Uno de cada cinco niños tiene piel con tendencia atópica

0
998

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel que afecta a un 20% de los niños y se estima que esta patología se ha multiplicado en los últimos 30 años. Con la colaboración de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria (Sepeap), los laboratorios dermatológicos de La Roche Posay han puesto en marcha la campaña Comparte Tu Globo Azul para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Y es que, esta patología dermatológica afecta a la vida social y familiar de estas personas. Resulta que el 85% de los padres sufre emocionalmente por la atopia de sus hijos. Según explica Leonor Prieto, directora científica de Laboratorios La Roche Posay, “esta enfermedad puede perjudicar a la rutina familiar por la atención que requiere y los cuidados que necesita, lo que agrava los síntomas y hace que las noches sean cada vez más difíciles”.

El 80% de los niños que padecen eczemas atópicos tienen antecedentes familiares, aunque también los pueden provocar los elementos ambientales, determinados alimentos y las propias emociones.

El eczema es la lesión típica que presenta una serie de síntomas como la sequedad, descamación, rojez o inflamación, pero el principal y el más molesto es el picor, ya que puede ser previo a la lesión o incluso persistir tras un brote agudo”, explica Fermín Vinaixa, médico pediatra del Centro de Salud de Leganés Norte.

Cuidados

  1. Para que la piel de los niños no sufra, el doctor Vinaixa destaca que “lo primero es mantener la piel limpia y seca, además de utilizar jabones suaves y emolientes. Lo segundo es nutrir la piel con un tratamiento relipidizante, antiinflamatorio y antipicor para aliviar las molestias y prevenir nuevos brotes.”
  2. Por otra parte, lo más indicado es evitar el polvo, las prendas sintéticas, la humedad corporal, los jabones agresivos y los cambios bruscos de temperatura.
  3. “Estudios clínicos han demostrado que para aliviarla de forma duradera es necesario restaurar la barrera lipídica de la piel y volver a equilibrar su microbioma. Si continúa desequilibrado, los brotes de sequedad severa, las irritaciones y los picores tienden a volver”, especifica Leonor Prieto.

 

En definitiva, se trata de una patología que afecta directa o indirecta a una gran parte de la población a través de sus efectos físicos y psicológicos. Un 58% de los niños con dermatitis atópica duermen mal y la mitad de ellos no rinden tan bien en el colegio. Por este motivo, Othman Bennis, director de La Roche Posay en España concluye diciendo que “es necesaria la difusión del mensaje para seguir investigando y poniendo al servicio de los pacientes los distintos tratamientos que ayuden a mejorar tanto la calidad de su piel, como la de su vida.”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here