La angina en pacientes con cardiopatía isquémica se asocia a un mayor riesgo de muerte cardiovascular

0
967

En pacientes con enfermedad arterial coronaria estable, también conocida como cardiopatía isquémica, los síntomas de angina están asociados con un mayor riesgo de resultados cardiovasculares adversos.

Según los resultados del registro CLARIFY (ProspeCtive observational LongitudinAl RegIstry oF patients with stable coronary arterY Disease / registro prospectivo observacional longitudinal de pacientes con enfermedad arterial coronaria estable), la mayoría de los pacientes ambulatorios con cardiopatía isquémica estable no presentaron angina, si bien se demostró que, tras dos años de seguimiento, la presencia de síntomas de angina se asoció con un mayor riesgo de muerte cardiovascular o de infarto de miocardio, independientemente de la presencia de isquemia miocárdica en las pruebas no invasivas.

Estos hallazgos tienen varias implicaciones clínicas importantes. Una de las más importantes es que, a través de este registro se pone de manifiesto que los síntomas de angina, incluso sin evidencia de isquemia miocárdica, se asocian con altas tasas de eventos cardiovasculares.

En total, de los pacientes que participaron en este registro, 4.056 (20%) tuvieron síntomas de angina y 5.242 (25,8%) presentaron evidencias de isquemia miocárdica en los resultados de las pruebas no invasivas. En el subgrupo de pacientes que presentaron síntomas de angina (20%) se registraron menos muertes cardiovasculares e infartos de miocardio; sin embargo, el cociente de riesgo fue mayor. Concretamente, los cocientes de riesgo (HR) ajustados por edad, sexo, región geográfica, tabaquismo, hipertensión, diabetes mellitus y dislipidemia fueron 0,90 (IC 95%, 0,68-1,20; p =. 47) para los pacientes que solo presentaban isquemia; 1,45 (IC 95%, 1,08-1,95; p = 0,01) para los que solo presentaban síntomas de angina; y 1,75 (IC 95%, 1,34-2,29; p <0,001) para los que presentaban isquemia y síntomas de angina.

Según el Dr. José Luis Zamorano, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Ramón y Cajal y coordinador nacional del registro CLARIFY, “este estudio refuerza la importancia del seguimiento de los pacientes con Cardiopatía Isquémica y pone de manifiesto que la presencia de síntomas de angina es sin duda un marcador de riesgo. El adecuado control de los factores de riesgo, así como el control de otros marcadores como la frecuencia cardíaca son importantes a la hora de tratar estos pacientes. En este sentido, disponemos de un gran armamentario para lograr alcanzar los objetivos terapéuticos en estos enfermos”.

Mayor Registro Internacional en EAC
El registro CLARIFY (ProspeCtive observational LongitudinAl RegIstry oF patients with stable coronary arterY Disease / registro prospectivo observacional longitudinal de pacientes con enfermedad arterial coronaria estable) es el mayor registro internacional realizado hasta la fecha en pacientes ambulatorios con enfermedad arterial coronaria (EAC), y fue presentado hace cinco años en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC).

Se trata de un registro prospectivo realizado en 45 países y en el que se han incluido 33.283 pacientes, 14.726 de ellos reclutados en países de Europa Occidental, y 2.257 en España.

CLARIFY ha sido diseñado para aumentar el conocimiento y la comprensión de la EAC. En la actualidad, la mayor parte de los datos disponibles sobre la EAC proceden de ensayos clínicos aleatorizados, que tienen una limitada posibilidad de generalizarse, debido al restrictivo proceso de selección de los participantes, o incluye pacientes hospitalizados debido a episodios agudos o se centran en pacientes con síntomas de angina. Sólo existen datos limitados en relación con pacientes de EAC no hospitalizados, su atención sanitaria actual y resultados.

Este Registro, patrocinado por una beca educativa de Servier, está diseñado para proporcionar importantes datos epidemiológicos y clínicos, incluyendo una evaluación del papel de la frecuencia cardiaca en los pacientes con EAC, y se espera que ayude a mejorar la atención sanitaria de la enfermedad, identificando lagunas entre la evidencia y la práctica actual.

La EAC sigue siendo la causa principal de muerte en el mundo. Una mejor comprensión de la atención sanitaria y los resultados de estos pacientes es fundamental para reducir la carga de fallecimientos. La posibilidad de reducir la frecuencia cardiaca elevada es una nueva hipótesis que podría ayudar potencialmente a disminuir la morbimortalidad en estos pacientes.

Enfermedad arterial coronaria (EAC)
La enfermedad arterial coronaria, también conocida como cardiopatía isquémica, es el tipo más frecuente de enfermedad del corazón. La EAC es la principal causa de muerte en el mundo, y se predice que seguirá así en los próximos 20 años. Aproximadamente 3,8 millones de hombres y 3,4 millones de mujeres mueren por la EAC cada año, y se estima que en 2020 esta enfermedad será responsable de un total de 11,1 millones de muertes en el mundo.

La EAC puede no detectarse durante años, y se puede manifestar súbitamente como infarto de miocardio agudo. Aunque la EAC podría ser una enfermedad silenciosa, en la mayoría de pacientes es sintomática. Produce angina —dolor en el pecho producido por esfuerzos y otros factores—, y puede conducir a la insuficiencia cardiaca, ocasionando un importante impacto sobre la calidad de vida. A pesar de las modificaciones en el estilo de vida y a los avances en los tratamientos médicos, la EAC sigue siendo un problema de salud mundial y existe una necesidad de nuevos y eficaces tratamientos preventivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here