Inauguran en Argentona la nueva Unidad de Trastornos de la Conducta de ITA

3
4494

El conseller de Salut, Boi Ruiz, ha inaugurado el Centro de Trastornos de Conducta de ITA en Argentona, unidad que se puso en marcha en el año 2011. La voluntad de mejorar y adaptar el programa a las características de los pacientes ha motivado la apertura de este nuevo centro altamente especializado.

El nuevo centro está situado en el municipio de Argentona, en una finca de 25 hectáreas con unes instalaciones externas e internas que permiten desarrollar el programa propio de ITA. El centro dispone de 38 plazas residenciales y tiene capacidad para 20 plazas de hospital de día. Actualmente siguen tratamiento 50 pacientes.

Con las nuevas instalaciones ITA ha potenciado su programa de actividades dirigidas a estos jóvenes, con talleres de ocio y oficios como bicicleta, cocina, deportes, estética, etc. Algunos de estos con la colaboración y voluntarios de Argentona. También ha aumentado los grupos terapéuticos y sus contenidos para conseguir autonomía personal para el paciente.

El Trastorno de Conducta es uno de los trastornos psiquiátricos más comunes y serios entre los jóvenes, afectando actualmente entre un 8-10% de la población infanto-juvenil. El programa específico de ITA, único y novedoso en este tipo de patologías, pone énfasis en el abordaje biopsicosocial y sociofamiliar de los Trastornos de Conducta, dando respuesta a las necesidades de estos pacientes y a sus familiares en diferentes niveles de gravedad, desde la atención en momentos de crisis hasta la rehabilitación.

Tratamiento nuevo
El tratamiento incide en los comportamientos antisociales y las conductas destructivas que se asocian a estas enfermedades, interviniendo de forma precoz en la evolución de los jóvenes afectados, reduciendo los síntomas propios de este tipo de patología y mejorando a medio y largo plazo su integración social y minimizando el riesgo de ser marginados e institucionalizados.

Durante el tratamiento, a través de diferentes actividades, tanto terapéuticas como socioeducativas o psicopedagógicas, aprenden a controlar las emociones, aumentar la auto-estima y sus habilidades sociales como la empatía o la relación con las otras personas, consiguiendo desarrollar un posicionamiento moral mucho más maduro y social. Desde ITA se trabaja, especialmente, también en el control de la rabia y la reducción de la impulsividad para contener la agresividad, y el fomento de una actitud responsable y la adquisición de unos hábitos de vida más saludables, como el control del abuso de sustancias.

El perfil del paciente de ITA es un joven de 13-18 años, que presenta un trastorno de conducta como un patrón de comportamiento habitual, hasta el punto que la familia no puede controlar la situación. Se trata de personas expuestas a fugas de casa, consumo de drogas, problemas legales, robos a los miembros de la familia, violencia física, agresiones, absentismo escolar, etc. Un componente especialmente importante del tratamiento es la ayuda a la familia para potenciar sus habilidades de contención de los conflictos y mejorar la comunicación entre padres e hijos.

Los Trastornos de Conducta
Estos trastornos acostumbran a aparecer en la adolescencia, período caracterizado por los cambios y por ser la transición entre la infancia y la edad adulta. En esta etapa la necesidad de explorar el mundo adulto y formarse una identidad propia pueden llevar a los jóvenes a instalarse en conductas “en contra”, anti-normativas y rebeldes, que son un medio para expresar los conflictos y preocupaciones del adolescente. En muchos casos, los niños y niñas manifiestan su malestar y las necesidades infravaloradas de autoafirmación y reconocimiento mediante conductas oposicionistas e, incluso, delictivas. Los problemas emocionales se caracterizan por estas patologías son el sentimiento de abandono, baja autoestima y la baja tolerancia a la frustración, falta de límites y de contención y, en algunos casos, un entorno familiar desestructurado.

Hay cuatro tipos principales de estos comportamientos: comportamiento agresivo hacía la gente o los animales, destrucción de propiedades, actos de falsedad o robos e infracciones serias a las normas. Muchos de estos casos se asocian con los problemas de abuso o adicción a las drogas.

Está demostrado que en estos jóvenes con trastornos de conducta, la presencia de comportamientos antisociales y delictivos predice la persistencia y el agravamiento de estas conductas en la edad adulta, acabando en desajustes sociales y conductas delictivas, además de la transmisión del patrón de conducta en sus hijos. Esto representa un coste más elevado para la comunidad, tanto en términos económicos como un agravio psicológico hacía las víctimas.

3 Comentarios

  1. Hola me llamo ana y tngo prblemas con mi hijo me gustaria k al poder ser se pusieran en contacto conmigo se lo agradeceria enormemente es urgente ya no puedo mas gracias espero k me puedan ayudar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here