Decálogo para mantener un cerebro saludable

1
1540

Los buenos hábitos en la juventud y en la madurez son clave para generar resistencias a las enfermedades neurodegenerativas

En España hay cerca de 400.000 personas mayores de 90 años y según las estimaciones del INE, se prevé que esta cifra se multiplique por cuatro en 2050. Llegar con buena salud a esta edad, depende en gran medida de nuestro estilo de vida y los hábitos que tenemos en edades medias de la vida; y la concienciación social es fundamental para prevenir determinadas enfermedades. Por ello, la Fundación del Cerebro ha desarrollado, con la colaboración de BIAL, un decálogo con recomendaciones sobre cómo envejecer manteniendo el cerebro saludable, que cuenta con el aval de la Sociedad Española de Neurología.

Decálogo para mantener un cerebro saludable

  • Practica ejercicio físico moderado a diario y evita el sedentarismo.
  • Evita el sobrepeso.
  • Intenta mantenerte activo intelectualmente: lee, baila, escucha música, acude al cine y al teatro, conversa, aprende idiomas, viaja e interésate por la actualidad.
  • Participa en actividades de grupo, colabora con la sociedad e intenta interactuar socialmente.
  • Controla tu tensión arterial.
  • Evita la diabetes y la hiperglucemia.
  • Mantén una dieta saludable baja en azúcares refinados y en grasas saturadas, pero rica en verduras y pescados. Una opción ideal es recuperar la dieta mediterránea tradicional.
  • Debes prevenir los accidentes, especialmente de tráfico, usando casco en las motos y el cinturón de seguridad en el coche.
  • Evita los tóxicos: abandona el tabaco y consume alcohol sólo con moderación.
  • Y, finalmente, ten una actitud positiva frente a la vida. Usa el buen humor siempre que puedas, la risa es el mejor aliado para evitar que la vida te sobrepase y elimina el estrés en todo lo que puedas.

Los expertos estiman que hasta el 16% de la población española puede padecer algún trastorno neurológico. La migraña, relativamente benigna pero con un impacto negativo en la calidad de vida de quienes la sufren, el Ictus, las enfermedades neurodegenerativas (como la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson) y la epilepsia, son las patologías neurológicas más frecuentes en nuestro país. Sin embargo, el Dr. David A. Pérez Martínez, Director General de la Fundación del Cerebro, asegura que “mantener una dieta equilibrada, mantenerse activo físicamente y participar en actividades sociales, son algunas de las claves para ayudar a nuestro cerebro a mantenerse activo y que favorecerán nuestra salud en el futuro”.

Iñigo Pagoaga, Director General de BIAL en España, afirma que “conviene hacer esfuerzos, tener ilusiones y ganas de mejorar. Debemos ser conscientes de que se pasa por momentos más complicados, pero el optimismo y el empeño son fundamentales para ayudar a nuestra mente a estar sana”. Además, Pagoaga señala que “este mismo pensamiento debemos aplicarlo en el entorno empresarial”. En BIAL, que este año está celebrando su 90 aniversario, “estamos haciendo un esfuerzo importante para seguir invirtiendo en innovación y seguir cumpliendo años. En los últimos tiempos, hemos apostado por fortalecer nuestra presencia en España y contar con los mejores investigadores para contribuir al desarrollo de una vida saludable. Y, precisamente para fomentar la vida saludable, decidimos pedir la colaboración de la Fundación del Cerebro, elaborando este decálogo”.

Enfermedades neurológicas: concienciación y prevención
Aunque la genética juega un papel importante en el desarrollo de determinadas enfermedades, el estilo de vida puede repercutir en el riesgo de desarrollar enfermedades neurológicas. El Dr. David A. Pérez Martínez recuerda que “los malos hábitos en edades medias de la vida pueden tener su repercusión décadas después generando problemas cerebro-vasculares o incrementando el riesgo de demencia”.

A menudo se nos olvida el papel del cerebro, ya que ‘no duele’ como otros órganos cuando tiene problemas y los primeros síntomas pueden pasar desapercibidos para el propio paciente y sus familiares”, explica el Dr. Pérez Martínez. Por esta razón, hay que trabajar desde edades tempranas para mantener hábitos beneficiosos y envejecer sin secuelas neurológicas.

En cualquier caso, hacer ejercicio físico de manera regular, la estimulación cognitiva y el control de la tensión arterial y diabetes ha demostrado beneficio a todas las edades, incluso en pacientes en los que ya presentan una enfermedad neurológica. “Acudir a eventos culturales, leer, escuchar música, bailar o simplemente conversar son actividades sociales y que probablemente aumentan la resistencia a desarrollar enfermedades neurodegenerativas”, apunta el especialista. “Por supuesto, controlar los factores de riesgo vascular como hipertensión arterial o diabetes no pueden pasarse por alto, así como evitar el sedentarismo”, añade el experto.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here