Cistitis de repetición

El verano es época de cistitis, sobre todo para aquellas mujeres que la padecen con frecuencia. La humedad en la zona ligada a los bañadores, los trastornos horarios y el desorden en los patrones habituales de alimentación propios del verano pueden debilitar nuestro sistema inmune y hacernos más vulnerables a las infecciones.  

Hasta el 80% de los casos de las cistitis se deben a una infección bacteriana producida por la bacteria Escherichia coli, cuyos síntomas más característicos son una necesidad imperiosa y constante de orinar y una sensación de ardor al hacerlo. Es más común en las mujeres, aunque un 4% de los hombres afirma haber pasado por algún episodio de cistitis. En su caso, los síntomas son frecuencia y urgencia de micción, sensación de ardor u hormigueo durante o después y fiebre baja, aunque el verano no aumenta su riesgo a padecerla. “Si notamos unas ganas continuas de ir al baño, incluso urgencia, acompañadas de molestias o escozor al orinar, dolor en la pelvis, e incluso fiebre o dolor lumbar, debemos pensar que estamos ante una cistitis y consultar lo antes posible con el médico o el farmacéutico para escoger la mejor opción terapéutica”, indica el doctor Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer.

Qué la favorece

  1. Aunque la temperatura ambiente y la del agua no son una causa directa del repunte veraniego, sí aportan un ingrediente fundamental que, como explica el experto, facilitan la proliferación de la bacteria Escherichia Coli: la humedad. De ahí que permanecer mucho tiempo con el bañador mojado pueda ser un acicate para que se produzca la infección.
  2. Las relaciones íntimas también favorecen su aparición, por facilitar la migración de las bacterias del colon a la uretra.

Prevenir para no lamentar

  • Bebe mucha agua y líquidos y no aguantes las ganas de ir al baño. Con ello facilitas la eliminación de bacterias del tracto urinario a través de la orina, ya que “el crecimiento bacteriano es mayor cuando la orina permanece en la vejiga, especialmente antes y después de las relaciones sexuales”, explica el doctor Palacios.
  • Cuida tu higiene íntima con jabones neutros que ayuden eliminar las bacterias.
  • No permanezcas con el traje de baño húmedo. Así mitigarás la proliferación de bacterias.
  • Si utilizas diafragma, el doctor Palacios recomienda reconsiderar su uso, ya que dificulta el vaciado de la vejiga y predispone a la infección.
  • Consume activos naturales que ayudan a prevenir cistitis de repetición. El doctor Palacios destaca la utilidad del arándano rojo o cranberry, la D-Manosa, el brezo (sus flores se utilizan para favorecer la eliminación de líquidos, lo que contribuye al buen funcionamiento del sistema urinario) y los probióticos. Estos preparados farmacéuticos “evitan que las bacterias responsables de estas infecciones se adhieran a las paredes de la vejiga gracias a la acción que ejercen las PACs (proantocianidinas tipo A que contienen), que favorecen la diuresis y, por tanto, la expulsión de bacterias como la Escherichia Coli, a través de la orina”.
  • Tomar estos preparados de manera rutinaria ayuda a prevenir infecciones y a combatir el uso excesivo de antibióticos que forman parte del tratamiento cuando la infección ya se ha instalado.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Avatar

Paula Rivero

Pertenezco a la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94. La falta de experiencia de una facultad que empezaba me llevó a tener...