Un programa piloto permitiría una sola sesión semanal de hemodiálisis

0
1792

Un programa piloto desarrollado por primera vez en España ha logrado demostrar la viabilidad de la hemodiálisis progresiva como forma de inicio para el Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS), aquel al que tienen que someterse los pacientes con insuficiencia renal crónica (IRC) y que en nuestro país afecta a más de 56.000 personas.

Gracias a los resultados observados, el programa continuará ahora con el proyecto EHDiPPI (Estudio sobre la seguridad y efectividad de la HemoDiálisis Progresiva en Pacientes Incidentes), que iniciará su andadura lo largo del año 2017 y que consiste en un ensayo clínico controlado de forma aleatoria diseñado enteramente en España, que pretende demostrar la seguridad y eficacia de la HD progresiva como forma de inicio del Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS).

Con esta nueva modalidad de inicio los pacientes con IRC que aún mantienen una cierta Función Renal Residual (FRR), comienzan su tratamiento con una sola sesión de hemodiálisis a la semana, aumentando el tratamiento a medida la enfermedad renal se agrava, pasando después de una a dos sesiones, y posteriormente de dos a tres sesiones semanales según se produce la pérdida total de la FFR.

El programa piloto ha sido desarrollado desde el año 2012 en los hospitales San Pedro de Alcántara de Cáceres y Virgen del Puerto de Plasencia, y ha sido coordinado por los doctores Javier Deira y Miguel Ángel Suárez, nefrólogos de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.).

Con esta modalidad, los costes del tratamiento médico se reducen considerablemente, al tiempo que los pacientes (y a sus familiares) evitan un número importante de desplazamientos para llevar a cabo sus sesiones. La distancia desde el domicilio hasta los centros hospitalarios, las malas comunicaciones o el propio trasporte “colectivo” añaden, en ocasiones, varias horas a las cuatro que ya dura cada sesión de Hemodiálisis.

 

Para confirmar con la máxima evidencia científica la seguridad y eficacia de esta modalidad para el paciente, se ha diseñado el proyecto EHDiPPI, aprobado a finales de 2016 y en el que, además de los dos hospitales extremeños, han confirmado su participación otros siete hospitales de diferentes puntos de España. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) y la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura, y pretende unir el esfuerzo del mayor número posible de hospitales.

La Enfermedad Renal y la Hemodiálisis

Se estima que algo más de 4 millones de personas padecen en nuestro país Enfermedad Renal Crónica (ERC), de las  que unas 56.000 están en Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS): hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante renal. Afortunadamente, más de la mitad (52%) están con un trasplante renal funcionante; el resto precisa de la diálisis. No obstante, la prevalencia de la ERC no deja de progresar en nuestro país y cada año unas 6.000 personas con insuficiencia renal avanzan en el deterioro causado por su enfermedad hasta necesitar TRS. Sólo el TRS consume entre el 2,5 y el 3% del presupuesto nacional en salud de nuestro país, y más del 4% del presupuesto en atención especializada. El coste medio por paciente del Tratamiento Renal Sustitutivo es 6 veces superior al del tratamiento VIH y 24 veces superior a la EPOC y el asma.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here