Dos tercios de las personas que padecen hiperhidrosis tienen antecedentes familiares

0
1222

La sudoración excesiva limita a los que la sufren hasta el punto de condicionar la elección entre un trabajo y otro

No se sabe por qué la hiperhidrosis afecta a unas personas y a otras no, sin embargo, los datos sugieren que pueda existir una causa genética”, explica el Dr. José Luis López Estebaranz, dermatólogo y profesor en la Universidad Rey Juan Carlos. Se estima que la prevalencia de hiperhidrosis llega hasta el 2,8% de la población. A partir de estos datos, se calcula que en España más de 1.200.000 personas conviven con esta patología. Su causa es desconocida, aunque dos tercios de los pacientes tienen un familiar con hiperhidrosis. “Las personas con hiperhidrosis producen sudor en cantidades mucho más grandes de las necesarias para
controlar su temperatura corporal,
especialmente en las palmas de las manos,
las plantas de los pies y las axilas”, señala
el Dr. López Estebaranz, también director
médico de la Clínica DermoMedic. “Esta
patología afecta por igual a hombres y a mujeres y se empieza a manifestar desde la infancia y la adolescencia”, añade.

La sudoración excesiva tiene un gran impacto en la calidad de vida de las personas llegando a condicionar la elección de su trabajo. También les limita su forma de vestir llegando a afectar su autoestima y la seguridad en sí mismos. Un gran porcentaje de las personas que la sufren evita participar en actividades sociales. En concreto, y según un estudio realizado entre personas con esta patología, un 34% piensa que sudar excesivamente en público es peor que tener miedo escénico y un 30% cree que produce más vergüenza que tener acné o sufrir obesidad.

El Dr. López Estebaranz proporciona algunos consejos para combatir esta patología

  • Usar prendas que sean frescas. Las fibras naturales pueden ser frescas pero absorben sudor y permanecen húmedas. Algunas fibras sintéticas menos frescas repelen el sudor y permanecen secas. Tenga disponible ropa para mudarse durante el día
  • Mantener un ambiente en el trabajo fresco y bien ventilado
  • Evitar el consumo de alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes
  • Reducir el estrés, la tensión y la ansiedad
  • Mantener una buena higiene corporal. De esta forma evitará el mal olor corporal, si bien no el exceso de sudoración

Toxina botulínica
Los tratamientos tópicos con soluciones antitranspirantes que incluyan clorhidrato de aluminio hexahidratado son las medidas iniciales. Con estos productos tópicos la mayoría de los casos no se controlan por lo que es necesario utilizar otros tratamientos. “Es la toxina botulínica tipo A aplicada de forma local intradérmica el tratamiento que ha revolucionado el manejo de los pacientes con hiperhidrosis focal idiopática”, comenta el especialista. “Es un tratamiento que se realiza de forma ambulatoria y dura entre 15 y 30 minutos. Sus efectos pueden durar en torno a 7 meses y su eficacia es cercana al 100%”, continúa. El 89% está satisfecho con los resultados en la primera semana y hasta el 93% lo está en la semana 165.

“En axilas el tratamiento es prácticamente indoloro. Dentro de la primera semana de tratamiento ya es notoria la mejoría en la sudoración. Un segundo tratamiento es necesario cuando se empiece a notar una vuelta a la sudoración excesiva. Esto suele ocurrir pasados 4-9 meses”, explica el Dr. López Estebaranz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here