Tratar lesiones con medicina biorreguladora

0
1666
Con la llegada del buen tiempo, son muchas las personas que deciden hacer deporte. Sin embargo, después de mucho tiempo sin practicar ejercicio aumenta el riesgo de lesiones por caídas, fatiga o movimientos bruscos. Ahora ya es posible tratar estas lesiones de manera eficaz y sin efectos secundarios gracias a la medicina biorreguladora, cada vez más utilizada por deportistas de élite y de base.

Los medicamentos biorreguladores se componen de principios activos de origen vegetal y mineral, en microdosis, equivalentes a las que se encuentran en el sistema inmunitario, lo que favorece los mecanismos de recuperación naturales del organismo, sin perjudicarlo, como ocurre con los antiinflamatorios tradicionales. Un estudio de la doctora Laura Ots, del Hospital 9 de Octubre, de Valencia, demostró una recuperación más rápida del esguince con dos medicamentos biorreguladores (Traumeel, un modulador de la inflamación, y Lymphomyosot, para el drenaje linfático). Más de la mitad de los pacientes a los que se administraron ambos medicamentos (56 %) no requirieron baja, lo que sólo ocurrió en el 35 % de los pacientes de los que fueron tratados de manera convencional, sólo con vendaje y frío. La diferencia en los resultados a largo plazo fue incluso mayor: sólo 1 de cada 10 pacientes con medicamentos biorreguladores necesitó una baja de más de una semana frente a 3 de cada 10 con el tratamiento convencional.

Esta especialista asegura que “Traumeel es tan eficaz como otros antiinflamatorios y relajantes musculares en las mismas dosis, pero carece de efectos secundarios. Es por ello que está especialmente indicado, para pacientes que toman muchos fármacos, en quienes el uso de antiinflamatorios puede originar complicaciones.”

La ausencia de efectos secundarios en los medicamentos biorreguladores “da tranquilidad” al médico, explica, incluso en el deporte de competición, ya que “es una sustancia permitida y no Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos provoca incidencias en los controles de dopaje”. Los resultados “se aprecian a las 48-72 horas”, destaca, aunque las lesiones musculares pueden tardar semanas en curarse.

Este medicamento posee variedad de presentaciones, como, comprimidos y pomadas. La doctora Laura Ots indica que se aplican diversas vías de administración según la comodidad del paciente: “Si el golpe es leve, generalmente se recomienda el medicamento por vía oral a través de comprimidos, con lo cual resulta más fácil cumplir con la posología indicada.”

Esta eficacia y seguridad han originado que los tratamientos biorreguladores sean conocidos y utilizados por más del 50% de los deportistas de élite para una rápida recuperación de lesiones, como esguinces y contracturas, según el doctor Andreu Arquer, responsable médico de la Real Federación Española de Atletismo.

Los deportistas, como la población en general, asegura este experto, “requieren una recuperación rápida de un esguince o una contractura y por eso utilizamos medicamentos como Traumeel y Lymphomyosot, lo que permite actuar sobre los moduladores de la inflamación de manera natural antes de que se produzca la hinchazón”. De este modo, “se limitan los efectos nocivos de la inflamación y ésta se resuelve más rápido, por lo que los antiinflamatorios tradicionales no son tan necesarios”. Cuanto antes se apliquen los medicamentos biorreguladores “más limitamos la posibilidad de que la lesión se magnifique”.

Por ese motivo el doctor Arquer recomienda incluirlos en el botiquín de emergencia, junto al
hielo (el frío es la primera medida en un esguince de ligamentos o una distensión muscular).