Piojos: los tratamientos no se deben utilizar con carácter preventivo

0
671
“Sólo se deben tratar los individuos con infestación activa, nunca como prevención porque esto contribuye al aumento de resistencias a los tratamientos”, explica la doctora Virginia Carranza, pediatra social del Instituto Hispalense de Pediatría (IHP). “El hecho de que haya un brote en el colegio no significa que todos los niños estén infestados”, continúa.

 
“El tratamiento incluye pediculicidas, eliminación mecánica de los piojos y liendres y posiblemente, medidas ambientales para prevenir la transmisión de la reinfestación”. Sin embargo, “en menores de dos años no se recomienda inicialmente tratamiento farmacológico. Es preferible la eliminación mecánica”.
 
“Se aplicará siempre sobre cabello seco acompañándose de la eliminación manual de los piojos y liendres. Las cremas y lociones son más eficaces que los champús, que se diluyen con el agua”, explica la especialista del IHP. “Tras dejar actuar el producto, debe lavarse el cabello con el champú habitual, peinarlo y dejar secar al aire. Si el tratamiento se ha realizado correctamente, a las 24 horas la persona deja de ser infectiva”, culmina. No obstante, “muchos pediatras recomiendan repetir un segundo tratamiento a los siete días de haber realizado el primero”.
 
Nuevos tratamientos
“Actualmente, y en base a tratamientos de eficacia demostrada durante mas de cinco años en otros países, está ensayándose el uso de nuevos pediculicidas, sin efectos secundarios locales y con un modo de administración mucho más sencillo, lo que proporciona mayor éxito de tratamiento. En todos los tratamientos hasta ahora descritos, cobra la misma importancia que el pediculicida el uso de lendrera por el cabello, ya que si no se eliminan las liendres nunca se eliminan los piojos”.
 
¿Qué son los piojos?
Son parásitos diminutos de insectos que se alimentan de la sangre humana. Viven sobre el cuero cabelludo y vello del ser humano y se localizan más frecuentemente en la parte de atrás de la cabeza y detrás de las orejas. La infestación humana de piojos también se conoce como Pediculosis.

Aunque los piojos suelen ser más frecuentes en las áreas con condiciones de vivienda pobres, situaciones de hacinamiento de gente donde la higiene personal es mala, los piojos pueden  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosafectar cualquier clase social. El síntoma más frecuente de la pediculosis es el picor, es debido a que cuando el piojo pica, inyecta una toxina en la piel, antes de succionar la sangre.

El contagio se produce por el contacto directo y prolongado con una persona infestada. El contagio por compartir objetos personales de una persona infestada como cepillos, peines, gorros, tiene poca importancia epidemiológica. Tampoco se relaciona con una higiene deficitaria, los piojos tienen predilección por los cabellos limpios.
 
Medidas de control
“No solamente es necesario el tratamiento de la persona sino que hay que seguir una serie de medidas en la casa”, explica la doctora. “Lavar la ropa de cama e interior con agua bien caliente (por lo menos, durante cinco minutos a 50ºC, sumergir en agua hirviendo durante diez minutos los utensilios de uso personal o aspirar la casa por completo con una aspiradora” son algunas de ellas.
 
“Debe saber que los piojos que infectan a los humanos no parasitan en mascotas u otros animales y que los que parasitan animales no se contagian a las personas. Además, si su hijo padece pediculosis deberá comunicarlo de manera inmediata en el colegio para que se tomen las medidas oportunas de prevención”, culmina.