Contra el suicidio, ¡todos en alerta!

0
179

El 10 de septiembre es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio: aprovechamos esta efeméride para aportar algo de luz entorno al suicidio, una conducta que crece y que según los expertos “urge abordar”.

Conocer el problema…

  • Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España fallecen alrededor de 3.600 personas al año por esta causa, 10 cada día.
  • En los últimos 45 años las tasas de suicidio han aumentado un 60% a nivel mundial, (datos de la Organización Mundial de la Salud -OMS-). Aunque tradicionalmente las mayores tasas se registraban entre varones de edad avanzada, las cifras entre los jóvenes han ido en aumento hasta el punto de que ahora son el grupo de mayor riesgo en muchos países.
  • La OMS también cuantifica las tentativas de suicidio: hasta 20 veces más frecuentes que los casos consumados.
  • El suicidio es un problema complejo en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales. Los trastornos mentales, especialmente la depresión y por consumo de alcohol, son un importante factor de riesgo.
  • La pandemia por coronavirus y un exceso de celo al afrontarla, pueden ser perjudiciales para la salud mental y conllevar un aumento de la ideación y riesgo suicida entre la población. Así lo alertan la Fundación Española para la Prevención del Suicidio y la Sociedad Española de Suicidología.

 … Para abordarlo

  • Dar visibilidad. A pesar de la alta mortalidad, la Confederación Salud Mental España denuncia que, todavía a día de hoy, el suicidio es una realidad silenciadaque conlleva un gran estigma. En esta misma línea, la OMS señala que no se aborda de forma adecuada debido básicamente a la falta de “sensibilización” y al “tabú” que lo rodea que impide que se hable abiertamente de ello.
  • Desterrar mitos. Entre los estereotipos que rodean al suicidio, la Confederación Salud Mental recoge la creencia de que las personas que lo intentan son egoístas, o bien se les atribuye la cualidad contraria (la valentía), cuando lo cierto es que es una conducta que responde a un intenso sufrimiento. Otra de las falsas creencias es que el afectado no avisa nunca a su entorno de sus intenciones, cuando en muchas ocasiones las revela de alguna manera.
  • Destruir puentes. Entre las estrategias para disminuir los casos, la OMS contempla la restricción en el acceso a métodos comunes de suicidio (armas de fuego y sustancias tóxicas como plaguicidas), medida que ha demostrado ser eficaz para reducir las tasas.
  • Salud mental y adicciones. Los datos disponibles demuestran de forma contundente que la prevención y el tratamiento adecuados de la depresión y del abuso de alcohol y sustancias reducen las tasas de suicidio, al igual que el seguimiento de quienes han intentado suicidarse.
  • Establecer políticas de abordaje de esta conducta paradetectar precozmente la intención suicida, establecer procesos asistenciales y de seguimiento a personas de riesgo, así como sensibilizar y mejorar la información a la población general.

Implicar a la sociedad. La prevención del suicidio requiere también la intervención de otros sectores además el sanitario y un enfoque innovador, integral y multisectorial: la educación, el mundo laboral, la justicia, los medios de comunicación…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here