ESTÁS LEYENDO...

4 reglas para comer con hipotiroidismo

4 reglas para comer con hipotiroidismo

4 reglas para comer con hipotiroidismo

Eric Iges nos explica qué comer con hipotiroidismo

Las afecciones en la glándula tiroides son una de las causas más comunes por las que se acude a la consulta de un dietista-nutricionista. Eric Iges nos explica qué pautas se tienen que tener en cuenta a la hora de trabajar en el plano nutricional.

La tiroides es una glándula con forma de mariposa situada en la parte anterior del cuello. Se encarga de secretar fundamentalmente 2 tipos de hormonas, la T4 también llamada tiroxina y la T3, llamada triyodotironina. De manera general, podemos decir que tienen efecto en casi todos los órganos del cuerpo, ya que las distintas células del organismo tienen receptores de estas hormonas, influyendo en el metabolismo de todas ellas.

Ø  Llamamos HIPOTIROIDISMO a aquella afección en la que se ve comprometida la función de la glándula tiroides, produciéndose un defecto parcial o total en la producción de las hormonas mencionadas. Esta disminución produce una ralentización del metabolismo basal de la persona, pudiendo propiciar un aumento de peso de forma más fácilmente que si el funcionamiento fuese normal. Además, esta situación suele acarrear otros síntomas como cansancio, apatía, dolores musculares y depresión.

Ø  En cambio, con HIPERTIROIDISMO ocurre la situación contraria. Una producción excesiva de estas hormonas puede resultar en un metabolismo basal aumentado, repercutiendo en una pérdida de peso y masa muscular, además de palpitaciones, dificultad para dormir, ansiedad, falta de concentración y, uno de los síntomas más característicos, exoftalmos (ojos saltones).

Hablan los análisis

Es muy importante conocer que su mecanismo es totalmente dependiente de otra glándula situada en la base del cerebro, la hipófisis. Esta otra glándula genera una hormona llamada TSH, la cual es la encargada de regular la producción de la hormona tiroidea T4.

TSH > T4 > T3

Por este motivo, en las analíticas comunes se evalúan los niveles de TSH y T4, y la medicación que se da generalmente para combatir el hipotiroidismo es la levotiroxina (sustituyendo a la T4). Una TSH elevada indica que la T4 no se está produciendo en suficiente cantidad, claro indicio de hipotiroidismo.

Sin embargo, en algunas ocasiones lo que falla es la conversión de T4 a T3, cosa que en los análisis comunes no se refleja; y en otras ocasiones lo que falla es que se está convirtiendo más cantidad de T4 a T3 reversa (hormona inactiva) en vez de a T3 libre.

Qué comer con hipotiroidismo: 4 reglas

El tratamiento nutricional que se debe seguir cuando se padece hipotiroidismo, la afección de tiroides más común, debe tener en cuenta saber que en el 90% de los casos, los problemas de tiroides son de tipo autoinmune. Esto quiere decir que es el propio sistema inmune del organismo el que está dañando a la glándula tiroides, por lo que alimentarlo correctamente puede evitar su agravamiento.

1.      Existe actualmente cada vez más evidencia científica de que la exclusión de algunos grupos de alimentos puede resultar beneficioso cuando se padece una patología de tipo autoinmune. Quitar el gluten de la dieta puede ser una estrategia a seguir, siempre valorándose previamente cada caso concreto con el endocrino, y siendo conscientes de que no es la panacea y que queda mucho por estudiar.

2.      Reducir o excluir aquellos alimentos que tienen un efecto bociógeno. Se llama bocio a la glándula tiroides agrandada, síntoma común del hipotiroidismo. La soja y productos derivados de ella, el mijo, y las crucíferas como la coliflor, el brócoli, el repollo o la col rizada podrían tener un tipo de sustancias llamadas goitrógenos, siendo contraproducentes si se consumen en crudo, ya que cocinadas se destruyen los goitrógenos.

3.      A su vez, debemos saber que determinados nutrientes como el yodo, el selenio y el zinc son importantes para el correcto funcionamiento de la tiroides, ya que intervienen en los procesos de formación y conversión de las hormonas que hemos ido mencionando. Personas con déficit de yodo en su dieta podrían tener más riesgo de sufrir hipotiroidismo. Incluir una alimentación suficiente en estos nutrientes es uno de los consejos que deben aportarse.

o    Alimentos ricos en yodo son el pescado, el marisco, los huevos, los lácteos y la sal yodada.

o   Alimentos ricos en selenio son las nueces, legumbres, espinacas y el pescado azul.

o   Alimentos ricos en zinc son los frutos secos, las semillas de cáñamo, el marisco, el pollo y la ternera.

4        Por último, y no menos importante, la alimentación debe ser saludable, basada en “comida real” y limitando el consumo de productos ultraprocesados. Como siempre, la base deben ser las frutas, hortalizas y verduras (cuidado con las crucíferas mencionadas), y podría ser importante hacer énfasis en incluir más alimentos proteicos como los huevos, el pescado, el marisco y la carne magra, sin olvidar el aporte de alimentos ricos en grasas saludables como el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos o el aguacate. Como decíamos, en el hipotiroidismo el metabolismo está disminuido, por lo que un mayor aporte de proteína junto a un estilo de vida activo puede estar justificado para controlar el peso corporal.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?
  1. Sarai

    12 diciembre

    Hola tengo hipertiroidismo meda mucha taticardias es algo horrible las medicinas que me mandan me dan nauceas insomnio es algo horrible esto me dio ahora que mi bebe tiene tres meses estoy tomando metropolol para eso

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.