ARTROSIS. La calidad de vida en entredicho

0
675


Uno de cada cuatro españoles mayores de 45 años padece algún tipo de artrosis, una enfermedad reumática altamente incapacitante, pero que, de conocerse y manejarse adecuadamente, puede mejorar enormemente la  calidad de vida del paciente.

Casi un 23% de la población en España padece alguna enfermedad reumática crónica. Tam-bién se sabe que una de cada diez visitas al centro de salud está motivada por algún proble-ma del aparato locomotor y que la mitad de éstas lo son por artrosis. Esta enfermedad reu-mática en cualquier localización del cuerpo afecta al 24% de los españoles con más de 45 años si consideramos la artrosis en su conjunto (de rodilla, columna, manos y cadera).


¿Qué podemos hacer por los pacientes con artrosis?

La diferencia entre un paciente con artrosis bien informado y otro que desconoce su patolo-gía puede ser determinante en el manejo de su enfermedad, y por lo tanto en su calidad de vida. Ello lo saben bien las sociedades españolas de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), de Reumatología (SER) y la Confederación de Pacientes Reumáticos (CONFEPAR), que con la colaboración de Merck Sharp & Dohme de España (MSD), aca-ban de lanzar la campaña “¿Qué podemos hacer por los pacientes con artrosis?”, cuyo obje-tivo es concienciar y buscar soluciones que mejoren la atención de estos pacientes.
Como señala el doctor Alejandro Tejedor, coordinador del Grupo de Reumatología de semFYC, “hemos podido comprobar hasta qué punto estos pacientes se sienten tan mal y  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosconstatar que entre ellos es común una cierta sensación de que no reciben toda la atención que necesitan. Su calidad de vida puede llegar a estar tan deteriorada como la que sufren pacientes con patologías tan incapacitantes como un ictus o infarto cerebral que deja como secuela una parálisis, así como graves problemas de movilidad, dolor o trastornos del sue-ño”, asegura este experto.


Por una atención compartida


Para el presidente de semFYC, el doctor Luis Aguilera, es imprescindible que distintas especialidades sumen esfuerzos para mejorar la atención de patologías tan frecuentes como las reumáticas. “Como médicos de familia tenemos una posición privilegiada a la hora de conocer al paciente con enfermedades reumáticas, así como para atenderlo en su entorno. La atención compartida, la colaboración entre médicos de familia y reumatólogos, va a redun-dar siempre en beneficio del paciente. El resultado será aún mejor si, como se pretende con esta campaña, se busca concienciar a la población y sacar a la luz necesidades ineludibles de las personas afectadas”. El doctor Aguilera asegura, por un lado, que es necesario disponer de más tiempo en la consulta para charlar con el paciente y, por otro, que es preciso que estos pacientes puedan tener una mayor oferta y acceso a los servicios de rehabilitación y fisioterapia, así como una mejor educación e información sobre su enfermedad y las pautas de cuidado que deben seguir.


Un paciente informado se siente mejor

En la búsqueda de soluciones destaca el estudio ARTO PRO, una investigación del Grupo de Reumatología de semFYC iniciada hace dos años con la participación de 4.000 pacientes y más de un millar de médicos de familia, cuyos resultados han demostrado que el aumento de atención prestada por los médicos de familia al estado de salud del paciente y la mayor conciencia de la enfermedad por parte de los afectados contribuían a reducir el dolor y mejo-rar la funcionalidad y la calidad de vida.

Por su parte, la SER (Sociedad Española de Reumatología) ha puesto en marcha el Plan ICARO, que pretende evaluar y mejorar la calidad asistencial de los pacientes con enferme-dades reumáticas y definir los diferentes procesos de acceso, prevención, diagnóstico y tra-tamiento de estas patologías. Tal y como señala la presidenta de la SER, la doctora Rosa-rio García de Vicuña, “con este proyecto, nuestra sociedad se compromete a impulsar en los próximos años un plan continuado que integre la investigación y generación de instru-mentos encaminados a optimizar el cuidado de estos pacientes, integrando la visión de todos los agentes implicados. En este sentido, es prioritario establecer alianzas con sociedades científicas, asociaciones de pacientes y administraciones sanitarias, así como instituciones docentes, unidades de investigación, organismos de evaluación y medios de comunicación que aseguren no sólo el desarrollo sino también la implantación de esta iniciativa”.