Lanzan una web informativa sobre la alergia a la proteína de la leche de vaca

0
1465

Dirigida a los padres con hijos alérgicos, proporciona un mejor manejo de este trastorno

Mead Johnson ha lanzado Alergiaalaleche.es, un sitio web de consulta dirigida a los padres con niños que han sido diagnosticados con Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca (APLV). Este sitio web proporciona información y consejos útiles para ayudar a estos padres a conocer la APLV y saber cómo abordar de la mejor manera los desafíos diarios y consultas que puedan surgir con respecto a su hijo alérgico a la PLV.

La APLV afecta aproximadamente al 3% de los lactantes de todo el mundo y es el tipo de alergia más común en la infancia. En este sentido, el Dr. Pablo Ferrer señala que, “una vez que los padres de estos niños reciben el diagnóstico de la APLV, los temores que les surgen sobre los alérgenos ocultos cuando introducen nuevos alimentos en la dieta del niño pueden convertir actividades cotidianas en situaciones angustiosas. Por esta razón, Alergiaalaleche.es es una buena herramienta para ayudar a estas familias”.

Alergiaalaleche.es ofrece a los padres un conocimiento profundo sobre la alergia a la PLV, sus síntomas y los tipos que existen; además les da la oportunidad de leer historias reales de padres que se encuentran en la misma situación. “Alergiaalaleche.es ofrece también, información en profundidad elaborada por expertos que permiten a los padres obtener un mayor conocimiento sobre la alergia, con consejos prácticos que pueden utilizar en su vida diaria”, continúa el Dr. Ferrer.

Los bebés lloran por diferentes motivos: hambre, cansancio o simplemente porque necesitan un cambio de pañal. Sin embargo, en algunas ocasiones, los más pequeños lloran sin razón aparente, algo que suele poner especialmente nerviosos a los padres ya que no están seguros de qué hacer para consolar a su hijo. Este llanto puede indicar cólicos o que el bebé está experimentando una reacción alérgica a la PLV. Alergiaalaleche.es ofrece a los padres que se encuentran en esta situación de tensión una sección con información para descubrir la diferencia entre ambas situaciones y saber cómo responder correctamente.

La importancia de conseguir la tolerancia oral a la PLV
El manejo de la APLV supone un gran impacto en la vida de las familias y también afecta a la utilización de los recursos del Sistema de Salud. De hecho, se estima que los bebés alérgicos a la PLV visitan a su pediatra 18 veces al año tras ser diagnosticados, lo que implica una gran carga en las familias y en los servicios de salud. Por esta razón, los profesionales sanitarios implicados en el abordaje y el diagnóstico de este tipo de alergia, coinciden en destacar la importancia de la adquisición de la tolerancia oral a la Proteína de la Leche de Vaca tan pronto como sea posible – para normalizar la dieta de estos niños y beneficiar así a toda la familia.

Datos publicados en la prestigiosa revista ‘The Journal of Pediatrics’ de un estudio muestran que un número significativo de niños con Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca que recibieron una fórmula extensamente hidrolizada con Lactobacillus rhamnosus GG (LGG), lograron la tolerancia más rápido en comparación a otros niños alimentados con otras fórmulas. En concreto, casi cuatro de cada cinco niños (78,9%) alimentados con una fórmula extensamente hidrolizada con LGG han logrado la tolerancia a la Proteína de la Leche de Vaca a los 12 meses, en comparación con los bebés alimentados con otros productos tales como fórmula extensamente hidrolizada de caseína (43,6%), fórmula hidrolizada de arroz (32.6%), fórmula de soja (23,6%) o fórmula de aminoácidos libres (18,2%). Históricamente, los niños con APLV no adquirían la tolerancia hasta los 3-5 años.

La Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca se produce cuando el sistema inmunológico de un niño identifica las proteínas contenidas en la leche de vaca como peligrosas y puede causar síntomas cutáneos, digestivos y respiratorios. Si la APLV persiste, la dieta de alimentos sólidos del bebé está muy restringida, ya que no puede consumir productos lácteos elaborados a base de leche de vaca. Por lo tanto, “la adquisición de la tolerancia a la PLV a edad temprana permite a los lactantes y niños volver a una dieta normal más rápidamente minimizando el impacto en su desarrollo”, aclara el doctor Félix Sánchez-Valverde.

Por este motivo, muchos organismos científicos, entre ellos la Sociedad Europea de Gastroenterología Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN), recomiendan el uso de fórmulas extensamente hidrolizadas para los niños con Alergia a la Proteína de Leche de Vaca, y “la adición de LGG a estos productos puede ser un importante avance para normalizar cuanto antes la dieta de estos niños”, concluye el Dr. Sánchez-Valverde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here