La logopedia permite mejorar los síntomas del párkinson

0
1432
logopedia

Con motivo del Día Europeo de la Logopedia, la Asociación Párkinson Valladolid (APARVAL) ha organizado la jornada “La disfagia en la enfermedad de Parkinson” con el objetivo de facilitar técnicas y ejercicios terapéuticos para el cuidado de la alimentación, las posturas y otros factores que ayuden al control de la enfermedad. La disfagia (dificultad para tragar), que afecta a entre el 52 y el 82% de los pacientes con la enfermedad de Parkinson, provoca deshidratación, desnutrición y problemas respiratorios.

Esta sesión, dirigida a personas con párkinson, familiares, cuidadores y profesionales, tiene como objetivo sensibilizar sobre la importancia de que los afectados de párkinson cuiden la alimentación, las posturas y otros factores para evitar la disfagia (dificultad de tragar); además de poner en valor la importancia del papel del logopeda en la mejora y control de la patología.

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante que afecta a más de 160.000 familias en España, 10.000 en Castilla y León; de las cuales el 10% presenta la enfermedad en estado avanzado. Esta enfermedad cursa síntomas motores y no motores que perjudican la calidad de vida y autonomía de las personas con párkinson y sus cuidadores, como es el caso de la disfagia. Para el control de estos síntomas y la mejora de su calidad de vida, las personas afectadas necesitan, además del tratamiento farmacológico, unas terapias rehabilitadoras, como logopedia, fisioterapia, etc., que se van adaptando a sus necesidades en función de la progresión de la enfermedad y que son impartidas por profesionales especializados en las asociaciones de párkinson de toda España.



Los beneficios de la logopedia en el tratamiento de la disfagia

La disfagia (dificultad de tragar) es un problema que sufren entre el 52 y el 82% de los pacientes con enfermedad de Parkinson que puede aparecer en la fase oral, fase faríngea o esofágica, pero de la que sólo el 21% de los pacientes es consciente. “La detección temprana de este problema y su tratamiento adecuado pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes. Para esta labor es indispensable la colaboración de neurólogos, logopedas y otorrinolaringólogos. El papel de éstos últimos está en la localización exacta del problema deglutorio del paciente, la evaluación del riesgo de atragantamiento y la adecuación del tratamiento dietético y logopédico que consiguen mejorar la situación nutricional de los enfermos de Parkinson.”, asegura el Dr. Herrero Calvo, otorrinolaringólogo y responsable de la Unidad de Voz y Deglución del Hospital Río Ortega de Valladolid.

Dentro de este abordaje multidisciplinar de este síntoma, el objetivo fundamental del tratamiento logopédico es mantener el buen estado nutricional e hídrico del paciente y evitar las infecciones respiratorias. Para ello, estas terapias están basadas en enseñar técnicas de compensación postural y de incremento sensorial, maniobras deglutorias específicas y ejercicios neuromusculares en los que, según Cristina Agudo, logopeda de APARVAL, “el papel de la familia adquiere un valor crucial”, ya que destaca que serán ellos quienes “ayuden a su familiar a poner en práctica todo lo aprendido, y supervisarán o llevarán a cabo las adaptaciones en volumen y textura de la dieta que se haya pautado”, a la vez que “favorecerán la puesta en marcha de adaptaciones del entorno que faciliten la deglución segura y eficaz de su familiar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here