Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Ángel Puente: «Esta legislatura tiene que ser la que verdaderamente sirva para conseguir un gran acuerdo que saque la sanidad de la confrontación política»

Ángel Puente es presidente del Círculo de la Sanidad y Fundador de COGESA, empresa especializada en gestión sanitaria.

Tras el resultado de las elecciones del 28 de abril, ¿cree posible alcanzar un pacto de Estado en Sanidad en la próxima legislatura? ¿Ve posible un acuerdo que saque a la Sanidad de la confrontación política en nuestro país?
Posible, desde luego que lo es. Pero voy más allá: no solo es factible, sino que además, es una obligación, un deber moral como sociedad y una necesidad para garantizar la sostenibilidad del Sistema nacional de Salud (SNS) a medio y largo plazo. Si nos atenemos a los resultados de las elecciones, vemos que la aritmética parlamentaria obliga a alcanzar pactos para que exista estabilidad política, algo que en los últimos años ha faltado en nuestro país, aunque es cierto que es un fenómeno que también se da en otros muchos estados de nuestro entorno. Y si tiene que haber acuerdos para poder aprobar leyes, en cuestiones tan relevantes para la sociedad como es la sanidad, todavía más. En cuestiones así, de hecho, no solo se deben aprobar normativas con el apoyo mínimo para que puedan entrar en vigor, sino que se debe buscar un consenso mucho mayor, con el fin de que la salud salga de la contienda política y no sea un asunto que esté a merced de los cambios que implemente cada nuevo Gobierno, como lamentablemente sucede por ejemplo con la educación. Eso sí, este pacto de Estado en sanidad debe alcanzarse contando con todas las partes implicadas, empezando por los pacientes, que deben estar siempre en el centro del sistema, así como con los profesionales sanitarios, gestores públicos y privados y por supuesto, los responsables políticos.

¿Cuáles son los mayores retos a los que se deberá enfrentar el próximo Gobierno en materia de Sanidad?
Entre ellos, sobresale el incremento de las enfermedades crónicas y del envejecimiento de la población, lo que por otra parte es un éxito del propio sistema sanitario por el que debemos sentirnos muy orgullosos (España tiene la segunda mayor esperanza de vida del mundo). La evolución demográfica genera un aumento de la demanda asistencial y tenemos que prepararnos para ello. Tenemos que repensar el sistema en muchas cuestiones, racionalizando al máximo los recursos, porque no son infinitos. Y no me refiero a ejecutar recortes, sino a que con los fondos que hay disponibles se puedan hacer más cosas. Por ejemplo, cuando se pueda ahorrar costes en la atención de una determinada patología o se pueda acortar una lista de espera mediante la colaboración público-privada, se tiene que hacer. Siempre que se garantice la máxima calidad, la gratuidad y la universalidad en la atención, los políticos están obligados a aprovechar todo lo posible los fondos públicos, que no debemos olvidar que son de todos.

En ese pacto por la sanidad los pacientes ocupan ya un papel primordial. ¿Por qué, a su juicio, el paciente debe colocarse siempre en el centro del sistema?
Porque entonces no tendría razón de ser que tengamos un sistema sanitario. A fin de cuentas, la atención sanitaria debe estar diseñada por y para los pacientes, ya que son la razón de ser del SNS. Además, si te das cuenta, hay muchos profesionales sanitarios, también hay gestores, políticos responsables de la sanidad, pero de lo que no cabe duda es que absolutamente todos somos en algún momento pacientes a lo largo de nuestra vida, en mayor o menor medida.

El hecho de que tengamos una de las mayores esperanzas de vida de todo el mundo nos pone un gran reto por delante: el de la cronicidad. Cómo debemos afrontar ese reto todos los integrantes del pacto por la sanidad. ¿En qué lugar coloca al farmacéutico dentro de este debate?
Ya abordaba anteriormente el tema de la cronicidad, y como bien dices, es al mismo tiempo un éxito y un gran reto para el sistema. Para hacer frente al aumento de la demanda asistencial, tendremos que cambiar algunas cuestiones, invirtiendo en nuevos equipamientos técnicos, algo que el SNS no ha podido hacer por la restricción del gasto que se ha tenido que implementar durante los años de crisis económica. Como ejemplo, podemos hacer referencia a que seguro que si se invirtiera en nuevas tecnologías, algunas de las consultas que se siguen haciendo de manera presencial, podrían hacerse de forma telemática. Esto, además de que sería positivo para el sistema, lo sería todavía más para el paciente, ya que le facilitamos la vida, y como veíamos antes, tiene que ser el centro del sistema. Cabe destacar, en esta línea, la gran labor que juega el sector farmacéutico en la atención sanitaria de los ciudadanos. En muchas ocasiones, la farmacia es el primer lugar al que mucha gente acude cuando tiene un problema o necesita un consejo sobre salud, convirtiéndose así en un punto de encuentro para la prevención. Por ello, estos profesionales son fundamentales en la sostenibilidad del SNS, ya que cuanto más se contribuye a que las personas gocen de un buen estado de salud, más coste se ahorra al sistema a medio y largo plazo.

¿Cuáles son las medidas de racionalización del gasto que a su juicio deben contemplarse en la próxima legislatura?
Yo creo, en general, que lo que debemos ser es flexibles y no guiarnos por prejuicios que hacen creer muchas veces que la colaboración público-privada es negativa. Nada que ver. En cada caso, en cada territorio y con cada paciente y patología, debemos valorar cuál es la forma más eficaz y eficiente de atender a una persona, y actuar en consecuencia. La racionalización está en lo macro, en unos presupuestos suficientes y trabajando con previsión, pero también en lo micro, en el día a día de cada centro. Por otro lado, creemos que se debe abordar con la mayor celeridad posible la reducción del IVA de productos y servicios sanitarios, que en muchos casos están gravados al 21%, como si se tratara de bienes de lujo. Así, urge reducir el IVA del equipamiento sanitario como los ecógrafos; productos como las sondas o los catéteres, y servicios como la seguridad, la logística y la limpieza, entre otros.

¿Y cuáles para conseguir la tan deseada equidad territorial en toda España?
Para nosotros es esencial luchar contra la falta de equidad territorial que existe en España, ya que dependiendo de la comunidad autónoma en la que un ciudadano reside, en determinados casos puede tener acceso a un tratamiento o no. Para ello, es fundamental crear una cartera básica de servicios comunes que se garantice en todas las autonomías e incrementar la dotación presupuestaria del Fondo de Cohesión Sanitaria. Las ciudades o las comunidades autónomas no van al médico ni sufren por sus familiares, sino que son los ciudadanos, cada persona, los que se enfrentan a este tipo de situaciones, y este país no tiene que pensar tanto en clave de fronteras en su interior, sino en clave de personas.

En aras de la tan deseada sostenibilidad del SNS, usted ha hablado mucho de la necesidad de educar en prevención y en utilizar de manera adecuada los recursos sanitarios. ¿No cree que la farmacia y el farmacéutico están desaprovechados a día de hoy?
El refranero español es muy sabio, y voy a echar mano de él: “Prevenir, es curar”. Pues eso que a priori es tan sencillo de decir, es una tarea muy importante a la que nos tenemos que enfrentar cada día. Hace unos días celebrábamos una jornada sobre educación sanitaria, y ahí, múltiples expertos, pusieron de manifiesto la necesidad de avanzar en materia de educación sanitaria. La educación sanitaria tiene que estar en los centros médicos, pero también en los lugares de trabajo, en los colegios y en las familias. No podemos olvidar que el farmacéutico es quien muchas veces más ve al paciente. Por último, no podemos dejar atrás que la figura del farmacéutico va más allá y que contribuye también a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía en el campo de la investigación. Estamos ante una industria robusta, que cuenta con profesionales altamente cualificados que apuestan por la investigación para crear nuevos fármacos y mejorar la eficacia de los que ya tenemos.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...