Hipertensión

0
60

La hipertensión, o presión arterial elevada, es una afección médica grave que aumenta significativamente los riesgos de enfermedades cardíacas, cerebrales, renales y otras.

Se estima que 1,13 mil millones de personas en todo el mundo tienen hipertensión, la mayoría (dos tercios) vive en países de ingresos bajos y medianos.
-En 2015, 1 de cada 4 hombres y 1 de cada 5 mujeres tenían hipertensión.
-Menos de 1 de cada 5 personas con hipertensión tienen el problema bajo control.

La hipertensión es una de las principales causas de muerte prematura en todo el mundo.

Una de las metas mundiales para las enfermedades no transmisibles es reducir la prevalencia de la hipertensión en un 25% para 2025 (línea de base 2010).

¿Qué es la hipertensión?

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre en circulación contra las paredes de las arterias del cuerpo, los principales vasos sanguíneos del cuerpo. La hipertensión ocurre cuando la presión arterial es demasiado alta.

La presión arterial se escribe con dos números. El primer número (sistólico) representa la presión en los vasos sanguíneos cuando el corazón se contrae o late. El segundo número (diastólico) representa la presión en los vasos cuando el corazón descansa entre latidos.

La hipertensión se diagnostica si, cuando se mide en dos días diferentes, las lecturas de la presión arterial sistólica en ambos días es ≥140 mmHg y / o las lecturas de la presión arterial diastólica en ambos días es ≥90 mmHg.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la hipertensión?

Los factores de riesgo modificables incluyen dietas poco saludables (consumo excesivo de sal, una dieta alta en grasas saturadas y grasas trans, baja ingesta de frutas y verduras), inactividad física, consumo de tabaco y alcohol y sobrepeso u obesidad.

Los factores de riesgo no modificables incluyen antecedentes familiares de hipertensión, edad mayor de 65 años y enfermedades coexistentes como diabetes o enfermedad renal.

¿Cuáles son los síntomas comunes de la hipertensión?

La hipertensión se denomina “asesino silencioso”. La mayoría de las personas con hipertensión no son conscientes del problema porque es posible que no presente signos o síntomas de advertencia. Por esta razón, es fundamental que la presión arterial se mida con regularidad.

Cuando se presentan síntomas, pueden incluir dolores de cabeza matutinos, hemorragias nasales, ritmos cardíacos irregulares, cambios en la visión y zumbidos en los oídos. La hipertensión severa puede causar fatiga, náuseas, vómitos, confusión, ansiedad, dolor de pecho y temblores musculares.

La única forma de detectar la hipertensión es hacer que un profesional de la salud mida la presión arterial. La medición de la presión arterial es rápida e indolora. Las personas también pueden medir su propia presión arterial utilizando dispositivos automatizados, sin embargo, una evaluación por parte de un profesional de la salud es importante para evaluar el riesgo y las condiciones asociadas.

¿Cuáles son las complicaciones de la hipertensión no controlada?

Entre otras complicaciones, la hipertensión puede causar graves daños al corazón. La presión excesiva puede endurecer las arterias, disminuyendo el flujo de sangre y oxígeno al corazón. Esta presión elevada y flujo sanguíneo reducido pueden causar:

Dolor de pecho, también llamado angina.

Ataque cardíaco, que ocurre cuando se bloquea el suministro de sangre al corazón y las células del músculo cardíaco mueren por falta de oxígeno. Cuanto más tiempo se bloquee el flujo sanguíneo, mayor será el daño al corazón.

Insuficiencia cardíaca, que ocurre cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre y oxígeno a otros órganos vitales del cuerpo.

Latido cardíaco irregular que puede provocar una muerte súbita.

La hipertensión también puede estallar o bloquear las arterias que suministran sangre y oxígeno al cerebro, provocando un accidente cerebrovascular.

Además, la hipertensión puede causar daño renal y provocar insuficiencia renal.

¿Por qué la hipertensión es un problema importante en los países de ingresos bajos y medios?

La prevalencia de la hipertensión varía entre las regiones de la OMS y los grupos de ingresos de los países. La Región de África de la OMS tiene la prevalencia más alta de hipertensión (27%), mientras que la Región de las Américas de la OMS tiene la prevalencia más baja de hipertensión (18%).

Una revisión de las tendencias actuales muestra que el número de adultos con hipertensión aumentó de 594 millones en 1975 a 1,13 mil millones en 2015, con el aumento observado principalmente en los países de ingresos bajos y medianos. Este aumento se debe principalmente a un aumento de los factores de riesgo de hipertensión en esas poblaciones.

¿Cómo se puede reducir la carga de la hipertensión?

Reducir la hipertensión previene ataques cardíacos, derrames cerebrales y daño renal, así como otros problemas de salud.

  • Prevención
  • Reducir la ingesta de sal (a menos de 5 g al día)
  • Comer más frutas y verduras
  • Estar físicamente activo de forma regular
  • Evitar el consumo de tabaco
  • Reducir el consumo de alcohol
  • Limitar la ingesta de alimentos con alto contenido de grasas saturadas.
  • Eliminar / reducir las grasas trans en la dieta
  • administración
  • Reducir y controlar el estrés mental
  • Controlar regularmente la presión arterial
  • Tratar la hipertensión arterial
  • Manejo de otras condiciones médicas

¿Cuál es la respuesta de la OMS?

En 2016, la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos lanzaron la Iniciativa Global Hearts para ayudar a los gobiernos a prevenir y tratar las enfermedades cardiovasculares.

De los cinco paquetes técnicos que componen la Iniciativa Global Hearts, el paquete técnico HEARTS tiene como objetivo mejorar la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, incluida la detección y el tratamiento de la hipertensión. Los cinco módulos del paquete técnico HEARTS (asesoramiento sobre estilos de vida saludables, protocolos de tratamiento basados ​​en la evidencia, acceso a medicamentos y tecnología esenciales, atención en equipo y sistemas de monitoreo) brindan un enfoque estratégico para mejorar la salud cardiovascular en países de todo el mundo. .

Quince países han comenzado a implementar el paquete técnico HEARTS (Barbados, Bután, Colombia, Chile, China, Cuba, Etiopía, India, Irán, Marruecos, Nepal, Filipinas, Tayikistán, Tailandia y Vietnam). Al ampliar la gestión basada en protocolos, mejorar el acceso a medicamentos y tecnologías y medir mejor los resultados, ya se están logrando éxitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here