Leishmaniasis

0
540

¿Qué es la leishmaniasis?

La leishmaniasis es una enfermedad producida por un parásito protozoo del género Leishmania que se suele transmitir a través de la picadura de un mosquito llamado flebotomo. Puede afectar tanto a animales (perros y otros mamíferos) como a los seres humanos, aunque no es posible el contagio directo entre ellos.

La leishmaniasis humana, que forma parte del grupo de Enfermedades Tropicales Desatendidas, se presenta en tres formas principales: visceral (la forma más grave de la enfermedad), cutánea (la más común) y mucocutánea. Los síntomas pueden ser leves o incluso inexistentes, o bien en algunos casos pueden aparecer accesos de fiebre, pérdida de peso, fatiga o úlceras cutáneas que pueden causar cicatrices o desfiguración grave, así como llagas en la nariz, la boca o la garganta.

¿Cómo se transmite la enfermedad leishmaniasis?

El ser humano contrae la enfermedad a través de la picadura de un insecto llamado flebotomo (también conocido como mosca de la arena), en concreto, de las hembras que han ingerido previamente sangre de un reservorio (en parasitología se llama así al animal capaz de albergar un parásito infeccioso para el hombre). Así, estos insectos si pican a un perro infectado y luego a otro sano o a un humano, pueden transmitir la enfermedad. Se han dado casos de transmisión entre personas por transfusiones sanguíneas, contacto sexual y uso de jeringas, pero son excepcionalmente raros. 

¿Quiénes son principalmente afectados?

A nivel mundial, afecta principalmente a las regiones más pobres del planeta. En Europa, los países afectados son los de la cuenca mediterránea, fundamentalmente las zonas rurales, donde el reservorio principal es el perro y la forma predominante es la visceral. En España la leishmaniosis es una enfermedad que afecta sobre todo a los perros con una baja incidencia en humanos y sólo se registran de 100 a 120 casos anuales. En nuestro entorno la leishmaniosis humana suele ser benigna, pero cuando la persona tiene las defensas muy bajas (pacientes de VIH o tuberculosis), sí hay riesgo de desarrollar formas graves y se asocia a una elevada tasa de recaídas y de mortalidad.

Leishmaniasis canina

En los perros la leishmaniasis es una enfermedad grave que puede ser mortal si se diagnostica tarde o no se trata. Además de la leishmaniasis canina, que en nuestro país constituye un importante problema veterinario, otros mamíferos como conejos, liebres y gatos están adquiriendo protagonismo como reservorios de esta enfermedad.

Tratamientos

Existe una vacuna para perros que permite estimular el sistema inmune pero no es efectiva al cien por cien, por lo que es conveniente adoptar otras medidas: la utilización de repelentes para el mosquito en forma de pipetas o collares antiparasitarios, el tratamiento de perros infectados y el uso de insecticidas en el hogar y alrededores así como evitar las aguas estancadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here