Tobillos hinchados: desinfla el globo

0
953
Piernas ligeras

Una vida sedentaria o una alimentación incorrecta son a menudo la explicación a los tobillos y piernas hinchadas. También lo son una mala circulación linfática o la mayor o menor facilidad para retener líquidos, que varía de una persona a otra. Con el calor, todo ello se acentúa, por lo que deberás prevenir que el globo se hinche aún más.

1.
Bebe más de dos litros de agua al día

2.
Camina al menos una media hora diaria a paso rápido.

3.
Nunca permanezcas mucho tiempo sentada.

4.
Pon en alto las piernas durante un rato al final de la jornada.

5.
Usa medias especiales para el descanso.

6.
Utiliza un reposa pies cuando estés trabajando frente al ordenador.

7.
Reduce el consumo de sal.

8.
Aplícate cremas y geles descongestionantes y tonificantes, que estimulan la circulación sanguínea y facilitan el drenaje linfático. La mayoría de ellos se pueden utilizar por encima de las medias.

9.
La denominada ducha escocesa, que alterna chorros de agua fría y caliente, reactiva la circulación sanguínea y tonifica la piel del cuerpo.

10.
Un masaje de moda en muchos spas es la presoterapia, que se realiza con la técnica del drenaje linfático mecánico y la ayuda de unas botas blandas especiales. Primero la especialista recubre tus piernas con una crema, las envuelve en plástico y las calza con unas botas conectadas a un aparato eléctrico. La máquina las contrae gradualmente, empezando por los tobillos y terminando por la zona alta de los muslos. El hinchado y deshinchado gradual de las botas es relajante, ayuda a mejorar la circulación linfática y venosa y, con ello, a la eliminación de líquidos del organismo.