Más del 50% de la población tiene el colesterol elevado

0
652
Numerosos estudios han demostrado durante años que la dieta mediterránea es capaz de prevenir el desarrollo de los factores de riesgo cardiovascular y que sus componentes tienen un efecto cardioprotector.

Sin embargo, a pesar de sus claros beneficios, los hábitos de alimentación están cambiando en nuestro país hacia dietas más hipercalóricas, ricas en grasas animales y azúcares simples. Los expertos alertan de que en los próximos años, y debido también al aumento del sedentarismo, se producirá un repunte de la morbi-mortalidad cardiovascular en la población.
 
En la actualidad, más del 50% de los españoles sufre hipercolesterolemia (colesterol elevado), un factor de riesgo que puede derivar en cardiopatía isquémica, la primera causa de ingresos hospitalarios y de mortalidad en España. Para hacer frente a esta problemática, los especialistas, además de implantar un tratamiento farmacológico, insisten en la necesidad de modificar el estilo de vida y reducir las calorías para no superar el porcentaje de grasa total en la dieta del 30-35%. Sin embargo, se calcula que sólo 1 de cada 10 pacientes cumple de forma correcta este tipo de recomendaciones, aunque está comprobado que una alimentación cardiosaludable podría reducir en un 50% la mortalidad.
 
Con motivo del Día Mundial de la Salud el próximo 7 de abril, AstraZeneca presenta ‘Alimentación y Riesgo Cardiovascular’, el primer libro dirigido a la población general y al  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentoscolectivo médico que pone de manifiesto la relación existente entre las patologías crónicas cardiovasculares y su relación con la alimentación, tanto en su plano preventivo como en su control.
 
¿SABÍAS QUE…

  • Más del 50% de la población tiene un colesterol de 200mg/dl o mayor, pero sólo 3 de cada 10 pacientes diagnosticados y tratados alcanzan los objetivos terapéuticos adecuados. El colesterol elevado es el tercer factor de riesgo cardiovascular modificable más prevalente, tras el tabaquismo y la hipertensión arterial.
  • Según datos de la última Encuesta Nacional de Salud, en 2004 las enfermedades cardiovasculares causaron 123.867 muertes (339 muertes diarias), 56.359 en varones y 67.508 en mujeres, lo que supone el 33% de todas las defunciones.
  • El colesterol elevado juega un papel fundamental en el desarrollo de la enfermedad aterosclerótica, de la cardiopatía isquémica y la enfermedad cerebrovascular. El control de las hiperlipidemias en general consiguen reducir e incluso revertir la progresión de las placas de ateroma en las arterias.
  • Las grasas no deben representar más de un 30-35% de las calorías totales diarias. Las grasas saturadas deben ser menos del 10% y un 20% entre monoinsaturadas y poliinsaturadas. La ingesta de colesterol debe ser menor a 300mg/día, por lo que se deberá limitar el consumo de embutidos, carnes rojas, vísceras y yema de huevo, y optar por el aceite de oliva y las grasas de origen vegetal y pescado. Los hidratos de carbono deben suponer entre el 50 y el 60% de nuestra dieta diaria, intentando elegir siempre entre cereales, patatas y legumbres.
  • La ingesta de fibra reduce las concentraciones plasmáticas de colesterol total y LDL. En concreto, cada 5-10g de fibra soluble reduce las concentraciones de LDL entre un 5 y un 10%. Además, una ingesta elevada de fibra podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular entre un 20 y un 40%.
  • Los flavonoides del cacao protegen contra la enfermedad cardiovascular por sus efectos antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorios, así como por la capacidad de aumentar el HDL sérico a la par que reducen el LDL del plasma.
  • El consumo de té verde posee efectos cardioprotectores como antioxidantes, antitrombogénicos, antiinflamatorios y mejora la velocidad del flujo coronario.