Sexualidad, incontinencia y PSA-fobia, principales problemas de las personas con cáncer de próstata

0
1336

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más frecuente en nuestro país, y el primero entre la población masculina. Más de 27.000 personas en España son diagnosticadas de esta enfermedad cada año, representando el 21% de todos los cánceres en varones.

Con objeto de dar voz a los hombres diagnosticados con un cáncer de próstata, la iniciativa “Cáncer de próstata en primera persona” ha reunido a ocho personas con cáncer de próstata de diferentes perfiles y procedencias, para conocer sus opiniones, experiencias y percepciones ante el proceso de la enfermedad. Esta nueva iniciativa de Fundación MÁS QUE IDEAS ha contado con la colaboración de la Asociación Española de Urología (AEU), el Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y el Grupo de Tumores Urológicos (SEOR-URONCOR), y se ha convertido en realidad gracias a IPSEN.

Las principales dificultades de las personas con cáncer de próstata

Según enuncia Enrique Gallardo, oncólogo médico y miembro del Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG): “como regla general, aunque con distinta incidencia y gravedad dependiendo de los tratamientos (cirugía y radioterapia), tenemos la incontinencia urinaria, la estenosis uretral, la disfunción eréctil (conocida como impotencia) y los trastornos intestinales”.

  1. Alteraciones sexuales: todos los participantes afirman haber tenido dificultades de ámbito sexual a raíz de los tratamientos. La disfunción eréctil es una de las principales complicaciones que puede surgir como consecuencia de la cirugía, la radioterapia y el tratamiento hormonal en cáncer de próstata, puede prolongarse en el tiempo y es uno de los factores que más preocupa e inquieta al paciente afectando a la percepción de masculinidad que tiene el paciente de sí mismo. Rosanna Mirapeix, psicooncóloga y oncosexóloga del Hospital Parc Taulí de Sabadell, afirma que “no hay que olvidar que vivimos en una sociedad donde la virilidad todavía se mide por el tamaño y por la capacidad de penetración del pene, de manera que, frecuentemente, el paciente asocia la pérdida de la función eréctil con la pérdida de su “masculinidad”, lo que en muchas ocasiones implica rabia, tristeza, sensación de vulnerabilidad, pérdida de la autoconfianza… y todo ello puede afectar su vida personal, social y sexual, produciéndose cambios a nivel cognitivo, emocional y conductual. Sin embargo, un aspecto destacado defendido por muchos de los participantes es que la situación devenida a consecuencia de la disfunción eréctil les ha permitido descubrir otro tipo de sexualidad, no centrada en la penetración y que es igualmente placentera.
  2. Alteraciones urinarias: a diferencia del abordaje de las dificultades de ámbito sexual, sí que se cree que existe una mayor implementación de servicios de apoyo frente a la incontinencia. Bernardino Miñana, urólogo y Presidente de la Asociación Española de Urología (AEU) a este respecto comenta que “disponer de consultas específicas de rehabilitación de suelo pélvico con personal especializado que va monitorizando el volumen de las pérdidas diarias y haciendo un programa y seguimiento individualizado, resulta trascendente en el proceso de atención de estos pacientes. Esto permite una recuperación más precoz de la continencia urinaria. Igualmente, en los casos en los que persista la misma con suficiente intensidad para alterar su calidad de vida, se dispone de recursos quirúrgicos capaces de solucionarlo”.
  3. Dificultades emocionales: otro de los miedos más recurrentes que experimentan los participantes no está ligado a los efectos o secuelas de los tratamientos, sino que tiene que ver con el seguimiento clínico de su enfermedad. Uno de los participantes lo define como “PSA-fobia”, haciendo referencia a la incertidumbre que experimenta la persona ante posibles cambios en los niveles del PSA. “Existe una cierta PSA-fobia entre quienes estamos diagnosticados de un cáncer de próstata. Cuando lo ves subir piensas que se estará reactivando el tumor. Siempre estamos pendientes de que todo vaya bien y el PSA se mantenga en ciertos niveles”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here