Disfrutar del placer de viajar, más fácil para las personas con hemofilia

0
1071

Una infografía recoge recomendaciones para que las personas con hemofilia puedan preparar mejor su desplazamiento

Cuando hablamos de desplazamientos, a los pacientes con hemofilia les surgen varias dudas relacionadas con la escapada: la manera de transportar los medicamentos, qué deben hacer para poder pasarlos por la aduana, si hay que vacunarse en caso de viajar al extranjero… Con el objetivo de ayudar a resolver estas cuestiones, Fedhemo, Ashemadrid y la compañía biomédica Pfizer han elaborado una infografía con las principales recomendaciones para preparar ese esperado viaje (Ver infografía Viajero con Hemofilia).

Según afirma, Daniel-Aníbal García Diego,
Secretario General de la Federación Española
de Hemofilia (Fedhemo), es importante planificar el desplazamiento con tiempo, valorando los riesgos cuidadosamente. “Hay que tener preparada toda la documentación necesaria como son el seguro médico, la tarjeta sanitaria europea y una lista de los Centros Especializados en el Tratamiento de la Hemofilia (CTH) que existen o que están más cerca de tu destino, son aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de planificar tu viaje”, asegura.

Uno de los aspectos que preocupa a los afectados es lo relativo a la medicación necesaria. En este sentido, y como se recoge en la infografía, se recomienda consultar con el médico la cantidad que se va a necesitar para el viaje en función del tiempo que vaya a estar fuera de casa y añadir un 30% más de lo que le corresponde.Durante el viaje también existen también una serie de recomendaciones que se deben tener en cuenta para que el viaje resulte lo más cómodo posible para el paciente. Al respecto, Carlos Klett Fernández, representante de Ashemadrid, señala al respecto que “si viajas en avión, lleva siempre tu medicación contigo en el equipaje de mano y elige, en la medida de lo posible, un asiento que esté cerca del pasillo para tener un poco más de espacio y poder estirar las piernas”.

Otro de los principales temores a la hora de viajar es el caso de que se tengan una hemorragia en otro país. Ante esta situación, los expertos recomiendan mantener la calma y recordar la estrategia RICE (Reposo, Hielo, Compresión y Evaluación) como la primera medida a tener en cuenta en caso de hemorragia. Se aconseja, en concreto, buscar un lugar tranquilo y apropiado para administrarse la dosis del factor que se ponga habitualmente y acudir al Centro Especializado en el Tratamiento de la Hemofilia más próximo para que puedan realizarle una valoración clínica adecuada.

‘Guía de preguntas y respuestas para el paciente con hemofilia’
Toda esta información está extraída de la ‘Guía de Preguntas y respuesta para el Viajero con Hemofilia’. Un documento avalado por la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), la Asociación de Hemofilia de la Comunidad de Madrid (Ashemadrid), yfedhemo y en el que colabora Pfizer. Este documento recoge distintos aspectos de interés para los pacientes con alteraciones de la coagulación que tienen previsto realizar un viaje, como la ubicación de los centros de tratamiento en los países de destino, las recomendaciones en caso de sangrado, las vacunas que pudieran necesitar y sus vías de administración o los requisitos y documentación que precisan para transportar los concentrados de factor. La guía está disponible en la web www.pfizer.es.

La doctora Mª Teresa Álvarez Román, Médico Adjunto de la Sección de Trombosis y Hemostasia del Hospital La Paz de Madrid y autora de esta guía, declara al respecto que “todos cuando viajamos estamos expuestos a determinados peligros en función del destino elegido. Este riesgo se ve incrementado en los pacientes con hemofilia, por lo que esta pequeña guía es muy útil para que estos pacientes puedan resolver todas sus dudas y así poder disfrutar de su viaje al máximo”.

Por otra parte, cada vez son más los especialistas implicados en el manejo de esta patología; por ello, “la guía puede resultar de gran utilidad tanto para los profesionales responsables del manejo de estos pacientes en los Centros de Tratamiento de Hemofilia, como para aquellos que les ofrecen los consejos sanitarios específicos para cada viaje en los Centros de Vacunación Internacional. De esta manera, se pretende contribuir a seguir mejorando la calidad de vida de las personas con hemofilia”, apunta la doctora Álvarez.

En nuestro país, cerca de 3.000 personas están diagnosticadas con hemofilia A o B, y más de 1.500 españoles presentan otros trastornos de coagulación. La hemofilia es una enfermedad congénita y crónica que impide la buena coagulación de la sangre pudiendo producir hemorragias a nivel interno y externo. Existen dos tipos de hemofilia. La hemofilia A surge cuando existe un déficit del factor VIII de coagulación y se caracteriza por las hemorragias espontáneas o prolongadas. Este tipo de hemofilia es la más frecuente, concretamente el 85% de los pacientes con hemofilia presenta hemofilia A. Por otro lado, está la hemofilia B, cuyas hemorragias se deben a la deficiencia del factor IX y afecta en torno al 13% de los pacientes.
GUÍA VIAJAR CON HEMOFILIA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here