INMA CUESTA: “En el cine, los momentos de crisis potencian nuestra imaginación”

0
1903

Su encuentro con Nacho Cano y el musical Hoy no me puedo levantar, construido sobre las canciones de los famosos Mecano, dieron a Inma Cuesta la oportunidad de éxito que venía persiguiendo desde que comenzara sus pasos estudiando Arte Dramático en Córdoba.

Nacida en Valencia pero criada en Jaén, también vivió un tiempo en Sevilla antes de trasladarse definitivamente a Madrid. Tuvo un papel protagonista en la serie Amar en tiempos revueltos, protagonizó un anuncio de cerveza en para San Miguel, fue portada de la revista FHM y como todos saben, continúa su intervención en la serie de Televisión Española Águila Roja, que acaba de volver a la parrilla de programación con la nueva temporada otoñal. En cine también ha tenido suerte y ha protagonizado o intervenido en algunos taquillazos hispanos como Café sólo o con ellas ( 2007), La Voz Dormida ( 2011), Grupo 7 ( 2012), Invasor ( 2012), Blancanieves (2012) o la versión cinematográfica de Águila Roja (2011) entre otras producciones. En septiembre pasado, Inma Cuesta se estrenaba como dobladora en Justin o la espada del valor, un largometraje infantil de animación en 3D que tiene entre sus filas como socio productor y voz de doblaje al internacional Antonio Banderas, aunque todo el proyecto ha sido gestionado a través de Kandor Graphics, una productora de animación de Granada con 20 años de trayectoria, con el director Manuel Sicilia como cabeza visible.
Tras esta superproducción de animación, Inma Cuesta estrenará en diciembre la comedia Tres bodas de más, recientemente presentada en el Festival de Cine de Venecia y en la que la actriz está acompañada de los actores Martín Rivas, Quim Gutiérrez, Paco León o Beto Romero, entre otras caras bien conocidas por los espectadores.

Has sido la única representante de nuestro cine en Venecia este año, puesto que vuestra comedia, Tres bodas de más, era la única producción patria que se pudo ver allí ¿cómo fue la experiencia?
Ha sido una experiencia muy satisfactoria, imagínate, era la única presencia española dentro del Festival de Venecia. Se enmarcó dentro de una sección muy interesante, llamada Jornada de Autores. La acogida de la crítica ha sido estupenda y el público contribuyó mucho a todo, se rieron muchísimo durante el pase y ha sido una experiencia muy bonita, la verdad.

Has tenido de compañeros de reparto a Martin Rivas, Paco León, Beto Romero, Quim Gutiérrez, todos actores, no sé si decir de la nueva generación, o de menos o alrededor de los treinta, los que estáis ahora arrasando vaya…
Yo no tengo menos de 30. La mayoría, excepto Martín Rivas, nadie baja de los 30. Precisamente, esta película tiene un panorama actoral bastante variado, desde Rossy de Palma pasando por Quim Gutiérrez, o Martín Rivas, que es el más jovencito, pero hay bastante variedad en cuanto a la edad en esta película, así que no sé si los de 30 estamos arrasando o no, no sé qué decirte.

¿Cómo te has sentido haciendo doblaje en Justin o la espada del valor, la gran producción de animación de la temporada?
Ha sido todo un descubrimiento porque es algo que nunca había hecho. Ha sido un juego bastante divertido y una aventura inspiradora porque es una manera nueva de interpretar, una manera nueva de hacer mi trabajo y dar vida a un personaje animado al que solamente tienes que ponerle el alma, digamos, o el corazón y la voz. Ha sido bastante bonito, y más cuando sabes que es una película destinada a los niños.

¿Volverás a repetir experiencia pronto…?
Si me llaman y el proyecto me parece interesante por supuesto que sí. Esta película tenía, además, el sello de Antonio Banderas, que ejerce como productor también, era una garantía de que iba a ser un proyecto interesante. Luego, viendo la película, te das cuenta de que es un peliculón, el mensaje que tiene es precioso. Ha sido muy bueno estar en este proyecto.

Por cierto que tu personaje en la película, Talía, trabaja como camarera en una taberna llamada Águila Rota, qué curioso, casi igual a la serie de TVE…
Cuando lo vi pregunté porque me pareció un poco raro….pero me dijeron que no, que era una casualidad, te lo prometo. Es pura casualidad, aunque me lo han preguntado ya varias veces.

Además de estas producciones que acabas de estrenar, ¿Tienes otros proyectos nuevos que nos puedas contar?
Si, tengo varios proyectos pero no están firmados, así que no puedo decir nada sobre ellos. Además de Justin y la espada del valor y la serie Águila Roja, he comenzado en Bilbao con la gira de la versión teatral de ¡Ay, Carmela! y en diciembre estrenaré Tres Bodas de más, y tengo estos proyectos de cine muy interesantes que van para adelante aunque no puedo hablar sobre ellos.

Así que no paras de trabajar…
No, Gracias a Dios, no paro de trabajar.

Aunque en tu caso las cosas vayan tan bien ¿Cómo ves la situación del mundo de la cultura en general en España?
Me parece bastante delicada y bastante complicada, pero no solamente de la cultura sino de muchas más cosas, de la educación, de la sanidad, no me gustaría solamente centrarme en mi trabajo. Creo que también es de mi interés la educación y la sanidad, y otras muchas cosas. Concretamente, me parece que la cultura hace libre a un pueblo, y un pueblo pensante, capaz de razonar y de luchar con sus ideas, es un pueblo poderoso. Si vamos aniquilando la cultura, y vamos quitando subvenciones de aquí y de allá, tratando que solamente tengan acceso a la cultura las personas que tienen dinero, vamos a tener un futuro bastante desolador.

He visto que en Venecia aparecías muy glamurosa, totalmente vestida por grandes firmas, Naeem Kahn, Louboutin y joyas de Yanes ¿te gusta el mundo de la moda, estás al tanto de lo que se lleva?
No estoy muy puesta en el mundo de la moda, cuando tengo un evento o una presentación de algo intento dejarme aconsejar por un estilista que me ayuda y me busca la ropa, como el 90 por ciento de los actores y actrices. Personalmente, no tengo tiempo ni conocimientos para ello, y a veces sí, me visto yo, pero para cosas importantes se encarga una persona profesional. De vez en cuando miro alguna revista, igual que miro revistas de decoración, que me encantan, o revistas de cine. Leo más revistas de cine que de moda, la verdad, supongo que porque entran dentro de mi gremio.

¿Eres clienta asidua a las farmacias o las visitas solamente lo necesario?
Intento utilizar medicamentos que sean lo más naturales posible, que no sean dañinos. Si de repente tienes algo más complicado y te manda el médico que tomes antibióticos, no te queda otra, claro, aunque intento utilizar más la medicina natural o la homeopatía.

¿Con respecto al ejercicio físico, qué me dirías, eres fiel practicante?
Soy un poquito desastre, la verdad. Me gustaría decirte que hago yoga y pilates, y que soy súper estricta con el ejercicio, pero soy un poco caótica. Quizás por mis horarios de trabajo, me cuesta mantener una rutina. Ahora que hemos vuelto al cole en septiembre he decidido ponerme de nuevo a entrenar, lo he hecho a veces, pero nunca con una rutina constante. Me siento bastante bien cuando lo hago.
“La cultura hace libre a un pueblo, y un pueblo pensante, capaz de razonar y de luchar con sus ideas, es un pueblo poderoso. Si vamos aniquilando la cultura, y vamos quitando subvenciones de aquí y de allá, tratando que solamente tengan acceso a la cultura las personas que tienen dinero, vamos a tener un futuro bastante desolador”.

Pero sí que cuidas estrictamente de tu alimentación…
Tampoco. No soy un desastre comiendo, la comida me parece uno de los placeres mejores del mundo y de la vida, algo maravilloso. Intento comer de forma sana pero tampoco soy demasiado estricta conmigo misma. Tengo una buena constitución y no cometo muchos excesos pero si los cometo, tampoco mi cuerpo me castiga demasiado, por ahora.

Es inevitable hablar de la crisis del cine ¿cuál es la parte positiva que ves en todo esto?
Las crisis y los momentos de oscuridad en los que estamos absolutamente perdidos provocan que se potencie la imaginación, nos despiertan y nos mantienen alerta. Nunca sabemos por donde va a salir la cosa. Eso quizás haga que seamos capaces de reinventarnos y encontremos nuevas fórmulas para seguir haciendo cine, porque no creo que estemos dispuestos a dejar de hacerlo, pero quizá haya que buscar nuevas maneras de hacerlo.

¿Crees que Hollywood es la meta máxima de cualquier actor, que es como llegar a lo más alto?
No. Personalmente no lo es, ni siquiera es un sueño que haya tenido. Soy una privilegiada porque trabajo en lo que me gusta y me gano la vida con ello. Además de eso, tengo la posibilidad, gracias a la vida o al universo, de elegir los proyectos en los que me embarco, y este es el mayor regalo y premio que puede tener un actor. Si encima, se mantiene en el tiempo y puedo seguir creciendo y puedo seguir eligiendo mis proyectos, creo que no se puede pedir nada más. Aquí o en Pekín, me da igual en dónde sea.

¿Qué le dirías a alguien que te dijera que el cine español es muy malo y por eso no lo ve?
Que es ignorante por decirlo. Hay que decirlo con conocimiento de causa, porque el 90 por ciento de las personas que lo dicen han visto una o dos películas, así que me parece absurdo. O decir que el cine americano es comercial. No, hay películas que son comerciales y maravillosas y otras de cine independiente que son absurdas y otras maravillosas. Generalizar siempre me ha horrorizado, en este término o en cualquier otro. Me parece absurdo.

¿Tienes algún director favorito con el que te gustaría trabajar?
Tengo muchísimos pero concretamente me gusta muchísimo Rodrigo García, el director de Mother and Child, Albert Nobbs o Cosas que diría con solo mirarla. Es un director colombiano (e hijo de Gabriel García Márquez).

¿Has recibido alguna oferte de él?
No, no, no, digo que me gusta el cine que hace.

Puesto que tienes la posibilidad de elegir ¿Qué es lo que te hace decidirte por un guión y no por otro?
Pues depende. A veces pesa más el personaje que te toca interpretar, otras veces consideras más importante la historia que cuenta, aunque el personaje no sea uno de los principales. Por ejemplo, en Blancanieves mi personaje es un papel de reparto muy pequeñito, pero al leer el proyecto me pareció tan impresionante que me parecía absurdo no participar en la película porque mi personaje no fuese importante. Todos los personajes son importantes, forman parte de un engranaje de una historia y dentro de la historia tienen una importancia mayor o menor, pero la tienen, son una pieza más. En Grupo 7, pasaba lo mismo. Tenía un personaje de reparto pero era un peliculón y yo quería estar en ese proyecto, aunque mi personaje no fuese el que llevase el hilo conductor de la historia.

¿Has llegado a odiar a alguno de tus personajes o tienes preferencia con algunos determinados perfiles sobre otros?
Nunca odio a ningún personaje porque si no, no lo interpretaría. No los puedes odiar, siempre tienes que ponerte de su lado. Si miras mi filmografía, las cosas que he hecho, unas películas no tienen absolutamente nada que ver con otras. De hecho, de la última que se ha estrenado, Invasor, a la que acabo de rodar, Tres bodas de más, hay grandes diferencias. Una es una historia de intriga y acción, con un personaje dramático, y la que acabo de hacer es una comedia brutal, de un registro a otro absolutamente contrario. No me da miedo nada, la verdad.

Por Xoan Luaces

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here