Radioterapia, crucial en el cáncer de mama

0
710
En los últimos años los datos del cáncer son más esperanzadores, uno de los tratamientos partícipes de estos buenos resultados es la radioterapia (RT). La RT, tal y como comentaba la Dra. Marta Bonet, Oncóloga Radioterápica del Institut Oncològic del Vallès y miembro de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) “contribuye de manera preoperatoria, postoperatoria o exclusiva (radical) en el tratamiento oncológico de un gran número de pacientes afectos de cáncer”.

Según los últimos datos facilitados por el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, se prevén para este año, 2010, unos 24.000 nuevos casos de cáncer en los hombres y 16.000 en las mujeres en Cataluña. Los tumores más frecuentes muestran un patrón diferente al analizarlos por sexos. Así, en las mujeres el tumor más frecuente es el de mama (32%), seguido del colorrectal (14%). En los hombres, el más frecuente es el de próstata (25%), seguido del colorrectal (18%) y el de pulmón (16%). Sin embargo, siguiendo con los datos de esta Comunidad Autónoma, el patrón de mortalidad muestra un cambio de tendencia muy significativo desde los años 90, ya que se ha reducido un 0,7% en los hombres y un 1,18% en las mujeres y la supervivencia relativa a 5 años para todos los tumores (sin contar con el cáncer piel no melanoma), es del 46% en los hombres y de un 56,4% en las mujeres. En el análisis por localizaciones, destaca la reducción de la mort! alidad por cáncer de mama en un 2,7% y de próstata en un 2,6%, siendo, actualmente los cánceres con mayor supervivencia el de mama (81%) y el de testículo (93%). Por el contrario, se ha incrementado la mortalidad por cáncer de pulmón en las mujeres en un 4,8%, debido al aumento de la incidencia de esta neoplasia en el sexo femenino. En esta reducción anual de la mortalidad,  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentossegún afirman desde la SEOR “la radioterapia contribuye de manera muy importante en el tratamiento oncológico de los pacientes lo que comporta una reducción de la mortalidad, así como la detección precoz de diversos cánceres”.

Con respecto al cáncer de mama, la radioterapia juega un “papel crucial” en el llamado tratamiento conservador, “el que evita la extirpación de la mama o mastectomía”, reduciendo el riesgo de recaída local entorno a un 75%, por “lo que éste es el tratamiento estándar para tumores localizados”, añadió la Dra. Bonet. Los resultados estéticos a largo plazo son habitualmente “excelentes”. El poder conservar el pecho reduce el impacto en la imagen personal de la mujer y mejora de forma muy importante su calidad de vida. Asimismo, la RT tras la mastectomía “cuando las características del tumor son muy agresivas, reduce también el riesgo de recaída local y la mortalidad de estas pacientes”.

A pesar de estos buenos resultados debemos seguir trabajando para aumentar los índices de curación y de calidad de vida. Así, gracias a las mejoras tecnológicas, “los servicios de oncología radioterápica de nuestro país disponen actualmente de unidades de tratamiento mucho más precisas que permiten administrar la misma dosis en menos sesiones, por lo que los tratamientos son mucho más cómodos para las pacientes ya que les evitan numerosos desplazamientos”, comenta el Dr. Manuel Algara, del Institut de Oncologia Radioteràpica del Parc de Salut Mar de Barcelona y coordinador del Grupo español de oncología radioterápica de mama de la SEOR. En un futuro no muy lejano, “las 7 semanas de tratamiento postoperatorio en las pacientes con cáncer de mama, se convertirán en 1-3 semanas, para un porcentaje muy importante de ellas”, afirma el Dr. Algara.

Prevención
En cuanto a la detección precoz del cáncer (o programas de cribaje), actualmente la Sociedad Española de Oncología Radioterápica promueve estrategias preventivas “con el fin de mejorar los hábitos de vida saludables como mejorar la dieta, reducir la obesidad y el sobrepeso, promover el ejercicio físico tanto moderado como regular, evitar la exposición al sol de forma excesiva, evitar el consumo de alcohol y de tabaco así como otro tipo de medidas específicas como la vacuna del papiloma humano”, enumeró la Dra. Bonet.