Los casos de acoso escolar crecen un 240% en los dos últimos años

0
1851
acoso escolar
acoso escolar

Los casos de acoso escolar casi se duplicaron en 2016 con respecto a 2015 y crecieron un 240% en los dos últimos años, según el II Estudio sobre bullying y ciberbullying desde la perspectiva de los menores afectados, realizado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña. El nuevo informe es parte de la campaña de concienciación contra el acoso escolar puesta en marcha hace un año por ambas entidades y que incluye, además, iniciativas en centros escolares y redes sociales para acabar con esta lacra entre los más jóvenes.

Las conclusiones del estudio se han extraído del análisis de la base de datos de llamadas al Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes y al Teléfono ANAR del Adulto y la Familia, que en 2016 registró 1.207 casos reales de acoso escolar -uno de cada cuatro fueron de ciberacoso-, lo que supone un 87,7% más que en el año previo. “Ha aumentado el número de casos y desgraciadamente también la gravedad de los mismos, siendo más habituales las agresiones físicas fuertes”, ha asegurado Benjamín Ballesteros, director de Programas de la Fundación ANAR. “La sociedad española se ha hecho más consciente de un problema que hasta ahora no tenía la repercusión mediática que tienen otros hechos. Este informe denota que posiblemente estemos asistiendo a un primer paso en la resolución de un problema social: su reconocimiento por parte de todas las partes implicadas en él”, ha señaladoLorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña.

Los datos vuelven a refrendar la magnitud del problema del acoso escolar en España, pero muestran un avance en la denuncia, concienciación, visibilidad y resistencia al problema. Así, las víctimas y los testigos de acoso escolar se rebelan más. De hecho, más de la mitad de las víctimas y de sus compañeros y amigos (51,8% y 51,1%, respectivamente) se enfrentan al agresor, unos porcentajes que en el estudio previo rondaban el 21,2 y el 22,2% de enfrentamientos.

También el acoso escolar ha ganado en visibilidad en el último año y la víctima está “menos sola”. Esto significa que ha crecido el número de personas (adultas o menores, pero distintas al profesor) que conocen la situación de la víctima. Un 95,2% frente al 40,3% del estudio previo. Este mayor conocimiento de la situación del acosado aumenta trascendentalmente en el entorno escolar, donde un mayor número de personas conoce la situación. Así, el grado de conocimiento por parte de directores y jefes de estudio pasa del 3,9 al 74,7%; el de padres y madres del agresor del 5,2 al 20,6% y de otros compañeros, del 5,2 al 15,2%.

Con respecto al conocimiento que los padres y sus profesores de la víctima tienen del acoso el porcentaje varía ligeramente al alza con respecto al informe previo. Un 69,8% de los padres sabe del bullying que padece su hijo/a (62,1% en el primer estudio) y un 89,4% de los profesores (frente al 82,6% de 2015). La controversia persiste en torno al papel que juegan los profesores en la solución del acoso y hay más valoraciones negativas que positivas de su papel por parte de las víctimas, si bien se reduce el porcentaje de descontento desde un 74,2% del informe previo a un 53% en el actual. “El descontento de las familias proviene de la falta de implicación y comunicación de los centros escolares que aún llevando a cabo alguna medida, los padres consideran que son insuficientes”, ha afirmado Benjamín Ballesteros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here