Los ronquidos se producen por una mala circulación del aire desde el interior de la garganta hacia la nariz o la boca. Durante el sueño, si la obstrucción de la vía del aire es total, la respiración puede llegar a interrumpirse unos segundos. Aunque la persona recupere inmediatamente el aliento y ni siquiera perciba esta falta de aire, las consecuencias de la falta de riego pueden ser graves. Cuando el fluir el aire no es correcto, el cerebro recibe el oxígeno de forma insuficiente y se produce lo que médicamente se denomina microdespertares, que evitan la asfixia. El sueño se interrumpe inconscientemente y el descanso no es efectivo ni reparador, por lo que las personas con este trastorno suelen mostrar somnolencia diurna y falta de concentración en el trabajo.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...