Los mayores se hidratan menos que los adultos jóvenes, tanto en Europa como en EE.UU.

0
612
La 11ª Conferencia de la Federación Europea de Sociedades de Nutrición, que tendrá lugar en Madrid del 26 al 29 de octubre, abordará de forma monográfica en el Simposio “Hidratación: un aspecto clave de la nutrición”, novedosos aspectos sobre la importancia de la hidratación, como las pautas y recomendaciones de ingesta de líquidos según el tipo de trabajo que se realice y el entorno en el que se desarrolle, o la situación de España en cuanto a ingesta de líquidos de la población en relación con otros países.

Según Patricia Padrao, perteneciente a la Facultad de Ciencias de la Alimentación y la Nutrición de la Universidad de Oporto (Portugal), y uno de los ponentes que participará en el Simposio, los estadounidenses son la población que más consumo total de agua realiza a diario (entre 2.84 L/día y 3.91 L/día de promedio), seguidos de los canadienses (de 2.41 L/día a 3.04 L/día), mientras en Europa los valores son bastante inferiores (entre los 1.98 L/día en Francia a los 2.62 L/día de Holanda), pese a cumplir con las recomendaciones generales. Según la especialista, los hombres realizan un mayor consumo total de agua que las mujeres, tanto en los países del viejo continente como en EE.UU.

En Europa, y según los datos relativos a “ingesta total de bebidas” existen aparentemente grandes diferencias respecto al consumo de líquidos entre una población y otra, junto a las variaciones metodológicas entre las encuestas nacionales. En concreto, Italia parece ser el país  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentoscon una ingesta menor (aproximadamente 1l /día) mientras España presenta los valores superiores (hasta casi 2 litros/día) en adultos, teóricamente superiores a Reino Unido, Bélgica y Portugal.

En la tercera edad, la ingesta diaria media es inferior a los adultos jóvenes, tanto en Norteamérica (de 2.14 L/día a 2.99 L/día) como en Europa (de 1.61 L/día a 2.24 L/día), siendo la etapa de la vida con mayor porcentaje de personas que no alcanzan los valores de referencia (en algunos países, hasta la mitad de la población dentro de esa etapa).

La hidratación en el lugar de trabajo y sus pautas
Otro de los elementos clave que no ha recibido suficiente atención hasta ahora es la necesidad de mantener una adecuada hidratación en el lugar de trabajo, que deberá adaptarse a las necesidades individuales, características del trabajo y entorno donde éste se desarrolla. En un trabajo de intensidad física media y un ambiente poco caluroso, se recomienda beber por lo menos un vaso de agua o líquido cada hora. Según el Prof. Dr. Lluis Serra Majem, Presidente de la Fundación de Investigación de la Nutrición (FIN) y otro de los ponentes que participarán en la conferencia, “para una misma temperatura de 35º C, un trabajo sedentario puede producir una pérdida de líquidos a través de la sudoración de unos cinco litros mientras que uno intenso podría llegar a unos 16 litros en una jornada”.

Para este experto, la falta de hidratación puede provocar alteraciones en la eficacia en el trabajo, grado de atención y, sobre todo, en la salud del trabajador. La deshidratación aumenta el esfuerzo cardiovascular aumentando 4 latidos al minuto por cada porcentaje de peso corporal perdido, lo que lleva a un aumento de la percepción de fatiga, y en un trabajador deshidratado, puede alterar su productividad laboral. Diversos estudios muestran que cuando la deshidratación excede un 2% del peso corporal, el rendimiento y la capacidad de trabajo disminuyen y aún más si se trabaja con calor.

Para favorecer un mayor conocimiento en este campo en los profesionales de la salud, responsables de empresas y autoridades, se ha desarrollado una Guía que presenta los últimos conocimientos en el campo de la hidratación y la salud ocupacional que se abordarán durante el Simposio. “Es muy recomendable promover los descansos durante el trabajo, aunque en muchos casos las empresas opinen que sea una pérdida de tiempo y de productividad. De hecho es más probable que el mantenimiento de la hidratación mantenga una productividad suficiente para compensar los descansos, especialmente en ambientes calurosos, con aire acondicionado o con una gran carga de trabajo tanto físico como intelectual”, apunta Serra Majem.

Estrategias en la ingesta de líquidos para un mayor rendimiento deportivo
En situaciones concretas como la práctica deportiva, la importancia de una adecuada hidratación es si cabe aún mayor. Para el Prof. Dr. Ron Maughan, de la Escuela del Deporte, Ejercicio y Ciencias de la Salud de la Universidad de Loughborough en Reino Unido y uno de los expertos que pasarán también por el Simposio sobre hidratación, unos simples consejos pueden ayudar al atleta a valorar su estado de hidratación y desarrollar una estrategia personalizada en función del ejercicio a realizar, el entorno y las necesidades individuales. “Una estrategia apropiada tendrá en cuenta el estado de hidratación previo al ejercicio así como la necesidad de líquidos, electrolitos y energía antes, durante y después del mismo”. Las necesidades de carbohidratos también variarán y las bebidas deberán contener variedad de azúcares para maximizar la absorción y la oxidación.

Por último, está prevista la asistencia de Maxime E. Buyckx, Health and Wellness Programmes. Global Scientific and Regulatory Affairs. Coca-Cola. Atlanta (EE.UU.), que contará los trabajos que está llevando a cabo el instituto internacional ILSI creado en 2001 para proporcionar conocimiento científico sobre hidratación, abordando las conclusiones de algunos de sus trabajos más relevantes.