Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

El síndrome metabólico es el término médico para una combinación de diabetes, presión arterial alta (hipertensión) y obesidad. Obviamente, tener alguno de estos factores de riesgo no es bueno. Pero cuando se combinan, preparan el escenario para problemas graves.

Estos factores de riesgo duplican su riesgo de enfermedades de los vasos sanguíneos y del corazón , que pueden provocar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Aumentan cinco veces su riesgo de diabetes .

Síntomas del Síndrome metabólico

El síndrome metabólico se puede diagnosticar si tiene 3 o más de los siguientes síntomas:

  • niveles altos de triglicéridos (grasa en la sangre) y niveles bajos de  HDL (el colesterol «bueno») en su sangre, que pueden provocar aterosclerosis (donde las arterias se obstruyen con sustancias grasas como el colesterol)
  • presión arterial alta que es constantemente de 140/90 mmHg o más
  • incapacidad para controlar los niveles de azúcar en sangre (resistencia a la insulina.)
  • un mayor riesgo de desarrollar coágulos de sangre, como  TVP (trombosis venosa profunda) 
  • una tendencia a desarrollar irritación e hinchazón del tejido corporal (inflamación)

Factores de riesgo

Los siguientes factores aumentan las posibilidades de tener síndrome metabólico:

  • La edad. El riesgo de padecer síndrome metabólico aumenta con la edad.
  • Origen étnico. En los Estados Unidos, los hispanos, en especial las mujeres hispanas, parecen tener el mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico.
  • Obesidad. Tener sobrepeso, especialmente en el abdomen, aumenta el riesgo de síndrome metabólico.
  • Diabetes. Es más probable que tengas síndrome metabólico si tuviste diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional) o si tienes antecedentes familiares de diabetes II.
  • Otras enfermedades. Tu riesgo de síndrome metabólico es más alto si alguna vez tuviste enfermedad del hígado graso no alcohólico, síndrome de ovario poliquístico o apnea del sueño.

Complicaciones

Tener síndrome metabólico puede aumentar el riesgo de desarrollar lo siguiente:

  • Diabetes tipo 2. Si no realizas cambios en el estilo de vida para controlar tu exceso de peso, pueden desarrollar resistencia a la insulina, que puede causar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre. Finalmente, la resistencia a la insulina puede provocar diabetes tipo 2.
  • Enfermedades del corazón y circulatorias. El nivel de colesterol alto y la hipertensión arterial pueden contribuir a la acumulación de plaquetas en las arterias. Estas plaquetas estrechan y endurecen las arterias, lo que puede producir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Prevenir o revertir el síndrome metabólico

Puede prevenir o revertir el síndrome metabólico haciendo cambios en el estilo de vida, que incluyen:

  • Perder peso 
  • hacer ejercicio regularmente 
  • llevar una dieta sana y equilibrada para mantener bajo control la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en sangre
  • dejar de fumar 
  • reducir el consumo de alcohol 

Si es necesario, un médico de cabecera puede recetarle medicamentos para ayudar a controlar la presión arterial, el azúcar en sangre y los niveles de colesterol.