Los bebés que reciben antibióticos tendrían mayor riesgo de desarrollar asma

0
655

Una nueva investigación publicada en la revista The Lancet Respiratory Medicine y recogido por el periódico El Mundo señala que los niños que reciben antibióticos antes de su primer año de vida pueden tener mayor riesgo de desarrollar asma más adelante, no tanto por los propios fármacos sino por el deterioro de la inmunidad frente a las infecciones víricas y por la presencia, en aquéllos que la tengan, de una variante genética localizada en el cromosoma 17q21.

Según recoge el periódico, el aumento de riesgo de asma en niños que han tomado antibióticos en la infancia (habitualmente indicado para tratar infecciones respiratorias, otitis y bronquitis) es un hecho constatado en varios estudios. Sin embargo, ninguna de las tres revisiones sistemáticas realizadas hasta la fecha han podido concluir una relación causa-efecto evidente.

Con el fin de despejar dudas sobre esta compleja relación, Aida Semic-Jusufagic y su equipo, de la Universidad de Manchester (Reino Unido), ha llevado a cabo un estudio longitudinal en el que “hemos explorado la asociación entre la prescripción de antibióticos y las sibilancias respiratorias, exacerbaciones del asma y atopia durante la infancia [a través de sus historias clínicas y de pruebas de reacción a alérgenos realizadas a los tres, cinco, ocho y 11 años]; también hemos analizado entre la respuesta inmune frente a infecciones bacterianas y virales entre los menores que habían recibido antibióticos y los que no”.

Se recogieron muestras de sangre con el objetivo de ver la respuesta de las células del sistema inmunitario ante virus como el rinovirus, responsable del resfriado común, y contra bacterias como Haemophilus influenzae (causa meningitis e infecciones respiratorias) y Streptococcus pneumoniae (principal causa de neumonía). Además, “estudiamos la asociación entre la prescripción de estos medicamentos y los polimorfismos en el cromosoma 17q21”, relatan los autores en su informe. ¿Por qué esta localización? Se sabe, por estudios previos, que existe asociación entre la aparición precoz del asma y variantes genéticas en el cromosoma 17q21. Además, apunta Semic-Jusufagic, también están asociadas con susceptibilidad a desarrollar enfermedades respiratorias a una edad temprana.

Después de estudiar los datos de un grupo de 916 menores en Manchester que fueron seguidos desde su nacimiento hasta los 11 años, los investigadores vieron que los niños con sibilancias que fueron tratados con antibiótico durante el primer año de vida tenían más del doble de probabilidades de experimentar sibilancias graves o exacerbaciones del asma y de ser hospitalizados por este problema. En estos niños, “vimos que tenían una significativa menor inducción de citoquinas, que son clave de la defensa del cuerpo contra los virus”. Sin embargo, no se hallaron diferencias en las respuestas antibacterianas, es decir, los niños que habían sufrido una infección por una bacteria no tuvieron más problemas respiratorios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here