La apnea del sueño podría relacionarse con un mayor riesgo de desarrollar cáncer

0
680

El Grupo Español de Sueño (GES) de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) ha llevado a cabo diferentes estudios que relacionan apnea del sueño y cáncer que han sido publicados en revistas internacionales de elevado prestigio científico. “A través de los resultados obtenidos en nuestros estudios se observa que padecer una apnea del sueño grave podría estar relacionado con una mayor probabilidad de tener un cáncer de cualquier tipo o de que si ya se padece uno se extienda con mayor rapidez”, explica el Dr. Francisco Campos Rodríguez, neumólogo y miembro de SEPAR.

El estudio más reciente del GES, publicado en la revista de la American horacic Society, concluyó que de los 4.910 pacientes incluidos, 261 (5,3%) habían desarrollado un cáncer durante el seguimiento. Asimismo, los resultados demostraron que el marcador de gravedad de apnea del sueño más relacionado con el cáncer es la hipoxia nocturna (la presencia de niveles bajos de oxígeno en la sangre asociados a las pausas respiratorias). “A día de hoy, las investigaciones sugieren que la hipoxia intermitente asociada a los episodios de apnea podría ser el enlace entre apnea del sueño y cáncer”, declara el Dr. Campos. “Aunque es importante tener en cuenta que los estudios realizados hasta el momento solo han encontrado una asociación estadística que requiere ser confirmada con estudios futuros”, añade.

La investigación en este campo es clave para poder confirmar la posible asociación de esta patología con el cáncer. En este sentido, el estudio más importante está siendo realizado por el Grupo Español de Sueño. En dicho estudio participan más de 450 pacientes de 30 centros de toda España. “En el plazo de 2-3 años dispondremos de resultados sólidos y precisos para poder determinar si los hallazgos encontrados hasta el momento se pueden confirmar o no”, asegura el Dr. Miguel Ángel Martínez, neumólogo, miembro de SEPAR y coordinador del estudio. A lo que añade, ” de confirmarse esta asociación, con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado de la apnea del sueño se podría prevenir el desarrollo de un cáncer, mejorando así la calidad y el pronóstico de vida de nuestros pacientes”.

“El Grupo Español de Sueño de SEPAR destaca por su liderazgo internacional en este campo ya que ha realizado algunas de las investigaciones más importantes a nivel mundial sobre la relación entre la apnea del sueño y el cáncer”, asegura la Dra. Pilar de Lucas, Presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “y ha aportando a la comunidad científica resultados de gran valor que permiten seguir investigando en esta dirección con la finalidad de poder abordar mejor el manejo de una enfermedad respiratoria tan prevalente como la apnea del sueño”, añade.

Nace el Día Nacional de la Apnea del Sueño
Dada la relevancia que la investigación en la Apnea de Sueño ha tenido para SEPAR, este año en el marco de la celebración del Años SEPAR 2014 del Paciente Crónico y las Terapias Respiratorias Domiciliarias, esta Sociedad científica ha impulsado la instauración del 20 de septiembre como Día Nacional de la Apnea del Sueño. La fecha recuerda el primer acuerdo alcanzado en SEPAR para instaurar el Programa Integral de Investigación de Sueño del que este año se cumplen 10 años y que a lo largo de su trayectoria ha promovido esudios pioneros e innovadores de gran relevancia.

“El SAHS es una enfermedad con una alta prevalencia en España, pero que tiene un tratamiento muy efectivo con el uso de la CPAP”, explica el Dr. Eusebi Chiner, coordinador del Año SEPAR 2014, “la CPAP es la terapia respiratoria domiciliaria más prescrita en estos momentos (68% del total) por lo que nos ha parecido muy oportuno hacer coincidir la creación del Día Nacional de la Apnea del Sueño con el Año SEPAR de las TRD”.

La apnea del sueño afecta aproximadamente al 6% de la población. Se caracteriza por episodios repetidos de paradas de la respiración mientras se duerme. Estas pausas respiratorias conllevan una bajada de los niveles de oxígeno en sangre y otros órganos denominadas hipoxias. Las hipoxias se han relacionado con enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial, la trombosis cerebral, la angina de pecho o el infarto de miocardio.

La CPAP es el tratamiento de elección para los pacientes con SAHS al actuar directamente sobre la obstrucción de las vías aéreas superiores. Es un aparato que “sopla” aire a presión positiva y continua por lo que las vías respiratorias se mantienen abiertas y, en consecuencia, no se producen paradas respiratorias. La CPAP es el tratamiento más efectivo contra el SAHS, pero no es curativo por lo que debe utilizarse cada noche a lo largo de los años. La buena adherencia al tratamiento es fundamental para su éxito por lo que es muy importante la complicidad de los pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here