad un 20%

0
1119

El cáncer de pulmón y la EPOC se sitúan entre las cuatro primeras causas de muerte en España

El cáncer de pulmón y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) son dos enfermedades estrechamente relacionadas con el consumo de tabaco. El cáncer de pulmón tiene una supervivencia tan sólo del 15% de los casos a los cinco años del diagnóstico. Asimismo, la EPOC registra un infra diagnóstico del 70%. Es tal su impacto en la salud pública, que en España estas enfermedades se encuentran entre las cuatro primeras causas de muerte.

Los avances realizados en los programas de cribado de cáncer de pulmón han permitido validar la inclusión de nuevos criterios con el objetivo de reducir las tasas de mortalidad. “Uno de los avances más recientes demuestra que realizar una Tomografía Computarizada de baja dosis de radiación (TCBD) en fumadores activos o ex fumadores, que tengan entre 55 y 74 años y que consuman más de 30 paquetes al año, reduce la mortalidad por cáncer de pulmón en un 20%”, asegura el Dr. Juan Pablo de Torres, neumólogo y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). “Asimismo, nuestro grupo investigador ha demostrado que con la inclusión de la presencia de enfisema radiológico dentro los criterios de los programas de cribado de cáncer de pulmón, se mejora la rentabilidad del diagnóstico, incluso en aquellos pacientes que no reúnen los criterios convencionales”, explica.

El Dr. Juan Pablo de Torres y el Dr. Javier Zulueta, ambos especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, tratarán este tema en el marco de conferencias programadas en el 48º Congreso Nacional SEPAR, que se celebrará en Gran Canaria.

Los pacientes con EPOC tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Riesgo especialmente alarmante porque, en pacientes con EPOC, el cáncer de pulmón es una de las causas principales de muerte. “Mejorar la capacidad de detectar aquellos individuos con riesgo de desarrollar cáncer de pulmón es crucial en los pacientes con EPOC”, explica el Dr. Javier Zulueta, neumólogo y miembro de SEPAR. “Los pacientes con EPOC tienen un riesgo dos o tres veces superior de desarrollar cáncer de pulmón que los fumadores activos o ex fumadores que no padecen esta enfermedad. Estos datos refuerzan la decisión de considerar los pacientes con EPOC como población diana para los programas de cribado de cáncer de pulmón”, añade.

Otro de los retos en los programas de cribado es la selección adecuada de aquellos pacientes que por su condición y características se pueden beneficiar más del programa. “Mediante el Score de cribado de cáncer de pulmón en EPOC (COPD-LUCSS) es posible clasificar los pacientes con EPOC en 2 categorías: alto riesgo y bajo riesgo. Los pacientes con alto riesgo tienen 3,5 veces más riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Esta clasificación nos permite realizar un abordaje más eficaz y acorde con los criterios clínicos de cada paciente”, explica el Dr. de Torres. La clasificación COPD-LUCSS se realiza en base al índice de masa corporal, el número de paquetes de tabaco anuales, la edad y la presencia de enfisema.

El conjunto de resultados beneficiosos sugiere que para paliar la elevada tasa de mortalidad que registra el cáncer de pulmón en España es esencial destinar los recursos necesarios para seguir investigando y avanzando en las técnicas y los criterios de los programas de cribado. “La investigación, los avances y la innovación en los programas de cribado de cáncer de pulmón permiten a los profesionales sanitarios realizar una mejor selección de los pacientes con riesgo de desarrollar esta enfermedad ya sea en personas que sufren EPOC, como en las que no”, concluye el Dr. Zulueta. “Realizar selecciones de pacientes cada vez más concretas es clave para el diagnóstico, el abordaje, la mejora de la calidad de vida de estas personas y para lograr aumentar la baja supervivencia registrada actualmente”, añade.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here