La exposición #BipolarNoEsBroma recala en Sevilla para dar visibilidad y combatir el estigma 

0
132

Más de un millón de personas sufren trastorno bipolar en España y únicamente 300.000 han sido diagnosticadas, lo que se traduce en que siete de cada diez personas no saben que padecen este trastorno mental. Cada año, se diagnostican en Andalucía alrededor de 200 nuevos casos y se estima que la enfermedad afecta a un 2,5% de la población, una prevalencia similar al resto del país.

El diagnóstico tardío y la estigmatización que muchas veces sufren las personas con trastorno bipolar son dos de los principales problemas de esta enfermedad que afecta a los mecanismos que regulan el estado de ánimo. Y es precisamente en este contexto en el que nace la exposición #BipolarNoEsBroma, impulsada por Lundbeck y el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Una iniciativa divulgativa que persigue combatir el estigma asociado y destacar la importancia de un diagnóstico correcto y precoz de las personas afectadas. La muestra, totalmente gratuita, estará abierta al público del 4 al 11 de noviembre y se podrá visitar en la entrada principal del recinto hospitalario, el hall del hospital general.

La banalización de la enfermedad también dificulta el diagnóstico. Se suele creer erróneamente que los síntomas no son más que un problema relacionado con el carácter de la persona, cuando en realidad se deben a un mal funcionamiento del cerebro. Sara Montero, directora de la Unidad de Sistema Nervioso Central de Lundbeck Iberia, apunta al respecto que: “el trastorno bipolar es una de las enfermedades mentales que conlleva más repercusiones a nivel social y a su vez, mayor riesgo de generar estigma y rechazo social. La exposición a los cambios de humor, tanto en fases de alegría exacerbada como de profunda tristeza, puede resultar desconcertante para las personas próximas. Por ello, es de especial relevancia que las personas del entorno próximo, familia y amigos íntimos, conozcan la enfermedad y sus particularidades, para poder reaccionar adecuadamente en un momento de emergencia”. Y añade: “De aquí nuestro interés desde Lundbeck en impulsar campañas de sensibilización como #BipolarNoEsBroma para mejorar el conocimiento social sobre esta enfermedad y contribuir al desarrollo de actitudes más favorecedoras de integración”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here