Martín Sellés: “El trabajo de años ha hecho posible que España tenga un protagonismo en la carrera investigadora por buscar una solución terapéutica frente al coronavirus”

0
513

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, España es actualmente el cuarto país del mundo y el primero en Europa donde más ensayos clínicos con medicamentos se están llevando a cabo para probar su eficacia frente al coronavirus. La colaboración de años entre sistema sanitario y compañías farmacéuticas, con el apoyo de la Administración, la alta cualificación de los profesionales sanitarios y la participación de los pacientes, lo ha hecho posible. En esta entrevista, el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, nos explica cómo está siendo la carrera de la industria farmacéutica por dar solución a la pandemia y cómo “en los próximos meses tendremos noticias positivas con potenciales medicamentos y confío en que a final de año también las tengamos con alguna de las vacunas en investigación, de forma que pueda estar disponible en el primer trimestre del año próximo”.

  • Hace poco se reunía con los Reyes Don Felipe y Doña Letizia a través de videoconferencia a la que también asistía el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, para abordar la participación de la organización en la crisis del COVID-19. ¿Qué temas se han abordado? ¿Qué les han transmitido los Reyes en este encuentro?

Fue un encuentro muy productivo. Pudimos explicar a los Reyes la participación fundamental de las compañías de Farmaindustria en esta crisis: el despliegue para investigar y desarrollar cuanto antes un medicamento o una vacuna contra el coronavirus; el trabajo para garantizar el suministro en medio de la compleja situación global creada por la pandemia, o el apoyo sanitario y social sobre el terreno, clave ante la presión sufrida por el sistema sanitario. Don Felipe y doña Letizia mostraron una gran sensibilidad hacia un sector tan estratégico en medio de esta crisis y un enorme conocimiento sobre nuestro papel, y nos alentaron a seguir trabajando de la mano de las autoridades para salir cuanto antes de esta situación.

  • ¿Cuál es el papel de Farmaindustria en esta crisis?

Como apuntaba, los dos grandes compromisos que las compañías farmacéuticas hemos asumido ante esta crisis sanitaria han sido volcarnos en el hallazgo cuanto antes de un tratamiento eficaz contra la Covid-19 y, por otro lado, asegurar que no se producen problemas de suministro de medicamentos para patología alguna, que ningún paciente se quede sin su medicamento. En ambas prioridades se está trabajando con eficacia y en colaboración con las autoridades sanitarias. No estamos sufriendo problemas serios de desabastecimiento, pese a la situación complicada que genera la pandemia dentro y fuera de España, y se ha avanzado mucho en investigación, con un relevante papel de España, líder europeo en ensayos clínicos contra el coronavirus. En paralelo, hemos trabajado, de nuevo en colaboración estrecha con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y los hospitales, para que no se detengan los ensayos clínicos en marcha en patologías críticas, como puede ser la oncología o la diabetes. Y también hemos estado colaborando sobre el terreno frente la crisis, movilizando ayudas que van desde donaciones de medicamentos y otros materiales y tecnologías sanitarias hasta ayudas directas a organizaciones sociales, e incluso con la participación de profesionales de nuestros laboratorios que se han ofrecido como voluntarios para contribuir con su experiencia en aquellas actividades que las autoridades sanitarias hayan considerado oportunas.

  • En este contexto, ¿se ha reforzado la actividad de la industria farmacéutica española para garantizar el suministro de medicamentos?

Así es. Desde el inicio de la crisis, como decía, las compañías farmacéuticas hemos trabajado muy especialmente en garantizar el suministro de medicamentos. Es clave en un país en el que 25 millones de personas toman cada día al menos un medicamento para mantener su salud. Es una responsabilidad enorme. Todos los laboratorios hemos aplicado planes de contingencia para mantener las plantas de producción a pleno rendimiento, incluso algunas han ampliado turnos o redoblado esfuerzos para incrementar la producción de medicamentos considerados críticos o esenciales en la lucha contra la Covid-19. Los miles de trabajadores de las 82 plantas productivas de medicamentos de uso humano de nuestro país no han dejado de acudir cada día a su puesto de trabajo para hacer todo esto posible. Se merecen un justo reconocimiento por parte de todos.

  • Y al hilo de esto, ¿están encontrando dificultades para hacer esto posible, en cuanto a materias primas procedentes de otros países o por falta de personal?

En este punto mantenemos desde el primer día una coordinación constante con la Administración sanitaria, a través de la Aemps, y con el resto de agentes de la cadena del medicamento (distribuidores y farmacias) para compartir información y tomar las medidas oportunas para garantizar el suministro. La Agencia está haciendo en particular un seguimiento estrecho de algunos medicamentos más demandados ahora, como, por ejemplo, los que se usan habitualmente en las UCI. Las compañías estamos cooperando de manera activa informando diariamente de las existencias disponibles y abriendo vías de entrega urgente, incluidos los fines de semana. Los casos aislados que se han podido dar los hemos resuelto con rapidez. Es verdad que además nos desenvolvemos en un mercado global, pero nuestras compañías han hecho también un esfuerzo grande para contrarrestar los problemas de suministro procedentes de otros países, y se ha trabajado también por parte de nuestra asociación europea, Efpia, en el marco continental para prevenir los problemas. Pueden sobrevenir problemas, por supuesto, pero creo que se está haciendo una gran labor y que si seguimos trabajando coordinados los resolveremos.

  • Y en el campo de la investigación, ¿cómo avanzan los proyectos de I+D y ensayos clínicos para alcanzar un tratamiento eficaz frente al Covid-19 y la tan ansiada vacuna?

La Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (Ifpma) –la patronal mundial del sector, a la que pertenece Farmaindustria- destaca que las compañías farmacéuticas están probando en todo el mundo la eficacia de algo más de 130 medicamentos o combinaciones de medicamentos frente al coronavirus. Además, ya hay más de 100 proyectos de desarrollo de vacunas, y por el conocimiento acumulado y la capacidad de fabricación a gran escala de nuestras compañías farmacéuticas hay muchas probabilidades de que alguna o varias de ellas tengan éxito. Se está haciendo un esfuerzo sin precedentes en el ámbito de la investigación clínica, con muchas compañías colaborando entre sí y con gobiernos e instituciones públicas de investigación. Creo que en los próximos meses vamos a tener noticias positivas con potenciales medicamentos, y confío en que a final de año también las tengamos con alguna de las vacunas en investigación, de forma que pueda estar disponible en el primer trimestre del año próximo.

  • ¿Cuál es el papel de España, de compañías farmacéuticas y hospitales, en estos estudios y ensayos?

Un papel extraordinariamente relevante. Los hospitales españoles, tanto públicos como privados, están siendo muy protagonistas. Ahora mismo en España hay más de 60 ensayos clínicos en marcha y otros tantos estudios observacionales para comprobar la eficacia de medicamentos frente al virus, lo que nos convierte en uno de los países del mundo con un mayor número de ensayos clínicos frente al coronavirus. De hecho, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, nuestro país ocupa el primer puesto en Europa y el cuarto en el mundo en estos ensayos. Y esto no es coincidencia. España es un país de referencia en el mundo en la realización de ensayos clínicos de medicamentos. La colaboración de años entre sistema sanitario y compañías farmacéuticas, con el apoyo de la Administración, la alta cualificación de los profesionales sanitarios y la participación de los pacientes, lo ha hecho posible. Y ese trabajo es el que ahora se pone de manifiesto con nuestro protagonismo en la carrera investigadora por buscar una solución terapéutica frente al coronavirus. Ahora mismo hasta once compañías farmacéuticas asociadas a Farmaindustria coordinan estos ensayos o bien colaboran en otros de iniciativa pública proporcionando la medicación necesaria para llevarlos a cabo en nuestro país. Tenemos que enorgullecernos de ello y seguir trabajando para que España atraiga cada vez más inversión en este ámbito.

  • ¿Está afectando el enorme esfuerzo dedicado al coronavirus a otras patologías? ¿La producción, la investigación, sigue al mismo ritmo?

Vivimos una situación extraordinaria. Todos hemos comprobado cómo los hospitales se han visto desbordados ante la avalancha de pacientes afectados por el coronavirus. Como es lógico, lo urgente manda. Con todo, y con respecto a los ensayos clínicos, desde la Agencia Española de Medicamentos se publicaron con rapidez unas instrucciones que tenían dos objetivos básicos: tratar de mantener en marcha los ensayos de distintas patologías y acelerar al tiempo la puesta en marcha de ensayos de tratamientos contra el coronavirus, y esto sin comprometer la seguridad del paciente. Se preveía desde hacer teleconsultas entre los pacientes participantes y los médicos coordinadores del ensayo hasta llevar la medicación al paciente a su domicilio. Esta implicación de la Aemps y el trabajo de hospitales, investigadores y compañías promotoras están consiguiendo que la situación se esté normalizando con rapidez.

  • Ya hay pronósticos devastadores para muchos sectores de la economía española, pero y la industria farmacéutica, ¿saldrá reforzada? ¿se atreve a hacer un pronóstico?

El sistema sanitario y la industria farmacéutica deben salir reforzados de esta crisis. Si algunas lecciones debemos sacar de ella quizá haya dos principales: que debemos invertir más en nuestro sistema sanitario y que debemos cuidar de sectores esenciales como el de la industria farmacéutica. El sistema sanitario cuida de nosotros cuando más lo necesitamos y es el mejor garante de la igualdad entre todos. Los excelentes profesionales sanitarios que tenemos deben tener los medios para dar un servicio de calidad y afrontar situaciones de crisis como ésta. Junto a ello, hay que mimar y proteger el tejido industrial de nuestro país, las compañías que investigan, fabrican y suministran medicamentos y productos sanitarios, bienes de primera necesidad que incorporan investigación y tecnología de vanguardia. Tenemos que aprovechar como país la capacidad que tenemos para atraer ensayos clínicos. Estas inversiones son un claro ejemplo de la oportunidad que la investigación en medicamentos ofrece a España y que puede ser determinante para avanzar en el logro de un nuevo modelo de crecimiento económico y de sociedad. Los informes a corto y medio plazo indican que España necesita de la colaboración y el compromiso de sectores que ayuden a impulsar la economía para salir cuanto antes de la grave situación económica y social que atravesaremos una vez esté bajo control la crisis sanitaria. Y la industria farmacéutica está preparada para ser uno de estos sectores.

Somos un sector fuerte desde el punto de vista económico, con empleo (41.000 empleos directos, 200.000 si contamos indirectos e inducidos) de alta calidad (94% indefinidos; 62% universitarios) y diverso (52% de mujeres); producimos por valor de 15.000 millones, y somos líderes en exportación de alta tecnología (con el 25%). Además, somos un sector innovador, líder en inversión en I+D industrial (con el 20% del total en España), y lo somos en el ámbito de la investigación biomédica, llamado a ser, junto a la digitalización y la transición ecológica, uno de los puntales de la transformación de las sociedades modernas. Y somos, en fin, un sector de gran alcance social, puesto que el cuidado de la salud es clave hoy día y el medicamento es responsable del 73% del incremento de la esperanza de vida en los países desarrollados.

Por todo ello, insisto, debemos trabajar con la Administración y el resto de agentes sociales para crear la estrategia adecuada para reforzar en España una industria esencial para el salto de nuestro país al futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here