¡ALERTA ÉBOLA! Hablan los expertos

0
1071

Ante la alarma sanitaria suscitada por el virus de ébola, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC),  recuerda a la población que el actual brote del virus del ébola no se contagia por vía aérea, sino que se transmite por contacto con fluidos de personas infectadas por este virus.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que agrupa a la gran mayoría de los microbiólogos clínicos y especialistas en enfermedades infecciosas españoles, recuerda a la población que el actual brote del virus del ébola no se contagia por vía aérea, sino que se transmite por contacto con fluidos de personas infectadas por este virus. Esto significa que se deben extremar las precauciones en el entorno de una persona infectada por ébola, pero al tratarse de un virus no contagioso por vía aérea, el resto de la población no tendría que llevar a cabo medidas especiales para evitar el contagio.
Además, la persona no es contagiosa hasta el inicio de los síntomas lo que facilita las medidas de protección.

Qué es el ébola
El ébola es un filovirus descrito por primera vez en 1976. Su infección puede provocar una reacción hemorrágica generalizada en el organismo que acaba afectando a todos los órganos, como los pulmones, los riñones o el hígado. Se trata de un virus de origen animal y el daño que provoca en el organismo se desencadena directamente por el virus y también por la propia inflamación que provoca el organismo al intentar defenderse.

La tasa de mortalidad del ébola es muy elevada (del 50-90%) pero hay que tener en cuenta que las probabilidades de supervivencia aumentan con los cuidados médicos adecuados. “La calidad de los cuidados que recibe el paciente puede marcar el desenlace final de la enfermedad”, comenta el doctor José Antonio Pérez Molina, infectólogo y vocal de la SEIMC.

En los países de África donde ha tenido lugar este brote los sistemas sanitarios son precarios y los cuidados que se pueden ofrecer en estas unidades no siguen los mismos protocolos que en Europa, de ahí que “un paciente tratado en Europa o en un país avanzado tendrá más posibilidades de sobrevivir”, afirma el doctor Pérez Molina.

Síntomas iniciales similares a los de una gripe

Los pacientes que sufren esta enfermedad presentan inicialmente un cuadro de síntomas parecido al de una gripe, con fiebre, dolores articulares y dolores musculares. Después se van sumando otros síntomas como problemas digestivos (nauseas, vómitos y diarrea), alteraciones neurológicas y hemorragias. La presencia de un cadáver de una persona fallecida por ébola requiere de medidas especiales pero no entraña riesgos para la población general.

Sobre la presencia en España, hasta el fallecimiento de Miguel Pajares, de un paciente con ébola, la SEIMC quiere lanzar un mensaje de tranquilidad a la población porque su presencia o la de un cadáver de una persona fallecida por esta infección no entrañan riesgos extraordinarios para la población general.

“Los profesionales sanitarios que lo atendieron han tenido que seguir unos estrictos protocolos de seguridad, tanto en su contacto diario con el paciente, como en el manejo de las muestras pertenecientes al mismo”, afirma el doctor Rafael Cantón, vicepresidente de la SEIMC. Una vez fallecido, “debe incinerarse tanto el cadáver como la ropa que estuvo en contacto con la persona fallecida”, añade, y puntualiza que “las cenizas pertenecientes al cadáver ya no representan peligro y no requieren de medidas de seguridad específicas”.

Importancia del diagnóstico precoz

En este tipo de situaciones es importante realizar un diagnóstico precoz para lograr un manejo del paciente lo antes posible, aumentando con ello las probabilidades de supervivencia”, subraya el doctor Cantón.
En relación a la alerta mundial decretada por la OMS, la SEIMC puntualiza que el ébola es un problema que atañe a todos y es necesario ayudar a los países que han tenido este brote porque por sí mismos no están siendo capaces de manejarlo debido a la precariedad de sus sistemas sanitarios.

Igualmente, es importante que las autoridades sanitarias estén alerta sobre la posibilidad de aparición de casos en su territorio y establezcan las medidas necesarias en marcha.

Colaboración con el Ministerio

La SEIMC colabora estrechamente con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para asesorar, desde el punto de visto médico y científico, de las cuestiones relativas a esta alarma sanitaria. La SEIMC, una entidad que agrupa a infectólogos, microbiólogos clínicos y otros profesionales que trabajan en el campo de la patología infecciosa, continúa a disposición del Ministerio y del resto de organismos públicos sanitarios para aportar y colaborar en todo aquello que puedan necesitar.

Sanidad garantiza que España puede hacer frente al ébola

Por su parte, la secretaria general de Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Pilar Farjas, ha afirmado que España es capaz de responder ante retos sanitarios como el que supone el virus del ébola. Según ha declarado Farjas, países como Reino Unido, Francia y EE.UU. han solicitado a España información sobre el operativo seguido con Miguel Pajares.

“Todos los estados de la Unión Europea tienen capacidad operativa para poder ofrecer con seguridad este tipo de actuaciones”, ha afirmado la secretaria general. Además, ha recordado que España ha sido el primer país europeo en repatriar a un ciudadano infectado del ébola durante la actual epidemia.

La representante del Ministerio de Sanidad ha querido incidir en la seguridad y tranquilidad que aporta un sistema sanitario con capacidad de respuesta y ha afirmado que España cumple con los requisitos y exigencias establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

“Todos los sistemas de alerta están en activo. No hay en este momento ningún caso de sospecha en España en estudio”, ha insistido. También ha señalado que las Comunidades Autónomas están trabajando de forma coordinada para garantizar una seguridad máxima.

La situación gallega

Antonio Antela, especialista en medicina interna de la unidad de enfermedades infecciosas del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), ha afirmado que Galicia cuenta con un sistema para filtrar los casos sospechosos de ébola, por lo que la comunidad está “sin duda” bien preparada para tratar a cualquier persona con esta patología.

Pronostica que no habrá muchos contagios y que probablemente tengan lugar más falsos positivos. Por tanto, “el verdadero desafío serán aquellas personas que crean tener ébola y contacten con el médico por si acaso”, ha explicado. A pesar de ello, ha admitido que, debido a la movilidad existente, es posible que lleguen a España personas infectadas, por lo que se ha diseñado un protocolo y un sistema de detección y manejo de estas personas.

El especialista en medicina interna ha recordado que el contagio sólo puede darse a través del contacto directo con los fluidos y secreciones de una persona infectada y que ya tenga fiebre, no es transmisible por el aire. Por otra parte, el subdirector general Programas de fomento de estilos de vida saludables, Jorge Suanzes, ha advertido de que la transmisión es posible incluso con personas que ya se hayan curado, puesto que el virus permanece en el semen durante las seis o siete semanas posteriores. Suanzes ha considerado difícil que llegue un caso a Galicia y ha asegurado que cualquier hospital gallego está “perfectamente preparado” llegado el caso.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here