www.prematuros.info

0
642


La bronquiolitis es una infección vírica del tracto respiratorio inferior que afecta a lactantes y a niños menores de dos años, caracterizada por la dificultad para respirar y por la aparición de silbidos en el niño. La causa más frecuente de esta enfermedad es el Virus Respiratorio Sincitial, VRS, también llamado el virus de los bebés, que en un 90% de los casos es el principal causante de esta infección que adquiere una importancia aún mayor cuando se trata de bebés prematuros.

Por su tipología, el Virus Respiratorio Sincitial es altamente contagioso; permanece en los objetos hasta casi cinco horas, se traspasa mediante el contacto con las manos o la respiración, y contagia a los miembros de una misma familia con facilidad.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

Estas prácticas cotidianas ponen en riesgo a los más pequeños, y facilitan la rápida expansión del VRS, ocasionando las epidemias cada temporada. (Los meses de septiembre a abril son los más propicios para las epidemias de esta enfermedad).

El problema de este virus es cuando se contagia en bebés prematuros. Por la anatomía de sus vías respiratorias, menos desarrolladas y sin anticuerpos a causa de la prematuridad de su nacimiento, son un “objetivo fácil” para el contagio por el VRS.
Estos casos derivan en ocasiones en una bronquiolitis aguda que requiere la hospitalización del bebé en estado grave, y que desgraciadamente puede ocasionar su muerte.


Duplicar la atención

Por ello en los bebés prematuros es muy importante extremar la precaución frente al contagio por el VRS. Las medidas higiénicas en casa son fundamentales: lavar bien platos y cucharas, lavarse bien las manos antes de tocar al bebé, evitar su exposición al humo del tabaco, usar pañuelos desechables, limpiar a fondo los juguetes…

De cara a minimizar los efectos de la bronquiolitis en los más pequeños, la Comunidad de Madrid lanzó una campaña para evitar el contagio durante la etapa epidémica del VRS. Esta campaña está basada en mantener siempre estas medidas higiénicas, extremando las precauciones siempre que haya concentración de niños en lugares cerrados como guarderías.

Para los especialistas en Virus Respiratorios este año, marcado además por la aparición de una nueva cepa del virus de la gripe A, es necesario extremar, ahora más que nunca, las medidas preventivas aprobadas frente a los virus respiratorios en los bebés prematuros.

Se ha podido demostrar que los tratamientos con profilaxis funcionan muy bien en los niños menores de dos años y aquellos que han nacido prematuros. En estos últimos años, gracias al tratamiento preventivo se ha conseguido reducir considerablemente las hospitalizaciones de prematuros por Virus Respiratorio Sincitial.