Controlar los niveles de colesterol tras las Navidades

0
922

Los excesos cometidos durante las fiestas de Navidad afectan a nuestra salud y dejan huella, pudiendo conllevar, según los expertos, un aumento del colesterol. Para compensar y reducir el colesterol no es suficiente con comer de forma equilibrada unos días, sino que es importante cuidarse diariamente con una dieta saludable. Una alimentación equilibrada rica en frutas, verduras, lácteos bajos en grasa reductores de colesterol y pescados azules, contribuyen  a controlarlo.

Durante las Fiestas Navideñas cambia la dieta y el estilo de vida habitual. Se cometen excesos notables en la alimentación de forma constante: platos copiosos, dulces ricos en sabor, calorías y grasas. Todo ello conlleva el incremento de los niveles de colesterol, sin que lleguemos a ser conscientes de ello.

El colesterol es un “problema silencioso”, ya que ni se nota ni se siente, pero sí que se acumula y, en exceso, puede llegar a taponar las arterias. Según el Doctor Julián Villacastín, cardiólogo “una persona puede tener el colesterol alto y no darse cuenta. Si además fuma, presenta obesidad y no hace ejercicio, tiene más probabilidades de tener un problema porque viene sin avisar”. “La prevención es la clave de la salud”, concluye el Dr. Villacastín.

Según prestigiosas entidades internacionales, el colesterol es uno de los principales factores causantes de problemas cardiovasculares en los países desarrollados. De hecho, más de la mitad de la población mayor de 35 años tiene el colesterol alto, pero al no presentarse ningún síntoma evidente, este dato se desconoce. Es por este motivo que el colesterol debe controlarse y no permite excesos.

Recupérate después de Navidad

Para revertir los niveles de colesterol elevados a los se puede haber llegado después de los excesos navideños, no basta con una dieta a seguir durante unos días determinados.

Según comenta la nutricionista Berenice Cortés, “para compensar y reducir el colesterol LDL debemos volver a una alimentación equilibrada, rica en fruta, verdura, lácteos bajos en grasa reductores del colesterol, pescados azules, carnes magras, legumbres y frutos secos y mantener un estilo de vida saludable”. “Cuidarse durante un solo día no basta, es necesario cuidarse durante todo el año”, añade la nutricionista.

Asimismo, es aconsejable limitar el consumo de alimentos con un alto contenido en grasas saturadas y colesterol, y volver a la dieta mediterránea, el aliado perfecto. Además de una alimentación sana y equilibrada, para compensar y reducir el colesterol también es importante practicar ejercicio físico de forma regular.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosEn opinión de la experta, “una buena opción para complementar esta dieta saludable son los productos lácteos bajos en grasa y específicamente aquellos que reducen activamente el colesterol”.

Agua mineral natural, tu aliada 
Después de las celebraciones navideñas nuestro organismo necesita volver a una rutina más saludable y recuperar la forma física tras los excesos propios de estas fiestas. Durante las Navidades gran parte de la población ingiere cantidades muy superiores de alimentos y bebidas altamente calóricos a la media general del resto del año. Esta alimentación poco equilibrada viene también asociada, en muchos casos, a una reducción de la actividad física, lo que agrava el riesgo de sobrepeso y de acumulación de sustancias nocivas en nuestro cuerpo.

Recuperar el equilibrio corporal y evitar el riesgo de deshidratación debe ser un objetivo prioritario después de las fiestas para todos aquellos que han olvidado los hábitos saludables durante este periodo. En este sentido, el agua mineral natural es la forma más sana y más sencilla para conseguir mantener al organismo correctamente hidratado y limpio de toxinas.

Jesús Román, Secretario General del Instituto de Investigación Agua y Salud y Presidente del Comité Científico de  la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), afirma que “es muy importante recordar a la población que durante el invierno no deben reducir su ingesta de agua, a pesar de que sientan una menor sensación de sed debido a temperaturas más bajas o a la reducción de la actividad física. Nuestro organismo sigue perdiendo y necesitando agua. Mantener una hidratación correcta ayuda a mantener una buena salud”.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS), como los especialistas en nutrición recomiendan una ingesta de agua de entre 2 y 3 litros diarios, dependiendo de la edad, peso y sexo, ya que ésta es la cantidad de líquido que normalmente perdemos al día y que necesitamos reponer.

Una correcta hidratación regula la temperatura corporal, favorece el transporte de nutrientes, contribuye a la digestión y la eliminación de toxinas, entre otras ventajas para el organismo.
En este sentido, el agua mineral constituye una forma muy natural para reponer la cantidad de agua que nos hace falta, ya que se trata de un producto totalmente puro que aporta minerales esenciales. De hecho, 2 litros de agua mineral natural al día aportan más de 20 minerales y oligoelementos y cubren entre el 5 y el 8 % de las necesidades diarias. Preserva también el buen estado de las articulaciones, de las mucosas y de la piel. En definitiva, una correcta hidratación es imprescindible para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente.

¿Por qué el agua mineral natural es la opción más acertada para hidratarnos?
• Cada agua mineral natural es única y siempre aporta los mismos minerales y el mismo sabor debido a su composición constante.
• El agua mineral natural  ayuda al organismo a eliminar desechos, sin aportar calorías, por eso es ideal para mantener unos hábitos de vida saludables.
• Estas aguas proceden de espacios naturales únicos que están protegidos de toda contaminación.
• El agua mineral natural se envasa tal y como se extrae de la naturaleza. No necesita recibir ningún tratamiento químico ni microbiológico porque su pureza original está garantizada.
• El sector del agua mineral se preocupa por la naturaleza cuidando el entorno de los manantiales y su equilibrio natural.