CAYETANA GUILLÉN CUERVO: “He heredado la genética de mi madre y… me cuido sin obsesiones”

0
2026

Periodista y actriz, una completísima trayectoria que abarca teatro, cine y televisión, además de sus facetas como presentadora y columnista, avalan a esta carismática mujer. Hija menor de los actores Fernando Guillén y Gemma Cuervo, hoy se asoma a nuestras páginas porque protagoniza junto a su madre la campaña 70 y más: Pro-mujeres sin fractura, con el fin de concienciar sobre el riesgo que entraña la osteoporosis.

La Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Oseas (FHOEMO) y la Asociación Española Contra la Osteoporosis (AECOS) han lanzado esta iniciativa ¿Por qué la implicación en esta campaña?
Porque lanza un mensaje positivo y necesario. Me siento útil, participando en iniciativas como esta.

¿Cuál es el mensaje principal que queréis lanzar en torno a esta enfermedad?
El mensaje fundamental es que la vida no se detiene a los 70, ni a los 75, ni a los 80. La vida no debe detenerse por una fractura. Hay que prevenir la osteoporosis para poder evitarlo. Conocer el riesgo, el diagnóstico, y seguir el tratamiento. Y nuestras madres nos necesitan. Necesitan nuestro cuidado y nuestra atención. Debemos estar atentas y ayudarlas a prevenir.

Al hilo de vuestra participación, ¿como es la relación con tu madre? En este punto de vuestras vidas, ¿quién cuida más a quién?
Ahora me toca a mí. Ella lleva haciéndolo toda la vida y ahora soy yo la que debe procurar hacerle la vida más fácil. La vejez es muy compleja, y las cosas más pequeñas se hacen un mundo. Ahora soy yo la que debe encontrar soluciones, y dárselas.

Cómo recuerdas la relación con tu padre, Fernando Guillén. ¿Y como actor, qué dirías de él?
Su ausencia es terrible. Le echo mucho de menos. Mucho. La persona más culta que he conocido jamás. Y eso nos daba mucha seguridad a toda la familia. Siempre había respuesta.
Como actor, era elegante y concreto. Un caballero. La mejor voz del teatro español.

Son ya muchos temporadas presentando Versión española, coloquio que se emite cada martes en La 2 de Televisión Española. ¿Qué balance harías?
Muy bueno. Para mi es una forma de vida. He dejado muchas cosas para estar ahí, pero estoy contenta del camino. Y orgullosa de lo que hacemos por nuestro cine y nuestra cultura.

Además, presentas en esta misma cadena el programa ¡Atención, obras!, una agenda cultural. Parece que te sientes muy cómoda en el medio… ¿Te has decantado más por la faceta periodística que por la de actriz?
No realmente. Las cosas vienen así, y voy decididendo sobre la marcha. Adoro interpretar. Lo voy alternando. Lo que me importa es que el proyecto, el que sea, merezca la pena.

¿Tienes algún proyecto profesional en ciernes del que nos puedas hablar?
Voy a hacer otra vez teatro, en unos meses, con el Centro Dramático Nacional de nuevo, pero prefiero no decir más hasta que ellos quieran hacerlo. Compaginado con los programas, y los artículos de opinión.

Con un hijo todavía pequeño, ¿te cuesta compaginar tus compromisos laborales y la maternidad y la vida familiar? ¿Qué planes haces con tu hijo cuando el tiempo te lo permite?
Sí, es complejo. Mi vida es diferente a la de la mayoría de las madres. Pero paso mucho tiempo con Leo. Es mi prioridad, y lo voy encajando bien. Lo peor son las giras de teatro. Eso es lo peor.

¿Cuál es tu punto débil en salud? ¿Sueles acudir a la farmacia y pides asesoramiento al farmacéutico cuando tú o los tuyos tenéis algún problema?
Pues suelo estar muy sana, pero quizá mi punto débil es el dolor de lumbares. Casi siempre me duele la espalda en esa zona. Y la voz, siempre debo cuidarme la voz, es mi arma de trabajo, voy al foniatra y estoy muy atenta. Cuando hago teatro llevo una vida completamente monacal.

El pasado mes septiembre, en la Gala de Inauguración del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, estabas espectacular. ¿Cuáles son tus cuidados de belleza? ¿Cómo consigues mantener la línea?
He heredado la genética de mi madre. Mi hermana también. Es una lotería, y es mucho camino ganado. ¡Estoy muy agradecida! No engordo nunca y como muy bien. Me gusta nadar y caminar. Eso es lo que hago normalmente, y me cuido sin obsesiones, la verdad. Lo justo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here