La disfunción eréctil es muy habitual en los hombres con gota

0
1063

Un nuevo estudio presentado en el Congreso Anual de la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR 2014) y cuyas conclusiones se publican en Infosalus, muestra que la disfunción eréctil (ED, por sus siglas en inglés) está presente en la mayoría de hombres con gota y es frecuentemente severa.

En una encuesta a 201 hombres, el 83 por ciento tenían gota, de los cuales una proporción significativamente alta presentaba ED (76 por ciento) en comparación con los pacientes sin gota (52 por ciento). Además, una proporción significativamente mayor de pacientes de gota (43 por ciento) padecía ED severa frente a los que carecían de gota (30 por ciento).

Según la autora principal de esta investigación, la doctora Naomi Schlesinger, jefa de la División de Reumatología y profesora de Medicina de la ‘Rutgers-Robert Wood Johnson Medical School’, en New Brunswick, Estados Unidos, “estos resultados apoyan fuertemente la propuesta de analizar la presencia de disfunción eréctil en todos los hombres con gota. Aumentar la conciencia de la presencia de la disfunción eréctil en pacientes debería conducir a la atención médica y el tratamiento temprano de esta enfermedad angustiante”, agrega.

La gota es una condición que se caracteriza por ataques recurrentes de artritis inflamatoria aguda y que desarrollará alrededor de entre el 1 y el 4 por ciento de la población occidental en algún momento de sus vida. La artritis es causada por depósitos de cristales de urato monosódico en forma de aguja en la articulación y se asocia con un nivel anormalmente alto de urato en la sangre. Los cristales causan inflamación, hinchazón y dolor en la parte afectada.

“Debido a que la gota está comúnmente asociada con factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular (ECV) y la enfermedad arterial coronaria (CAD, por sus siglas en inglés) y los pacientes con ED poseen también una mayor tasa de factores riesgo de ECV y CAD silenciosa concomitante, todos los pacientes deberían también ser evaluados para detectar si padecen CAD silenciosa”, agrega Schlesinger.

La disfunción eréctil es un problema común en la población general, con la prevalencia de DE entre moderada y severa estimada entre un 5 y un 20 por ciento. La probabilidad de disfunción eréctil aumenta progresivamente con la edad; pero no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. Está bien establecida la importancia de la enfermedad vascular como una causa subyacente de la disfunción eréctil.

En este estudio de corte transversal, se pidió que participaran a los hombres entre 18 y 89 años que acudieron a un servicio de reumatología entre agosto de 2010 y mayo de 2013. La presencia de la disfunción eréctil se determinó rellenando un Cuestionario de Salud Sexual en Hombres (CUNA), que les clasificó en una de cinco categorías: no tiene (26), leve (22), de leve a moderada (17), moderada (11) y grave (1). También se revisó el historial del paciente, se le realizó un examen físico y análisis de de laboratorio.

La puntuación “CUNA” media de todos los pacientes fue de 16,88. Los pacientes con gota registraron una puntuación media de 14,38 en CUNA frente a 18,53 en pacientes sin la gota. Una proporción significativamente mayor de pacientes de gota con una edad en torno a los 65 años padecía disfunción eréctil frente a los de sin gota y fue significativamente más propensa a sufrir ED severa en comparación con los que no tengían gota.

Una proporción significativamente mayor de pacientes con gota tofácea presentaba disfunción eréctil frente a los que no tenían esa condición. En un análisis multivariado, la asociación entre la disfunción eréctil y la gota se mantuvo estadísticamente significativa incluso después de ajustar por la edad la hipertensión, el colesterol LDL, la tasa de filtración glomerular (una medida de la función renal), la obesidad, la depresión y la diabetes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here