Bulimia

0
38

La bulimia nerviosa es un tipo de trastorno de la conducta alimentaria. Estos trastornos se definen como problemas de salud mental que causan conductas alimentarias extremas o peligrosas que, a su vez, ocasionan otros problemas de salud graves y a veces la muerte.

Los pacientes con bulimia comen mucha cantidad de alimentos en poco tiempo y sienten que no pueden controlar lo que comen (esto se conoce como atracón). Después intentan evitar subir de peso a través de distintos métodos de purga, siendo los principales el provocarse vómitos y tomar laxantes.

Es posible que las personas con bulimia también eviten engordar después de un atracón ejercitándose mucho más que lo normal, comiendo muy poco o nada o tomando diuréticos para orinar con frecuencia. Por lo general, la autoestima de los pacientes con bulimia está muy ligada a su imagen corporal.

A diferencia de la anorexia, el paciente con bulimia tiene por lo general un peso normal (aunque también puede ser delgado o tener sobrepeso) y, mientras que el trastorno por atracón no se acompaña de ningún acto purgativo, este sí aparece en la bulimia. Tanto los atracones como las purgas suelen ser actos privados y ocultarse a los demás lo que suele dificultar el conocimiento de la enfermedad por parte del entorno del paciente.

La bulimia afecta más a las mujeres que a los hombres y, entre estas, es más frecuente en niñas y mujeres jóvenes (entre los 15 y los 19 años) que entre las de más edad, aunque se está detectando un aumento de la incidencia entre este colectivo.

Los síntomas de la bulimia

  • Inflamación y aumento de las parótidas (las glándulas que producen la saliva)
  • Callosidades en los nudillos (por usar los dedos para provocarse el vómito)
  • Pérdida del esmalte dental, provocado por los vómitos, sensibilidad dental, e incluso pérdida de piezas
  • Vasos sanguíneos rotos en los ojos
  • Reflujo ácido y otros problemas gastrointestinales
  • Deshidratación grave
  • Reglas irregulares

Las personas con bulimia también suelen manifestar cambios de comportamiento:

  • Comer compulsivamente y generalmente a escondidas
  • Ir al baño con mucha frecuencia justo después de comer (para vomitar)
  • Realizar mucho ejercicio, incluso con con mal tiempo o si existe lesión o cansancio
  • Mostrar malhumor o tristeza
  • Aislarse, no querer salir con amigos ni hacer actividades con las que antes se solía disfrutar
  • Sentimientos de culpa y vergüenza
  • Sensación de descontrol
  • Baja autoestima y necesidad de ser aprobado por los demás
  • Dificultad para concentrarse

Las personas con bulimia suelen tener otros problemas de salud mental, como depresión, ansiedad o trastornos de abuso de sustancias.

Cómo se trata

  • Restaurar el bienestar físico. Las purgas pueden ocasionar desequilibrios de electrolitos y algunos afectados pueden necesitar hospitalización si tienen problemas cardíacos o renales graves.
  • Aprendizaje nutricional para que el paciente interiorice pautas para una correcta alimentación, para comer de forma equilibrada, con la frecuencia y cantidad saludables.
  • Psicoterapia. Ayuda a cambiar los pensamientos o comportamientos que hacen daño. Puede tratarse individualmente con un terapeuta o asistir a un grupo con otras personas que padecen bulimia para compartir sus experiencias. Los grupos de apoyo pueden ser de gran ayuda, a veces también se incluyen a las familias.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos como los antidepresivos pueden ser eficaces y contribuyen a reducir la necesidad de atracones y purgas, así como a mejorar los pensamientos acerca de la alimentación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here