Faringoamigdalitis, ¿vírica o bacteriana?

0
321

La faringoamigdalitis es una de las infecciones más frecuentes y supone hasta el 50% de las consultas por infecciones respiratorias de las vías altas. La gran mayoría cursa con síntomas leves y remite espontáneamente a los pocos días, ya que suele tener un origen viral. No obstante, también pueden producirse casos por infecciones bacterianas que requieren el uso de antibióticos. La clave, un diagnóstico certero que impida un uso inadecuado de estos y el desarrollo de resistencias.

a faringoamigdalitis es la infección aguda de la faringe o las amígdalas palatinas. Generalmente se trata de un problema de salud autolimitado -9 de cada 10 infecciones están causadas por virus-, que se resuelve habitualmente sin necesidad de antibióticos. Así se desprende de la guía Manejo responsable de la faringoamigdalitis aguda del adulto en la farmacia comunitaria, un documento elaborado por Medea, que cuenta con la colaboración de Reckitt Benckiser Healthcare, y está avalada por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC). La faringoamigdalitis, muchas veces referida por los pacientes como un intenso dolor de garganta, es motivo frecuente de consulta a los profesionales sanitarios, especialmente en el ámbito de la farmacia comunitaria. Por ello el objetivo de esta guía es facilitar a los farmacéuticos un manual actualizado y con recomendaciones prácticas para el manejo de los pacientes con esta dolencia que les permita actuar de manera protocolizada y derivar al médico de familia aquellos casos que lo requieran.

También las III Jornadas Profesionales de Actuación Farmacéutica en ORL, organizadas por el Consejo General de Farmacéuticos, han tratado la faringoamigdalitis y en ellas, Francisco Coello Delgado, vocal de Óptica y Acústica del COF de Pontevedra expuso qué casos se han de derivar al médico

Cuándo acudir al médico

  • Si es de aparición brusca
  • Cuando los síntomas persisten más de 4-5 días
  • Si existe dolor acusado constante no solo al tragar
  • Si existe otalgia y/o sinusitis
  • Presencia de fiebre mayor de 38ºC
  • Cuando aparecen placas blanquecinas en la garganta
  • Si los ganglios del cuello están inflamados
  • Niños menores de 10 años

Entre los consejos de prevención e higiene, este experto recomienda ingerir alimentos blandos; beber suficiente agua para humectar e hidratar, así como evitar los cítricos ya que son muy ácidos y las comidas y bebidas muy calientes o frías. Es también recomendable ventilar la habitación y humidificar el ambiente, evitar la calefacción de aire y los cambios bruscos de temperatura.

Faringoamigdalitis, ¿vírica o bacteriana?

La faringoamigdalitis aguda es una de las primeras causas de utilización de antibióticos en todas las edades y en todo el mundo. Por ello es muy útil diferenciar las faringitis que se producen en cuadros con implicación nasal, generalmente de etiología vírica, de las faringitis en las que no hay sintomatología nasal, y en las que la etiología puede ser bacteriana. La característica distintiva de la forma bacteriana es el dolor con la deglución que, a menudo, se irradia a los oídos. Los niños muy pequeños que no pueden quejarse suelen rechazar el alimento. Son frecuentes la fiebre elevada, el malestar general, la cefalea y los trastornos gastrointestinales, así como la halitosis y una voz apagada. Las amígdalas están enrojecidas y a menudo se observan exudados purulentos, aunque los síntomas de una y otra forma pueden superponerse. La infección bacteriana puede provocar escarlatina.

 Faringoamigdalitis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here