NIEVES ÁLVAREZ: ¡Me encanta el “mundo farmacia”! No puedo pasar sin él

0
2486

Lleva ya un tiempo lejos de esas pasarelas en las que brilló con méritos propios como nuestra top más internacional. Pero tanto entonces, enfundada en las creaciones de los más grandes de la moda, como ahora, alejada de aquella vorágine pero siempre vinculada al mundo de la moda, Nieves Álvarez sigue transmitiendo ese aire de cercanía y normalidad que la ha convertido en el prototipo de la antidiva. 

El suyo es un caso de carrera estupendamente gestionada. Tras muchos años en la primera fila de las pasarelas, donde fue musa de los más grandes y acaparó todas las portadas que se puedan imaginar, Nieves disfruta ahora de un cambio de ritmo totalmente voluntario y planificado. Sigue vinculada al mundo de la moda, es imagen de varias firmas y colabora con un buen número de causas solidarias, pero funciona a otro “tempo” y, sobre todo, se rige por otras prioridades que, además, tienen nombre propio: Adriano, de cuatro años, y los mellizos Bianca y Brando, de dos. Nieves está casada desde 2002 con el fotógrafo italiano Marco Severini y la familia está instalada en Madrid, ciudad natal de la modelo. Hablamos con ella durante la presentación de un nuevo producto de una de las firmas de las que es imagen, Astor.

-Aunque no has parado de trabajar y sigues al pie del cañón, ¿cómo se ve la vida ahora que “te has bajado” de la pasarela?
Muy bien. Cuando dejé los desfiles tenía muy claro que lo que quería era ser madre y en esas estoy…. Lo he asimilado muy bien, me he adaptado estupendamente  a mi nueva vida. Es cierto que sigo trabajando mucho, pero sabiendo que la prioridad ahora mismo son mis hijos y mi familia.  El “grueso” de mi trabajo ahora lo forma  la colaboración con distintas marcas. Tengo la suerte de que es un tipo de actividad que me permite seguir dentro del mundo de la moda. Tengo muchos compromisos y sigo haciendo viajes, pero con un chip muy distinto al de mi anterior etapa en la profesión. Antes estaba todo el día subida en un avión y metida en una especie de ruleta que me llevaba arriba y abajo, aunque era con mi total consentimiento y disfrutaba mucho con lo que hacía, pero qué duda cabe de que estaba metida en la vorágine y la locura que suponen los desfiles de alta costura. Ahora, si me proponen un viaje de un día a Nueva York……. pues casi lo rechazo. Esta nueva perspectiva te la dan los años de experiencia y de trabajo.

-Eres madre de familia numerosa, tu agenda está a tope de citas…. ¿te resulta fácil conciliar?
Reconozco que a mi me resulta menos difícil porque el tipo de trabajo que realizo me lo permite. Sí es cierto que a lo mejor paso cuatro días fuera de casa, pero luego estoy dos semanas  seguidas con mis hijos, así que en este sentido, pocas lecciones puedo dar. Eso sí, es evidente que las mujeres que tienen que estar fuera de casa de 8 de la mañana a 8 de la noche tienen que hacer auténticos malabarismos, porque al final, y por mucho que ayuden los maridos, somos las mujeres las que llevamos el peso de la casa y las que estamos pendientes de que todo funcione correctamente. Pienso que tal y como está planteada la sociedad, se trata de un tema difícil, que hace que las mujeres vayamos siempre contracorriente y con un  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentoscontinuo complejo de culpabilidad. Creo que se tendría que hacer algo al respecto.
Aunque está totalmente recuperada desde hace años, Nieves Álvarez padeció durante su adolescencia anorexia nerviosa, y en su día quiso plasmar su testimonio en un libro, Yo vencí la anorexia (Ed. Temas de Hoy). Debido a ello, ha participado en muchas campañas de concienciación contra esta enfermedad.

-Desde la perspectiva que te da el haber padecido y superado este trastono alimenticio, ¿qué opinas del hecho de que pese a la concienciación y la información cada vez mayor que hay sobre el tema, los casos de anorexia y problemas de alimentación sigan en aumento?
Todavía queda mucho por hacer y lo principal es difundir el mensaje de que la belleza es mucho más que tener un peso, lucir una talla determinada o estar delgado. Hay que saber comer, hay que saber alimentarse y hay que saber llevar una vida sana. Lo peor de todo son los excesos, tanto de un lado como del otro. Aunque creo que se ha avanzado mucho en este aspecto, lo importante es seguir concienciado a la gente en general y a los jóvenes en particular sobre este tema. De todas formas, no cabe duda que es na cuestión difícil de afrontar porque vivimos en una sociedad en la que cuanto más guapa, más bella y más maravillosa estás más triunfas y esta creencia lógicamente es fruto de un problema de educación social.
En este sentido, los que ya tenemos una edad debemos de tratar que las cosas cambien, pensando sobre todo en nuestros niños.

-Como madre de tres hijos pequeños, ¿qué pautas nutricionales sigues con ellos?, ¿eres muy estricta?
Intento que coman de una manera sana, pero eso no quita que si en determinado momento quieren una galleta o un chocolote no se lo de. En definitiva, son niños, y considero que pasarse al otro extremo, el de la prohibición absoluta, también acarrea problemas. Lo mejor en este tema, como en otros de la educación infantil, es la  naturalidad. Lo importante es que tengan una alimentación equilibrada en general.

-Muchos de tus compromisos laborales estás relacionados con el mundo de la cosmética. Desde esa visión, ¿cuál crees que es el secreto para lucir un aspecto atractivo y un cutis  luminoso pese al paso del tiempo?
Aunque la herencia haya sido generosa con uno, la piel hay que cuidársela, y creo que esa sigue siendo la asignatura pendiente de muchas mujeres. Es fundamental utilizar los productos adecuados a cada epidermis. Lo que no se puede es seguir usando a los 50 una crema para pieles de 20, y esto no significa que haya que recurrir a los productos más caros.  Aunque actualmente la oferta de cuidados cosméticos es amplísima, hay que ir probando hasta encontrar el producto que mejor va a cada piel en todo momento. Y lo mismo pasa con el maquillaje. A menudo veo a muchas mujeres que son guapísimas pero que no van bien maquilladas; no aciertan con la textura de la base ni con el tono y tampoco la difuminan bien. El truco está en maquillarse de tal forma que el efecto que se consiga sea el de un cutis ‘limpio’..

¿Qué tipo de cosmética usas habitualmente?
Hace años mi dermatólogo me recomendó unas cremas de venta en farmacia, y ésas son las que sigo usando, porque son las que mejor van a mi tipo de piel.

-¿Eres usuaria muy de la farmacia?, ¿te dejas aconsejar por los farmacéuticos?
Más que gustarme…. ¡Me encanta el “mundo farmacia”! Puedo decir que ir de compras a la farmacia es lo mejor que me pueda pasar;  no hay lugar mejor, ya que allí encuentras de todo. Además, por si fuera poco, tengo farmacéutica ‘de cabecera’, que es divina y que siempre me tiene reservadas cremitas, ampollitas y un montón de novedades para que las pruebe, haciendo que me sienta como una reina. Y no sólo acudo allí por cuestiones cosméticas. Es a mis farmacéuticas a quienes recurro primero en cuanto tengo algún tipo de malestar.

-En un futuro inmediato te ves….
Mis planes son seguir con mis colaboraciones y con ello pienso continuar, porque me lleva muchísimo tiempo, ya que, además de las presentaciones, mi compromiso con estas firmas implica hacer muchas campañas al año, rodar anuncios, etc.  Cuando te involucras con marcas así pienso que no sólo basta con prestar tu cara, sino que hay todo un trabajo detrás que exige implicación. Quiero continuar disfrutando de esta nueva faceta de mi trayectoria profesional … y, por supuesto,  de mi marido y mis hijos.

Por Carla Nieto