Si eres diabético, no desatiendas la salud bucodental

0
787

El 14 de noviembre es el Día Mundial de la Diabetes. Una enfermedad en la que la salud bucodental también influye, y mucho más de los que se piensa. De hecho, según un revelan los últimos estudios, las personas con diabetes mal controlada sufren tres veces mayor riesgo de padecer periodontitis. Se trata de un dato de especial relevancia, ya que precisamente la periodontitis puede desencadenar o incrementar la resistencia a la insulina de una forma parecida a como lo hace la obesidad.

Los informes científicos y clínicos apuntan a que existe una creciente evidencia de que la diabetes y las enfermedades de las encías están íntimamente relacionadas. Tener problemas de encías puede contribuir a identificar precozmente la presencia de esta enfermedad metabólica.

La Clínica Médico Dental O´Donnell recomienda intensificar la salud bucal para evitar problemas como la enfermedad de las encías o enfermedad periodontal, que puede dañar también los huesos de la mandíbula donde se sostiene el diente. En estos casos, el daño puede provocar que funciones como el masticar sean muy dolorosas. Además, cuando la infección es muy grave, se puede llegar a perder las piezas dentales afectadas. Es más, esta enfermedad puede influir en el control de la glucosa en la sangre.

Pero la diabetes provoca también otros problemas en nuestra boca. Entre ellos, la popular afección denominada “boca seca” (xerostomía), que ocurre cuando no hay suficiente saliva y la conocida infección por hongos “candidiasis bucal”.

Cuando tenemos diabetes también puede incrementar el nivel de glucosa en nuestra saliva. Por este motivo, la combinación de todos estos problemas puede provocar la aparición de molestas aftas, que son unas úlceras blanquecinas dolorosas y de pequeño tamaño que aparecen en la boca.

Por todo ello, mantener la diabetes bajo control contribuirá a evitar el desarrollo de problemas e infecciones en la boca. Una forma de cuidarnos pata tener unos dientes y encías saludables.

En este proceso, es clave la actitud proactiva del paciente de diabetes y el seguimiento de una serie de consejos que le ayuden a prevenir los problemas graves en la boca. Entre las medidas más recomendadas por los especialistas cabe destacar:

1. Controlar el nivel de glucosa en la sangre.

2. Cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días.

3. Visitar al dentista de forma regular e informarle de que tiene diabetes.

4. Comunicar cualquier cambio al médico dentista si se lleva dentadura postiza y comienza a resultar incómoda o si le duelen las encías.

5. Dejar de fumar: Este hábito empeora la enfermedad de las encías.

6. Inspeccionarse la boca de forma regular durante unos minutos para identificar cualquier problema.

7. Estar alerta si las encías le sangran al cepillarse los dientes o al pasarse la seda dental.

8. Avisar al profesional médico dental si tiene sequedad bucal, dolor, manchas blanquecinas o mal sabor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here