Gripe A: vuelta al cole en el calendario previsto

0
631

El Gobierno ha ampliado del 40 al 60% de la población la reserva de vacunas contra la gripe A, aunque de momento sólo se vacunará a las embarazadas, los enfermos crónicos, el personal sanitario y el de servicios esenciales, como Fuerzas de Seguridad del Estado, Bomberos y Protección Civil.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha hecho este anuncio en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud, que se ha prolongado durante cuatro horas, y donde ha acordado con los representantes autonómicos el no retrasar el inicio del curs escolar.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

Los niños de hasta 14 años formaban parte hasta ahora de la población susceptible de ser vacunada, pero Jiménez y los consejeros los han excluido, al pactar aplicar este tratamiento sólo a los menores a partir de los seis meses que sufran enfermedades crónicas.

Este criterio se ha adoptado en función de las recomendaciones de la Unión Europea, ya que en un primer momento parecía que había una incidencia alta de la enfermedad en edad pediátrica, pero actualmente se ha constatado que el virus ataca más a los adultos jóvenes.

La ministra ha explicado que las autoridades europeas consideran que no hay las “garantías de seguridad” necesarias con respecto a la nueva vacuna para incluir a los niños en los grupos de riesgo. No obstante, ha hecho hincapié en que, según vaya evolucionando el virus, se podría incluir a los menores junto con otros colectivos.

“Es clara la disposición del Gobierno de ampliar los grupos de riesgo siempre que sea necesario”, ha sentenciado, para agregar que “todo aquel que necesite vacunarse podrá hacerlo”.

Precisamente, el Gobierno ha ampliado la reserva de vacunas en un 20% con el objetivo de atender esta eventual ampliación, para la que, ha comentado Jiménez, no se escatimarán fondos ni por parte del Ejecutivo ni por las Comunidades Autónomas.

De momento, la “primera oleada” de vacunas irá dirigida a entre el 15 ó 20% de la población española, mientras que la venta de antivirales seguirá sin dispensarse de forma directa en las farmacias, salvo que, en un futuro, se produzca un especial repunte de los contagios.

Jiménez espera que, una vez que la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) autorice la dispensación de la vacuna, se pueda aplicar a finales de octubre y principios de noviembre. En cuanto a su venta en el canal privado, ha avanzado que se producirá a partir del mes de diciembre.

La ministra, que se ha reunido hoy con el titular de Educación, Ángel Gabilondo, ha explicado que “no se debe retrasar el inicio del curso escolar”, por no haber razones ni epidemiológicas ni clínicas que lo justifiquen y porque así lo harán el resto de países europeos.

De hecho, ha comentado que cualquier niño puede contagiarse en un parque infantil, en el cine o en centros comerciales. “Se puede coger la gripe en cualquier lugar”, ha reiterado, para subrayar que “en la gran mayoría de los casos la enfermedad cursa de una manera muy leve”.

Tras insistir en el mensaje de “normalidad” y “tranquilidad” que debe reinar en la sociedad, ha abundado en que no es necesario “modificar la vida cotidiana y habitual de los ciudadanos”.

Sanidad repartirá folletos entre los docentes y los alumnos para que extremen las medidas de higiene, evitando que proliferen los contagios, al tiempo que está elaborando un Protocolo Pediátrico, que incluirá a las guarderías, para responder de una manera más precisa al control epidemiológico.

Amplia cohesión interterritorial

La propia ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, agradeció este consenso a los consejeros autonómicos del ramo y reconoció la “lealtad institucional” de todos ellos con independencia del signo político de cada comunidad. De hecho, para visualizar dicho apoyo, ministra y consejeros comparecieron todos juntos ante los periodistas para explicar las decisiones adoptadas.

En este sentido, la consejera andaluza de Sanidad, María Jesús Montero, explicó tras la reunión la “coordinación estrechísima” que ha habido durante la reunión a la hora de decidir no retrasar el curso escolar para evitar contagios por gripe A. “No hay ningún motivo para retrasar el comienzo de las clases, por lo que todas las comunidades van a respetar el calendario que tenían establecido desde verano y así se lo hará saber Trinidad Jiménez mañana al ministro y los consejeros de Educación en la reunión que tendrán en Madrid.

Algunas, no obstante, como Navarra, sí que van a escalonar la incorporación de los escolares “en función de la edad y atendiendo sólo a criterios organizativos”, lo que propiciará en algunas comunidades que los primeros en iniciar las clases serán los alumnos de primaria y, más tarde, los de enseñanza secundaria, explicó Montero.

Del mismo modo, ante cualquier brote o incidencia en el ámbito educativo, las autoridades educativas deberán comunicarlo a las autoridades sanitarias “al igual que hacen con otros brotes como los de meningitis, para valorar de forma individual cada caso en cada colegio, y adoptar las medidas oportunas”.

En cuanto a la vacunación de los menores de 14 años, la consellera catalana de Salut, Marina Geli, advirtió de que “no hay evidencia científica” que recomendara vacunar a todo este grupo de edad y, por ello, sólo se vacunará a aquellos que presenten alguna patología de base previa. “En esto debemos ser estrictos”, advirtió, por lo que “si la comunidad científica dice que no tienen por qué ser vacunados, no se hará”.

No obstante, “si se amplían los grupos de vacunación se podrá pasar de vacunar a un 20 por ciento a un 60 por ciento de la población, ya que habrá dosis para ello”.

Igualmente, informó de que la red de asistencia sanitaria de Cataluña está preparándose para las contingencias que necesiten, ya que en los cuatro meses transcurridos desde comenzó la pandemia se ha podido que “la gravedad es mayor en pacientes con insuficiencia respiratoria aguda” y hay que estar preparados con el personal y material adecuado.

EL PP TAMBIÉN DA SU APOYO

Por su parte, los consejeros de las comunidades gobernadas por el Partido Popular (PP) también han apoyado las medidas aprobadas hoy en el Consejo ofreciendo el apoyo al Ejecutivo Central en esta materia. Así, el consejero de Sanidad valenciano, Manuel Cervera, señaló que a Comunidad Valenciana adelantará la vacunación de la gripe estacional como el resto de comunidades, en su caso, a la última semana de septiembre, “tratando de hacer una vacunación muy intensa y muy compacta para que en mes, o mes y medio, se finalice el proceso y se esté preparado para comenzar la vacunación contra la gripe A”.

En este sentido, el “importante stock” de vacunas del que dispondrá el ministerio, “permitirá ir adaptándonos en las próximas semanas y meses para tener muy claro quiénes serán los grupos de población que vacunaremos después de los grupos de riesgo que ya están completamente definidos”, afirmó Cervera.

Asimismo, señaló que su comunidad dará durante la primera semana del curso “toda la información necesaria a los alumnos”. Para ello Educación y Sanidad estarán en “constante comunicación” para informar a los padres de alumnos y a los profesores “sobre todo lo que es la gripe A, cómo se trata, cómo se previene y lo que hay que hacer en las propias aulas y colegios para evitar el incremento de contagios”, explicó Cervera.

 Por su parte, la consejera de Sanidad de Galicia, Pilar Farjas, dijo al salir de la reunión que “Galicia también anticipará a la ultima semana de septiembre” la vacunación para la gripe estacional, de manera que permita a los gallegos “poder empezar a vacunarse de la gripe A en el mes de noviembre”, según las previsiones de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA, por sus siglas en inglés) y las autoridades sanitarias nacionales.

En esta comunidad, al igual que en el resto de España, “la situación es de una incidencia media con cuadros clínicos leves y un letalidad bajísima, casi diez veces menor a la mortalidad asociada a la gripe estacional”, explicó Farjas. A este respecto, “todos los servicios de salud estamos trabajando en la misma línea, potenciando los sistemas de información a través del teléfono, páginas web o unificando los criterios de protocolos”, añadió.

Castilla y León también adelantará el inicio del calendario de vacunación de la gripe estacional al 24 de septiembre, según señaló su consejero, Francisco Javier Álvarez Guisasola, quien destacó la unanimidad de los acuerdos alcanzados en el seno del Consejo. Además, dijo que la experiencia recopilada hasta la actualidad no indica que sea beneficioso el retrasar el inicio del curso escolar puesto que ello no evita la expansión de la enfermedad.

El conseller de Salud de Baleares, Vicens Thomas, destacó la postura común de las comunidades autónomas con “independencia de su color político”, consistente en proponer que el curso escolar comience “con toda normalidad”, el avanzar el calendario vacunal de la gripe estacional sin modificación de los grupos de riesgos sobre años anteriores y la definición de los grupos de riesgos de la nueva gripe a partir de las evidencias.

Más información en:

Europa Press