Los bebés sobrealimentados tienen doble riesgo de sufrir sobrepeso

0
798

Muchos padres se preocupan si sus hijos comen poco, pero en cambio no lo hacen cuando comen demasiado, y este hábito es incluso más negativo. Según los expertos, los problemas de sobrepeso pueden empezar en los primeros meses de vida e incluso ya en el vientre de la madre. Y es que la alimentación en la primera infancia determina si una persona puede tener predisposición a sufrir obesidad en la edad adulta.

Así lo avalan diversos informes científicos como el estudio de la Cátedra Ordesa de Nutrición Infantil de la Universidad de Zaragoza, que concluye que “los bebés sobrealimentados y que presentan un crecimiento rápido desde los 6 a los 12 meses de edad, tienen el doble de posibilidades de padecer sobrepeso en los siguientes años que aquellos bebés que mantienen un peso estable”.

El Dr. Gerardo Rodriguez, profesor de Pediatría de la Universidad de Zaragoza y uno de los autores del informe, avanzó estos datos en el 2º Encuentro del Club de Padres organizado por Laboratorios Ordesa en Zaragoza coincidiendo con el Día Nacional de la Nutrición. El Doctor impartió una charla a los padres asistentes para asesorarles sobre cómo dar a sus hijos una alimentación equilibrada y saludable durante los primeros años de vida.

En los primeros meses de vida los bebés se alimentan solo de leche, ya sea materna o de formula, pero a partir del sexto mes se introduce la alimentación complementaria. Según los expertos este es un momento clave para prevenir problemas de peso en un futuro, ya que una introducción precoz o una ingesta excesiva de alimentos pueden programar el metabolismo del niño para sufrir obesidad más adelante.

La predisposición al sobrepeso también puede surgir antes, incluso ya cuando el bebe está en el vientre de la madre. Un exceso de peso de la gestante o circunstancias adversas para el feto durante el embarazo pueden sentar las bases para que el niño tenga obesidad en el futuro.

Estos datos son algunos de los primeros resultados que se pueden extraer de un estudio realizado por la Cátedra Ordesa de Nutrición Infantil sobre la alimentación del niño en el primer año de vida y cuáles son los factores de riesgo que predisponen a sufrir obesidad o sobrepeso. El estudio ha analizado 246 lactantes, entre 6 y 18 meses de edad, de varios centros de salud de Huesca y Cantabria.

El estudio valora la ingesta de alimentos y la evolución antropométrica del niño. Según el doctor Gerardo Rodriguez, “en el primer año de vida, los bebés no hacen ejercicio ni existen otros factores que condicionen su peso, lo único que les engorda es la alimentación” por eso subraya es tan importante cuidar la alimentación del bebé y cómo se van introduciendo los nuevos alimentos.

Alimentos para prevenir la obesidad infantil
Posteriormente, participó en el encuentro la Dra. Alicia Santamaría, Scientific Marketing Manager de Laboratorios Ordesa quien expuso algunas de las últimas investigaciones desarrolladas por la compañía especializada en nutrición infantil para elaborar alimentos que ayuden a seguir una alimentación saludable y prevenir la obesidad infantil. Algunas de las innovaciones desarrolladas por Ordesa son por ejemplo la reducción de cerca de un 25% en el contenido proteico de las principales gamas de leches Blemil; las variedades de papillas Blevit con un 0% de azúcares añadidos y la creación de una amplia variedad de papillas con sabores y aromas que ayudan a los bebés a tener una dieta más variada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here