amianto o asbesto

Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

La llamada por los expertos “pandemia de amianto” constituye un problema de salud pública por las enfermedades asociadas a su exposición que provoca. Pese a su prohibición en 2002, este silicato aún sigue presente en numerosos edificios e infraestructuras de España, con efectos muy nocivos sobre la salud respiratoria.

Hace aproximadamente un año conocíamos la sentencia de la magistrada titular del Juzgado de lo Social número 2 de Madrid a favor de la familia del presentador José María Iñigo, que finalmente reconocía la exposición al amianto como causa de su muerte, durante los años que trabajó en RTVE entre 1975 y 1985, y que conllevó que “desarrollase con posterioridad y dentro del periodo de latencia un mesotelioma pleural, que fue la causa de su muerte». Pero ¿qué es el amianto? Y… ¿realmente es tan peligroso?

Qué es el amianto

El amianto o asbesto es un grupo de seis minerales, bastante resistente pero flexible y con propiedades aislantes, muy utilizado en la industria y en la construcción durante el siglo XX en España, cuando aún se desconocían sus efectos nocivos. Según explican desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “a día de hoy, sabemos que tiene una repercusión muy negativa sobre la salud respiratoria humana, basada en la capacidad de las fibras del amianto para provocar una reacción inflamatoria de lenta progresión y un efecto carcinogénico. Así, existen evidencias sólidas que vinculan la exposición al amianto con el desarrollo de placas, fibrosis y derrame pleural, atelectasia redonda (una forma de colapso crónico del pulmón), asbestosis (enfermedad crónica del pulmón causada por la inhalación de fibras de amianto, cuya exposición prolongada puede hacer que se formen cicatrices en el tejido pulmonar y provocar falta de aire), cáncer de pulmón, mesotelioma de la pleura y del peritoneo (un tumor canceroso poco común, que afecta principalmente al revestimiento del pulmón y de la cavidad torácica (pleura) o el revestimiento del abdomen (peritoneo) por exposición prolongada a los asbestos), cáncer de laringe y de ovario. Por ello, desde esta sociedad médica y desde numerosas instituciones europeas, instan a los gobiernos de los estados miembros a erradicarlo de forma segura antes del año 2032.

Más peligroso con el tiempo

Aunque este material se prohibió en España en el año 2002, sus efectos perduran en el tiempo e incluso se vuelve aún más peligroso, ya que una vez finalizada la vida útil del amianto (de 30 a 35 años, lo que implica el 65% de lo instalado en la geografía española), las fibras que se desprenden de este mineral se vuelven más dañinas y letales. Según explican los neumólogos, el tiempo de latencia entre la exposición y aparición de estas enfermedades es de 20 a 40 años, por lo que, en la actualidad, aún se diagnostican enfermedades por amianto en personas que estuvieron expuestas a este material antes del 2002, así como entre trabajadores de obras y reparaciones que afectan a estructuras y edificios que lo contienen.

¿Dónde está el amianto?

Según indican desde SEPAR, el amianto sigue presente en numerosos edificios e infraestructuras en fibrocemento, tejados de viviendas y naves industriales, tuberías de abastecimiento de agua, estructuras de todo tipo de edificaciones, públicas y privadas, centros educativos y viviendas, en los vertidos ilegales de entornos urbanos y rurales, en instalaciones e infraestructuras de transporte como ferrocarriles, barcos e, incluso, en el Metro de Madrid y Barcelona.

Además, existen terrenos contaminados con vertidos de industria de amianto en numerosas poblaciones como Santa María de Benquerencia (Toledo), con un vertido de 90.000 toneladas de amianto y Altza (Donostia), Cerdanyola del Vallès (Barcelona) y Bellavista (Sevilla), entre los más casos más graves, a los que cabe sumar casos inaceptables como los vertederos de “residuos no peligrosos” en los que se ha vivido una tragedia sanitaria y medioambiental en Zaldíbar (Vizcaya).

Potente carcinógeno

Según explica la doctora Isabel Urrutia, neumóloga coordinadora del Área de Medioambiente de SEPAR, “el amianto es un potente carcinógeno y no existe un nivel de exposición segura a este, por lo que resulta inconcebible que siga presente en nuestros entornos urbanos y en el medioambiente. Es de vital importancia identificar todas las naves industriales, edificios, centros de trabajo e infraestructuras que aún contienen amianto y erradicarlo de nuestro medio de forma segura. El tiempo de latencia media entre la exposición y la aparición de distintas enfermedades como el cáncer de pulmón, el mesotelioma o la asbestosis es de unos 20-40 años, por lo que si no tomamos medidas y eliminamos el amianto de nuestro medio será inevitable que veamos nuevos casos de estas graves patologías y más muertes”, advierte.

Según el neumólogo y anterior presidente de SEPAR, Carlos A. Jiménez-Ruiz, “cada día constatamos cómo la polución va al alza y no solo en el exterior de nuestras viviendas y oficinas sino también en espacios interiores. Asegurar la calidad del aire en estos espacios será vital para la salud respiratoria de los ciudadanos”, asegura.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...