‘Globeathon’, una iniciativa para concienciar sobre el cáncer de ovario

0
737

Ante la falta de síntomas fácilmente identificables, es fundamental que las mujeres cuenten con información sobre este tumor 

Más de 80 países de todo el mundo se unen durante todo el mes de septiembre. En España, el próximo sábado 19 de septiembre con motivo del Globeathon, el objetivo es igualmente darle voz al cáncer ginecológico y concienciar sobre el mismo a la sociedad en general y, en particular, a la mujer.

En este sentido, más de 5 millones de mujeres son diagnosticadas al año de un cáncer ginecológico en el mundo, más de 12.300 de ellas en España. Estas cifras justifican la labor informativa de la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO) que se suma, por tercer año consecutivo, a la celebración del Globeathon, bajo el lema ‘¿Dudas? Pregunta’. Y es que, debido a la falta de síntomas fácilmente identificables que pueden hacer sospechar de la existencia del cáncer de ovario, es fundamental que las mujeres cuenten con información sobre este tumor y que, ante la duda, consulten rápidamente al especialista.

Se trata de una llamada a la acción sin precedentes, que culminará el próximo 19 de septiembre en la Plaza de Oriente de Madrid, frente al Palacio Real, con un programa de actividades dirigidas a toda la población que incluyen yoga, una marcha por los cánceres ginecológicos, un taller de pulseras y mandalas, además de una muestra de danza española, con motivo del Globeathon, una iniciativa de concienciación social sobre este tipo de cánceres. El Dr. Lucas Minig, ginecólogo oncólogo, jefe de Servicio de Ginecología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) de Valencia, y Paz Ferrero, presidenta de la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO), han coordinado el evento mundial en España, que además convive con el Festival ‘Actúa’.

Según indica el Dr. Minig, “el Globeathon es una iniciativa de un grupo de médicos y pacientes afectadas cuya principal misión es la de aumentar la conciencia del cáncer que afecta a los órganos de la reproducción femenina. Al mismo tiempo, la marcha tiene como objetivo identificar las disparidades globales de atención, y superar las barreras (étnicas, raciales, políticas, geográficas, económicas, culturales y religiosas) a través de la extensión educativa y el compromiso global de la comunidad”. Además, ha asegurado que “la misión es también poner en evidencia la relevancia de la implementación adecuada de los mecanismos de prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer ginecológico”.

El cáncer ginecológico hace referencia a los tumores malignos que afectan a los órganos de la reproducción femenina: ovario, trompa, útero, cérvix, vagina y vulva. “De todos ellos, el cáncer de endometrio es el más frecuente con un 46%, con 4.200 casos al año en España, y se diagnostica en etapas iniciales en más del 90% de los casos, por lo que la tasa de curación es muy elevada. Por otro lado, el cáncer de ovario ocupa el segundo lugar en incidencia dentro de los tumores ginecológicos (33%) con 3.200 nuevos casos al año en España, pero casi el 80% de ellos se diagnostica en etapas avanzadas de la enfermedad, siendo el cáncer ginecológico más agresivo y con menor posibilidad de curación. Y, el tercero en incidencia y mortalidad, el cáncer de cérvix con 2.000 casos diagnosticados anualmente en España, por lo que el adecuado cumplimiento de las campañas de detección temprana por parte de las mujeres es uno de los principales motivos para que el cáncer de cérvix ocupe un lugar marginal”, afirma el Dr. Minig.

Y es que, “si bien se ha avanzado mucho en el tratamiento de cáncer de mama y otras enfermedades oncológicas, demasiadas mujeres de todo el mundo aún siguen muriendo de cáncer de cuello uterino, de ovario y otros cánceres de los órganos reproductivos”. Esta es la situación que, según este experto, justifica la realización de un proyecto como Globeathon: “Es necesario que las mujeres conozcan los síntomas para la detección precoz y el tratamiento exitoso y, además, es fundamental la investigación en pro del desarrollo de mejores opciones de prevención, diagnóstico y tratamiento para vencer este tipo de cáncer”, concluye el doctor Lucas Minig.

En palabras de Paz Ferrero, “el cáncer ginecológico es especial porque puede afectar la función hormonal y ocasionar una menopausia temprana, puede alterar la sexualidad de las mujeres, y porque también puede afectar su vida cotidiana, ya que aún hoy en países occidentales sigue siendo un tema tabú entre la sociedad”. En concreto, la información es la herramienta fundamental en la lucha contra el cáncer de ovario, “ya que no tiene fácil prevención, por lo que es vital un diagnóstico precoz, teniendo en cuenta que el 90% de las mujeres sobrevive más de cinco años cuando se diagnostica de forma temprana, algo que, hoy por hoy, solo sucede en el 20% de los casos”, destaca Paz Ferrero. “Junto a la concienciación, es fundamental que las pacientes puedan acceder rápidamente a la innovación oncológica”.

En este sentido, el doctor Antonio González, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO), hace hincapié en que “gracias a los últimos avances producidos en este campo, podemos tener la enfermedad controlada por más tiempo”. A este respecto añade, “cada avance supone una mejora del control de la enfermedad, es decir, cada avance nos ha permitido ir progresando”. En este sentido, asegura este experto, es fundamental que “las pacientes tengan acceso al mejor tratamiento posible”. A este respecto, añade la presidenta de ASACO “es primordial darle a la innovación oncológica el valor que tiene y que puede aportar tanto a las pacientes oncológicas como al Sistema Nacional de Salud en términos de sostenibilidad. Nuestra labor como asociación, que representa a personas afectadas por cáncer de ovario, es reclamar que todas las pacientes tengan acceso a esta innovación de forma equitativa en todo el país”.

Cáncer ginecológico y unidades multidisciplinares
Una buena cirugía ayuda, aun siendo la paciente diagnosticada en estadios avanzados, a mejorar notablemente el pronóstico de la enfermedad. En este sentido, asegura el Dr. Minig, “la complejidad del cáncer hace del trabajo en equipos multidisciplinares el punto clave para garantizar el mayor éxito terapéutico. Por ejemplo, según confirman los resultados de numerosos estudios clínicos epidemiológicos, los pilares del tratamiento del cáncer de ovario se basan en la resección completa de la enfermedad realizada por un ginecólogo oncólogo experto en cáncer de ovario y el posterior tratamiento con quimioterapia, preferiblemente por vía intraperitoneal, por un equipo de oncólogos también con experiencia en esta técnica. La supervivencia de las pacientes con cáncer de ovario puede aumentar hasta un 20% cuando la cirugía inicial la realiza un ginecólogo oncólogo. Y añade, “además, la calidad de atención médica aumenta significativamente cuando una paciente afectada de cáncer de ovario no sólo recibe una atención por profesionales especializados, sino que todo el curso del tratamiento se realiza en instituciones especializadas en la atención integral y el tratamiento del cáncer en centros oncológicos”.

Asimismo, la presidenta de ASACO subraya la importancia de que los profesionales médicos cuenten con todos los recursos disponibles a su alcance para desarrollar su trabajo, así como la necesidad de que éstos aborden la comunicación con la paciente desde un punto de vista clínico y humano. “El especialista ha de abordar con la paciente todos los aspectos que requiere este tumor, es decir, aquellos relacionados con la fertilidad, la sexualidad, el consejo genético o la menopausia, así como aquellos relacionados con el aspecto psicológico”, asegura Ferrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here