• En el último congreso de la SEFAC se presentó la Declaración de la Profesión Farmacéutica: Farmacia Comunitaria, ¿qué aporta este documento?

Creo que es un documento que nos une a todas las organizaciones que trabajamos en el marco de la farmacia comunitaria -Consejo General de Colegios, SEFAC como sociedad científica y a la Fundación Pharmaceutical Care-no en la defensa de nuestra profesión, puesto que no tenemos por qué defendernos de nadie, sino en el reconocimiento del valor que tiene la farmacia comunitaria a todos los niveles: normativo y legal, académico, competencial, asistencial, etc. Creo que como documento sirve para que, si alguien tiene dudas sobre la capacidad da la farmacia comunitaria, deje de tenerlas.

• Recientemente la Sociedad ha presentado una propuesta sobre atención farmacéutica domiciliaria, ¿a qué tipo de pacientes se dirige y cómo se articularía?

Es un documento que está todavía en fase preliminar, que hemos compartido con nuestros socios e incorporado sugerencias, pero que consideramos que era un paso necesario, porque el futuro de la sanidad pasa por ahí, ahora avanzaremos en su desarrollo con otras profesiones y entidades. El documento es extenso y está dirigido principalmente a esos pacientes que por edad, discapacidades, etc. no pueden o les resulta muy difícil desplazarse a la farmacia a por sus medicamentos. No olvidemos que vivimos en un contexto en el que el envejecimiento de la población y la cronificación de enfermedades es cada vez mayor. El objetivo de la atención farmacéutica domiciliaria es mejorar el estado de salud de esos pacientes, garantizando así la continuidad asistencial de la prestación farmacéutica. El documento recoge como podría ser esa prestación, que tipo de servicios podrían proveerse, cómo debería ser la coordinación con otros agentes de salud, etc. Creo que es importante que se debata sobre todo esto desde el respeto a las competencias de cada profesión y recordando lo que decía anteriormente que los pacientes necesitan de la colaboración de todos.

•  Con el cambio de ministerio, ¿percibe compromiso de diálogo de la nueva ministra de Sanidad, María Jesús Carcedo, con la farmacia comunitaria?, ¿qué puntos le gustaría poner sobre la mesa en un “tú a tú” con los responsables ministeriales?

Desde SEFAC damos la enhorabuena a la nueva ministra por su nombramiento y le deseamos la mejor de las suertes por el bien de los ciudadanos, pacientes y Sistema Nacional de Salud (SNS), ya que su éxito será el de todos. SEFAC como la sociedad científica de los farmacéuticos comunitarios se ha puesto a su disposición como con los anteriores ministros para contribuir desde el punto de vista científico y asistencial a la mejora de la salud de la población y de la prestación farmacéutica. A este respecto, creemos fundamental el apoyo real y con medidas concretas a la atención primaria en general y a la de la farmacia comunitaria en particular, por ello pensamos que debería valorarse la incorporación a las prestaciones del SNS de nuevos servicios profesionales farmacéuticos que abordar como la adherencia terapéutica, la detección precoz de enfermedades y el abordaje de la cronicidad, que tienen una influencia clara en la salud y en el buen uso de los recursos disponibles para la sostenibilidad del SNS. Del mismo modo, esperamos que el Ministerio sea dialogante y cuente con la opinión de los profesionales sanitarios y que valore el papel de la farmacia comunitaria como elemento vertebrador para garantizar la accesibilidad y la calidad de la prestación farmacéutica que recibe la población. SEFAC ha presentado recientemente diversas propuestas como la ya mencionada de atención farmacéutica domiciliaria, de abordaje sociosanitario o el documento de coordinación médico-farmacéutico para la atención al paciente crónico en AP, que nos gustaría que conociera, ya que pueden ser de mucha utilidad para el sistema.

• Respecto a la necesaria transformación digital de la farmacia comunitaria de la que muchos hablan ¿qué opinión le merece?, ¿ve necesario adentrarse en nuevas tecnologías, redes sociales, marketing digital…?

Hoy no se puede vivir de espaldas a las nuevas tecnologías. Esto es evidente y por eso en SEFAC tenemos una comisión en nuevas tecnologías de la información y e intentamos ser muy activos en nuestros perfiles de redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram). Pero precisamente por eso también hay que saber un buen uso de ellas, ética y profesionalmente, y que contribuya a mejorar la labor asistencial de los farmacéuticos. La tecnología tiene que ser siempre un vehículo o una herramienta para mejorar la consecución de unos objetivos no el fin en sí mismo. Un ejemplo de esto que digo es el decálogo que SEFAC publicó recientemente sobre el manejo de redes sociales, donde se dan unas pautas y sugerencias para hacer un buen uso de las redes.

• Con un máster farmacéutico en Alimentación y Nutrición y diplomado en Nutrición Humana y Dietética por la UCAM, ¿qué cree que la farmacia comunitaria puede aportar en este sentido a la población, en unos tiempos además en que tantas patologías se derivan de problemas nutricionales?

Creo que en materia de nutrición y dietética la farmacia es un punto estratégico y puede ser una referencia. En SEFAC disponemos de un grupo de trabajo muy numeroso en este campo, de hecho es el más numeroso, y se puede hacer una gran labor con todos los pacientes y la población general, desde los más jóvenes con la promoción de hábitos de vida saludable, dieta mediterránea, etc. hasta las personas mayores con problemas de desnutrición, pasando también por la resolución de problemas de patología digestiva, alimentación en pacientes oncológicos, asesoramiento e indicación de complementos alimenticios y mucho más. Son muchos los documentos y las iniciativas que en los últimos años hemos llevado a cabo desde SEFAC en este ámbito.

• Desde su experiencia y con toda una vida profesional a sus espaldas, ¿qué logros diría que ha alcanzado la farmacia comunitaria?, ¿y qué ha dejado en el camino, podemos echar algo en falta de la botica de hace unas décadas?

Creo que la farmacia comunitaria está reafirmando su lugar como centro de salud, además de salir reforzada por su actuación ante la Administración, población y resto de profesionales de salud después de unos años duros de crisis. Aunque todavía queda mucho por hacer, ahora es difícil encontrar un foro científico-sanitario que sea multidisciplinar que no cuente con la presencia y/o participación de los farmacéuticos comunitarios y la colaboración con otros colectivos de la salud es cada vez mayor, hecho que antes era muchas veces impensable. No obstante, hay que seguir sumando en el conocimiento en salud y el medicamento que refuerce nuestra cercanía y proximidad con los pacientes, debemos seguir siendo una referencia en salud y gestión del medicamento para los pacientes en coordinación con otros profesionales de salud de atención primaria y con el nivel asistencial hospitalario. Ante el futuro inmediato hay que seguir creciendo en el desarrollo asistencial del farmacéutico comunitario, aunque ya es un camino irreversible y aceptado por todos. En el camino nos quedan aspectos básicos por recorrer en nuestra profesión como el desarrollo de la carrera profesional del farmacéutico, la recertificación, la integración mayor en las estrategias y planes de salud del SNS, el desarrollo de determinados servicios profesionales farmacéuticos básicos para afrontar retos como la cronicidad, así como la prevención y mejora en la salud. Que los medicamentos que deban ser gestionados en farmacia comunitaria estén allí en las condiciones más eficientes para todos debe ser un aspecto incuestionable para la viabilidad de la farmacia comunitaria y poder cumplir con los objetivos marcados. Potenciar la investigación en farmacia comunitaria debe seguir siendo un objetivo estratégico para todos y logrará una mejor coordinación con otros profesionales de la salud como también he mencionado antes y, sobre todo, no olvidar nunca que nuestro principal campo de actuación es y debe seguir siendo el medicamento, no ya tanto el producto en sí, sino los conocimientos que podemos aplicar alrededor de los servicios profesionales vinculados al uso de fármacos: dispensación, indicación farmacéutica, seguimiento farmacoterapéutico, revisión del uso de los medicamentos, estrategias para conseguir la adherencia a los tratamientos, etc. El farmacéutico comunitario en una farmacia comunitaria cada vez más asistencial es una realidad incuestionable y básica para la salud de los pacientes y la supervivencia de nuestro SNS.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.