Los adictos a los rayos UVA son más propensos a sufrir ansiedad

0
451
La moda del bronceado a través de las cabinas de rayos UVA está muy implantada entre  los jóvenes y según un estudio publicado en ‘Archives of Dermatology’, muchos de ellos cumplen los criterios establecidos para ser diagnosticados de ‘adictos’. Y no sólo eso. Al parecer, son más propensos a sufrir síntomas de ansiedad y a consumir sustancias como la marihuana.

El estudio, que recoge el diario El Mundo, recoge las preguntas realizadas a un total de 229 estudiantes residentes en Estados Unidos tales como: ‘Cuando te levantas por la mañana, ¿quieres utilizar una cabina de bronceado?’ ‘¿Crees que necesitas dedicar más y más tiempo en estos espacios para mantener un color de piel perfecto?’. Después de completar dos cuestionarios relacionados con sus hábitos en este tipo de espacios, los investigadores observaron que, en total, el 69% de los participantes cumplía los criterios de una persona con adicción.

Como explica José Antonio Molina, experto en adicciones y director del proyecto Psicohealth, las personas con este problema “pierden el control de su voluntad; aun teniendo consecuencias negativas en su vida, continúan repitiendo la conducta; y desarrollan tolerancia, es decir, necesitan más dosis para conseguir los mismos efectos”.

Otra de las características que cumplen es el síndrome de abstinencia. “Cuando dejan de llevar a cabo la conducta adictiva, desarrollan síntomas negativos, de ansiedad y bajo estado anímico”, señala el especialista. Esta podría ser la explicación de otra de las conclusiones de la investigación: “Los individuos que podrían ser diagnosticados como adictos tenían más síntomas de ansiedad”.

Y aún más. Los autores de este trabajo, Catherine Mosher y Sharon Danoff-Burg, afirman que “consumieron más alcohol y marihuana durante el mes anterior que aquellos que no cumplían las características de una persona adicta”.

Ta y como argumenta José Antonio Molina, es cierto que “una persona con una adicción tiene mayor predisposición a sufrir otro cuadro adictivo”. En cualquier caso, añade, hay que  Mujer tumbada en la arena de la playarecordar que, a día de hoy, ésta “aún no está catalogada en los manuales de diagnóstico ni de adicciones, lo que no significa que empecemos a ver casos de este tipo en un tiempo no muy lejano”.

Como señalan los responsables del estudio, realizado de forma conjunta entre Memorial Sloan-Kettering Center y la Universidad de Albany, ambos en Nueva York, “si futuros estudios confirman estas asociaciones, significaría que el tratamiento de un perfil adictivo podría ser un primer paso para reducir el riesgo de cáncer de piel entre quienes se broncean de forma frecuente en las cabinas de rayos UVA”.