MENOPAUSIA La hora de…

0
1936

A pesar de la falta de información por estos tratamientos, 4 de cada 10 mujeres en España utiliza terapias naturales para el manejo de los síntomas de la menopausia. De entre ellas, las isoflavonas constituyen el tratamiento de primera elección para combatir sofocos, problemas cognitivos, osteorticulares y cutáneos propios de esta etapa.

La utilización de terapias naturales para el manejo de los síntomas de la menopausia ha crecido en los últimos años de forma progresiva, ya que cada vez son más las pacientes que quieren tratar sus problemas de salud de forma natural, de hecho, 4 de cada 10 mujeres en España confían en este tipo de terapias frente a los sofocos causados por la menopausia. “Las isoflavonas (un tipo de fitoestrógeno) son, a día de hoy, la primera elección en cuanto al tratamiento de los problemas menopáusicos, fundamentalmente del síndrome climatérico”, ha comentado el coordinador y miembro del Grupo de Trabajo de bachillerFitoterapia de la AEEM, Ignacio Bachiller, durante el curso Terapias Naturales, organizado por la Asociación para el Estudio de la Menopausia (AEEM). De hecho, “la terapia hormonal sustitutiva se utiliza para casos refractarios al tratamiento natural o pacientes específicas en las que realmente esté justificado su uso”, afirma el experto.

Sin riesgo de cáncer de mama y útero
La explicación está, según el presidente de la AEEM, Rafael Sánchez Borrego, en que los estrógenos, para poder realizar sus efectos, deben unirse a unos receptores que se encuentran localizados en distintos órganos y tejidos. “En nuestro cuerpo hay dos tipos de receptores estrogénicos: receptores alfa, que se encuentran en el sistema nervioso central, ovarios, mamas y útero, y receptores beta, presentes en el sistema nervioso central, vasos sanguíneos, huesos y ovarios, pero no en mamas y útero”, ha apostillado.

Los estrógenos se unen tanto a los receptores alfa como a los beta mientras que las isoflavonas se unen a los receptores beta pero prácticamente no se unen a los alfa. “Es decir, las isoflavonas actuarán sobre el sistema nervioso central y los vasos sanguíneos, aliviando los síntomas vasomotores, pero, al no actuar en las mamas o el útero no producirán sobre ellos ningún efecto estrogénico, de forma que no se aumenta el riesgo de cáncer de mama y útero”, explica el presidente de la AEEM.

La soja es fundamentalmente la planta de la que se obtienen estas sustancias naturales que producen una reducción significativa de los sofocos y ejercen un efecto protector sobre los problemas cardiovasculares, además de prevenir la aparición de osteoporosis. “No obstante, para que sea efectivo debe administrarse una dosis diaria adecuada y, en este caso, para el abordaje de los síntomas climatéricos debe ser de, al menos, 80 mg de isoflavonas y 15 mg de genisteína”, explica el doctor Bachiller. Para obtener unos resultados óptimos es conveniente tomar las isoflavonas junto con la comida principal, tomar la dosis óptima o adecuada, no tomar junto con antibióticos y esperar un tiempo a que se manifieste plenamente su acción (6-10 semanas).

Los expertos insisten en que las plantas medicinales son considerados fármacos y, como tales, deben respetarse las indicaciones del prospecto y tomarse bajo supervisión médica. Tal como recuerda este experto, “para garantizar la seguridad, es fundamental que la paciente consulte siempre a su ginecólogo, médico o farmacéutico antes de utilizar una planta como si de un medicamento se tratase. No hay que olvidar que las plantas medicinales presentan actividades farmacológicas que son útiles para el tratamiento de distintas dolencias, pero su mala utilización puede ser motivo de interacciones y efectos adversos”, aclara.

Colágeno contra la artrosis
Si bien existen patologías, como la osteoporosis, que la mujer y la sociedad en general identifican más con la menopausia, otros trastornos son menos conocidos y hay en torno a ellos una concienciación menor. Uno de ellos es la artrosis, cuyo principal síntoma es el dolor articular, aunque en estadios más avanzados, la enfermedad se presenta con cierto grado de rigidez, con limitación de los movimientos, que mejora cuando se pone en movimiento la articulación. Un punto clave para la prevención de este trastorno es el colágeno, un componente esencial de nuestro cuerpo y la proteína más abundante en el mismo. En palabras del presidente de la AEEM, Rafael Sánchez sanchez borregoBorrego, “el colágeno forma la estructura de los tejidos de huesos, cartílagos, ligamentos y tendones, aportándoles forma, grosor, resistencia y flexibilidad. Con su pérdida, además de aumentar el riesgo de padecer algunas enfermedades degenerativas, como la osteoporosis y la artrosis, aparecen muchos de los síntomas que se asocian al envejecimiento, como molestias y dolor en las articulaciones, pérdida de masa ósea y descalcificación y envejecimiento dérmico, y se es más propenso a sufrir lesiones y fracturas”.

Los factores que contribuyen al desarrollo de la artrosis son múltiples, pero son la obesidad, la edad y los antecedentes de traumatismos sobre la articulación los que más incrementan el riesgo de padecerla. “Además”, destaca el doctor Sánchez Borrego, “hoy en día se sabe que la artrosis tiene un importante componente genético y poder conocer qué genes contribuyen al inicio y progresión de la enfermedad, así como saber qué pacientes responderán a un determinado tratamiento, es objeto de estudio de numerosos grupos de trabajo y el futuro de las nuevas estrategias en el tratamiento de esta enfermedad”. Según este experto, “una medida de prevención es evitar la obesidad, ya que produce una sobrecarga en las articulaciones. Asimismo, mantener una actividad física regular no es sólo un método de prevención, sino también de tratamiento, de forma que deportes como la natación o el ciclismo, contribuyen a fortalecer los músculos para evitar que la articulación quede flácida y con esto se pueda aumentar la rigidez”. Por último, aunque nadie está exento de desarrollar artrosis, todas aquellas personas que hacen mal uso o que abusan de la utilización de las articulaciones, como los corredores profesionales de maratón, futbolistas, etc., son más propensos a desarrollar la enfermedad. Junto con una dieta saludable, complementar la alimentación con colágeno hidrolizado puede ayudar a prevenir y ralentizar el deterioro y la pérdida del colágeno y sus consecuencias. En relación a la artrosis, el doctor Sánchez Borrego explica que “la toma de colágeno hidrolizado contribuye a la regeneración del cartílago articular por parte de los condrocitos, que son las células formadoras de cartílago, lo que evita el roce entre los huesos de la articulación y, con ello, el dolor articular”.

PLENUFAR 5: el farmacéutico te orienta
La pérdida hormonal que lleva al climaterio se produce de manera paulatina y puede conducir a problemas de salud relacionados con los sistemas metabólicos, cardiovascular, osteoarticular y genitourinario, principalmente. Por ello, unas pautas de prevención y buenos hábitos de vida, ayudarán a evitar a un gran número de mujeres contraer osteoporosis, reumatismos, enfermedades psiquiátricas, etc. y por tanto contribuirán a mejorar sus condiciones de salud. Precisamente para formar a mujeres en edad climatérica, 2.500 farmacéuticos de toda España, principalmente desde las farmacias, han formado a mujeres en edad climatérica en el marco de la quinta edición de la campaña sanitaria Plan de Educación Nutricional por el Farmacéutico (PLENUFAR), llevada a cabo durante el tercer trimestre del año. Según ha destacado el vocal nacional de Alimentación del Consejo General de aquilino garciaFarmacéuticos, Aquilino García, los farmacéuticos han insistido en la necesidad de llevar a cabo una alimentación variada, moderada y equilibrada; que incluya, entre otros, alimentos ricos en fibra, aceite de oliva virgen, ácidos grasos omega 3, vegetales ricos en vitamina C y lácteos, imprescindibles para una buena salud ósea. Además, es necesario mantener siempre una buena hidratación, lo que ayudará a mejorar los sofocos y a aliviar la sequedad de piel y mucosas. También es aconsejable realizar ejercicio físico moderado, actividades relajantes y evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here