En España se siguen produciendo anualmente más de 35.000nuevos casos de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)*. En lo que respecta a la infección por VIH se documentan más de 3.000 casos anuales y, aunque se haya producido un leve descenso, la prevalencia del diagnóstico tardío sigue siendo muy elevada (44,6%), con cifras similares a la media europea (48,7%), lo que impacta, tanto en la salud individual de las personas como en el control epidemiológico de la infección.

La estrategia mundial de ONUSIDA “90-90-90” persigue que el 90% de los infectados con VIH conozca el diagnóstico, que, de estos, el 90% esté tratado y que, de estos últimos, a su vez, el 90% tenga carga viral indetectable. A estos objetivos se ha añadido un cuarto 90: que el 90% de las personas que viven con VIH con carga viral indetectable tengan una buena calidad de vida, algo en lo que el doctor Alfonso Cabello, jefe asociado del Servicio de Medicina Interna y especialista de la Sección de Enfermedades Infecciosas de la Fundación Jiménez Díaz, trabaja cada día.  

  • Cuáles son las que Infecciones de Transmisión Sexual que más se han incrementado en la última década y qué caracteriza a cada una de ellas.
    Las infecciones de transmisión sexual están en constante aumento, según informes epidemiológicos tanto del CDC estadounidense, el ECDC europeo, o nuestros datos del Ministerio de Sanidad. Infecciones como la sífilis, la gonorrea y la chlamydia se encuentra en una ascenso constante en la última década. Algunas tienen carácter sistémico y otras, mayoritariamente, producen síndromes anogenitales. Prácticamente todas tienen la capacidad presentarse, ocasionalmente, de manera asintomática, lo cual dificulta el control de la transmisión si no hay un cribado y prevención sistemáticos. La infección por VIH presenta una leve tendencia a la estabilidad en las tasas de incidencia, a pesar de lo cual seguimos muy lejos del control de dicha epidemia.
  • Cuáles son las más peligrosas y las que más preocupan a los expertos en Enfermedades Infecciosas.
    La ausencia de control epidemiológico provoca preocupación en todas ellas. Algunas, como la chlamydia, pueden tener un impacto importante en la fertilidad de la mujer; otras como el virus del papiloma humano pueden provocar tumores en cérvix, ano u orofaringe a lo largo de la vida; y otras, como el VIH, no tienen un tratamiento erradicador eficaz, lo cual conlleva la necesidad de un tratamiento y seguimiento del sujeto durante toda la vida, vigilando que no se produzcan complicaciones derivadas de dicha infección.
  • Qué prácticas de riesgo están contribuyendo a este crecimiento y cuál suele ser el perfil de estos enfermos.
    En general, la ausencia de protección en la relaciones sexuales es el principal factor a tener en cuenta. Ciertas prácticas de muy alto riesgo como el chemsex, que aún hoy en día se da en algunos grupos minoritarios, pueden aumentar exponencialmente dicho riesgo. En base a los informes epidemiológicos, las mayores tasas de incidencia se dan en el colectivo de hombres que tienen sexo con otros hombres, pero, si nos fijamos en los informes europeos, algunas de ellas crecen en todos los colectivos, siendo la franja de edad de los 20 a los 35-45 años donde más casos se producen.
  • Alguna vez se ha referido a ellas como una de las epidemias que aún están lejos de controlarse. ¿Por qué existe esta falta de control? ¿Cree que falta información a la sociedad?
    Probablemente hayan muchos factores que influyan, algunos de ellos, caminan, de manera paralela a la evolución de la sociedad. Sin embargo, no hay duda de que adolecemos de información al respecto. Las campañas encaminadas a la información, cribado y prevención de las ITS son muy escasas y , en muchas ocasiones, no penetran en los colectivos de mayor riesgo.
  • Cómo podemos cortar la cadena de transmisión.
    Sin duda hay que fomentar y desarrollar un buena infraestructura que potencie el diagnóstico precoz, la prevención y el cribado con especialistas en este campo, abordando, no sólo las infecciones de transmisión sexual, sino la salud sexual en su conjunto.
  • En el caso del VIH se habla de “aplanamiento de la curva” y de “un leve descenso” en los colectivos de mayor riesgo. Sin embargo, las cifras de diagnóstico tardío del VIH siguen siendo muy elevadas (44,6%), con cifras similares a la media europea (48,7%). Qué consecuencias tiene el diagnóstico tardío para estos enfermos.
    Las consecuencias, en todos los casos, son negativas. Incrementa la morbimortalidad del individuo, teniendo mayor riesgo de presentarse, tanto eventos graves relacionados directamente con la infección (eventos SIDA), como eventos a medio-largo plazo, no relacionados directamente con el propio VIH, pero si con el estado proinflamatorio que provoca en muchos de estos casos, tales como eventos cardiovasculares o tumorales (eventos no-SIDA). Además, estas personas que se diagnostican “tarde”, presentan durante más tiempo cargas virales elevadas previas al diagnósticos, favoreciéndose de este modo la cadena transmisión, sin ser conscientes de ello.
  • De qué manera el diagnóstico temprano mejora el control de la carga viral.
    Hoy en día sabemos que las personas que viven con VIH, con un adecuado tratamiento y control virológico (indetectables) no transmiten al infección cuando tiene relaciones sexuales. Un diagnóstico y tratamiento precoces, acorta los plazos para conseguir la indetectabilidad del individuo y, por tanto, disminuye la posibilidad de transmisión a otros sujetos.
  • Qué estrategias serían necesarias para su diagnóstico precoz. Cuáles son los retos en el diagnóstico y tratamiento del VIH.
    Un aumento de cribado se antoja fundamental. Evitar las “oportunidades perdidas” de aquellas personas que han tenido contacto con el sistema sanitario y que, en relación a sus síntomas, diagnóstico, u otros aspectos epidemiológicos o relacionados con la salud sexual, se podría haber ofertado una prueba de cribado. La derivación precoz cuando se produce el diagnósticos de un nuevo caso, para instaurar de manera temprana el tratamiento antirretroviral, también es una aspecto a mejorar.
  • Los avances en técnicas moleculares, el desarrollo de tratamientos antirretrovirales y la implementación de la profilaxis preexposición han sido algunos de los temas tratados en el curso anual de la Fundación Jiménez Díaz. Háblenos de ellos.
    Las herramientas que tenemos para el diagnóstico de las ITS han mejorado en los últimos años. Presentan mayor sensibilidad, lo cual nos permite aumentar la probabilidad de diagnóstico tanto en las personas que presenta un cuadro clínico concreto, como en aquellas que realizan cribado sistemático estado asintomáticas. Esto aumenta la tasa de diagnóstico y control de los casos, facilitando la instauración del tratamiento y el cribado de las parejas. La profilaxis preexposición es una de las herramientas más eficaces para prevenir la infección por VIH en aquellas personas que presenten riesgo de adquirirla. El acceso a dichas terapia se convierte en uno de los pilares fundamentales para el control de la epidemia.
  • Qué es “E-Res Salud VIH” y cómo puede ayudar a las personas con VIH y sus familias.
    El objetivo del cuarto 90 es que la personas que viven con VIH lo hagan con una buena calidad de vida. Para ello, es imprescindible que conozcamos cuales son los objetivos de dichas personas para acceder a esa buena calidad de vida; qué esperan y cuales son sus expectativas, cuáles son sus necesidades y que problemas tenemos que afrontar. E-Res Salud VIH persigue conocer y abordar estas otras cuestiones, no tan relacionados con el control virológico de la infección, sino con las necesidad y la salud global de la persona y su entorno. Se trata de incluir, en nuestras acciones, una medicina basada en el valor. Un valor que incluye tanto aspectos clínicos de la propia infección, como las necesidades y objetivos de las personas a las que atendemos.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Avatar

Paula Rivero

Soy de la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94, estudios que completé con los de Historia Contemporánea, licenciándome en...